IU denuncia que la UE oculta acuerdos alegales para agilizar deportaciones

La portavoz de IU en el Parlamento Europeo, Marina Albiol.
La portavoz de IU en el Parlamento Europeo, Marina Albiol. / IU Europa

La Comisión Europea “oculta conscientemente” acuerdos alegales, informales o no escritos que contrae con terceros países para acelerar las deportaciones de inmigrantes y refugiados, según asegura Izquierda Unida. La portavoz del partido en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha cargado contra el comisario de Migraciones e Interior, Dimitris Avramopoulus, por, supuestamente, esconder la información sobre estos pactos “alegales” y por asegurar que no dispone de cifras oficiales sobre el número de personas que regresan a sus lugares de origen con el llamado programa de ‘retornos voluntarios’ a pesar de que esta medida ha sido promocionada por la UE como “punta de lanza” de su estrategia migratoria. “No sabemos si incumplen los tratados internacionales porque no sabemos en qué términos están hechos estos acuerdos”, ha explicado la eurodiputada a cuartopoder.es.

Según Albiol, el representante de la propia oficina de Avramopoulos confirmó a la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior “la existencia de acuerdos no escritos con diferentes países”, entre los que se encontraba Mali, “para acelerar deportaciones y, de esta forma, vaciarlas de cualquier tipo de garantía legal”. Por este motivo, la eurodiputada remitió una pregunta parlamentaria a Avramopoulus el pasado mes de febrero y pidió los detalles de este pacto con Malí, así como más información sobre acuerdos similares. La respuesta del comisario fue que no había ningún tipo de acuerdo por escrito con este país, lo que, en opinión de Albiol, no quiere decir que no se esté aplicando un “acuerdo informal”.

El acuerdo formal con Malí “no existe por las masivas protestas” que los acuerdos migratorios con la UE provocaron en este país a finales del año pasado, pero “sabemos que los acuerdos verbales, son cada vez más frecuentes” en los acuerdos bilaterales entre Europa y los países de origen o tránsito de quienes tratan de llegar a Europa, ha asegurado la eurodiputada. “Resulta completamente inaceptable”, ha indicado. La eurodiputada ha acusado a Avramopoulus de “pretender ocultar” a la ciudadanía europea la “verdadera cara” de la política migratoria, “que se aleja cada vez más de cualquier tipo de escrutinio democrático que permita constatar las constantes violaciones de Derechos Humanos”. La eurodiputada ha asegurado que “hay más acuerdos de este tipo”, pero que la CE no facilita la información.

Por otro lado, Albiol también preguntó a Avramopoulus sobre el número de personas que realizaron “retornos voluntarios” en 2016 y a qué países regresaron. En su respuesta, el comisario ha indicado no tener ningún dato oficial sobre este programa de la UE y ha aconsejado a la portavoz que se remita a los datos que recoge “de manera voluntaria” Eurostat. Sin embargo, estos datos hacen referencia al número total de retornos, ya que no se recogen los datos que se relacionan con acuerdos específicos. La eurodiputada considera “increíble” que la Comisión ni si quiera tenga “datos fiables sobre el número de deportaciones”. A su juicio, estos retornos “no son nada voluntarios” y dejan al inmigrante o refugiado sin otra opción que la de regresar a su país. Además, considera que el hecho de que “las autoridades no recojan o no quieran hacer públicos los datos sobre el número de deportaciones demuestra que se hacen de manera poco garantista y lejos de escrutinio judicial”.

Por todo ello, Albiol ha denunciado “el nulo interés” de la Comisión por “los derechos de las y los migrantes y demandantes de asilo”, ya que “se han denunciado numerosas violaciones de derechos fundamentales durante las deportaciones, personas deportadas sin haber podido ejercer su derecho al recurso o incluso personas deportadas a países con los que no tienen vinculación”. Según asegura, lo que realmente preocupa a Avramopoulus es “mantener en la oscuridad unas deportaciones que no respetan ninguno de los derechos de los que la UE se dice defensora”. La CE, sin embargo, sí que ha remitido a IU la información de los acuerdos formales de retorno que mantiene con otros países. En el documento, al que ha tenido acceso este diario, se detallan los pactos escritos con países como Turquía, Pakistán, Rusia, Nigeria o Túnez.

(*) María F. Sánchez es periodista.

Publicidad