Concejales de Ahora Madrid apoyan la ocupación de un edificio municipal

Lucía Gallo *

Imagen de la manifestación convocada con el lema Madrid no se vende en el centro. / Lucía Gallo

Manifestantes de ‘Madrid No Se Vende’ han ocupado este sábado, tras una manifestación convocada en el centro de la ciudad, el edificio número 39 de la Calle del Gobernador, esquina con el Paseo del Prado 30, que, según los ocupantes, es de propiedad municipal. En la manifestación, que ha congregado a varios cientos de personas y que había sido organizada por cerca de una veintena de colectivos vecinales y sociales, han participado los concejales de Ahora Madrid, Pablo Carmona y Rommy Arce, así como los diputados de Podemos en la Asamblea de Madrid Isabel Serra, Jacinto Morano y Raúl Camargo.

Durante la ‘okupación’, los diputados regionales, así como el euroddiputado Miguel Urbán y el diputado José David Carracedo, se mantuvieron en el exterior del edificio, tal y como ha confirmado a cuartopoder.es una de las portavoces de la Gobernadora, Esther. La okupa ha asegurado que los políticos “han venido de motu propio, no representando a un partido”. “Con su presencia, entendemos que apoyan y legitiman la okupación”, ha agregado.

A título individual, el diputado Camargo ha realizado una publicación a través de Facebook donde ha informado de su presencia en la manifestación, así como en la okupación del centro. “Esta mañana hemos estado en la mani convocada por decenas de colectivos que reivindican un Madrid donde se pueda vivir por encima de los intereses de constructoras, entidades financieras o instituciones al servicio de estas como la Comunidad de Madrid. Al finalizar la marcha, se ha entrado en un enorme local abandonado en la calle Gobernador, en pleno centro de Madrid. Este nuevo centro social es una forma de crear institucionalidad alternativa, no controlada por el mercado ni por el estado. Todo mi apoyo a La Gobernadora (así se llama el nuevo CSOA). 10, 100, 1000 centros sociales!”, ha publicado a última hora del sábado.

El colectivo ya ha creado una página web y una cuenta de Twitter llamada @CS_Ingobernable, donde han informado de la celebración de su primera asamblea constituyente. Con esta ocupación, su intención ahora es “llenar el edificio de activismo, asambleas y actividades hechas desde la gente y para la gente”.

Exterior del edificio ocupado en

La elección del número 39 del Gobernador se ha debido, según los portavoces, a que se trata de un “ejemplo claro de la corrupción sistémica que hemos estado sufriendo los ciudadanos de Madrid”. El lugar fue construido para ser sede de una universidad pública. Después, éste se utilizó para albergar el Centro de Salud de Retiro hasta que, según explican en un comunicado desde la Gobernadora,  “de forma sobrevenida, Ana Botella llegó a un acuerdo con un arquitecto millonario amigo de José María Aznar para que hiciera ahí un museo a su capricho y a su mayor gloria”, lo que supuso que el personal sanitario y miles de pacientes pasasen a tener que desplazarse al centro de salud más cercano, a 3,4 kilómetros.

Este sábado, bajo el lema ‘Madrid no se vende. Por una ciudad que merezca la pena ser vivida’, cerca de una veintena de colectivos vecinales y sociales se manifestaron en la capital para reclamar que “Madrid es de todas, que esta ciudad no pertenece a las grandes empresas, ni a la clase política, sino que pertenece a quien la vive, quien la siente y quien la defiende”. Indignados con la “privatización”, “mercantilización” y el “expolio” de la capital, así como con las tramas de corrupción Lezo, Gürtel y Púnica.

“Salimos porque no hay tiempo para el desencanto, ni para complicidades con quienes están vendiendo la ciudad. Nuestras vidas no se venden y Madrid no está en venta”, rezan en la convocatoria, donde estuvieron presentes asociaciones como el Patio Maravillas, la PAH, la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM), Ecologistas en Acción, la Asociación Sin Papeles de Madrid o el Espacio Vecinal de Arganzuela (EVA).

(*) Lucía Gallo es periodista.

Publicidad