Catalá menosprecia al Congreso: «Seguiré como ministro», dice tras ser reprobado

Europa Press (YouTube)

El Pleno del Congreso ha apoyado con los votos de toda la oposición la moción del PSOE para reprobar al ministro de Justicia, Rafael Catalá, y exigir la destitución del fiscal general del Estado, José Manuel Maza, y del fiscal Anticorrupción, Manuel Moix, por sus injerencias en los casos de corrupción que afectan al Partido Popular y que, según el texto, «menoscaban» la confianza de los ciudadanos en el Ministerio Fiscal. La iniciativa no es vinculante para el Ejecutivo, por lo que, tras su reprobación, el propio Catalá ha dicho que cree que tiene la «confianza» del presidente para continuar en su cargo y que, por tanto, seguirá al frente del Ministerio.

«No puede estar ni un minuto más», ha destacado la socialista Isabel Rodríguez, que ha pedido al líder del Ejecutivo que «cese de inmediato» a Catalá, a quien ha acusado de llamar a los corruptos, en alusión al mensaje que envió a Ignacio González, y de formar parte de un plan para proteger a los corruptos del PP.

Publicidad

Desde Ciudadanos, Ignacio Prendes ha defendido la «indudable eficacia política» de la reprobación a Catalá y los fiscales por situar «la credibilidad de las instituciones en un precipicio». Por su parte, Podemos ha extendido sus reproches a PSOE y Ciudadanos por «no sacar al PP del gobierno» y ser «incapaces de asumir responsabilidades políticas más allá de la reprobación».

Esther Capella (ERC) ha dicho que «lejos de dar explicaciones» Catalá «ha puesto en valor la actuación de Maza y Moix». «Esto no puede continuar, el tiempo se les ha agotado», ha agregado. El PNV ha afirmado que «esta tormenta perfecta» obliga al Gobierno a tomar una decisión que genere confianza ciudadana y PDeCAT ha defendido que lleva años alertando de la politización de la Justicia poniendo como ejemplo el debate soberanista catalán.