39º CONGRESO DEL PSOE / Entrevista al economista y excoordinador de la ponencia económica del PSOE

Díez: «No renuncié a defender la ponencia, el equipo de Sánchez cambió a los ponentes»

1
Entrevista a José Carlos Díez
El economista José Carlos Díaz, tras la entrevista con cuartopoder.es. /Carlos Rosillo

José Carlos Díez (Palencia, 1971) se apoda así mismo ‘el economista observador’, pero hace unos meses decidió dejar atrás su papel de espectador y se zambulló activamente en uno de los proyectos más ambiciosos y exigentes de su carrera: coordinar, a petición de la Gestora, la Ponencia que el PSOE debatirá en su 39º Congreso Federal, junto al diputado Eduardo Madina.

Su experiencia en el mundo de la empresa le ha dado una valiosa lección que ha sabido aplicar en política: los proyectos que naufragan son una gran oportunidad para aprender más. A pesar de que el nuevo secretario general presentase hasta 84 enmiendas al citado texto, Díez califica su experiencia como “muy positiva”. Queda con cuartopoder.es en un céntrico hotel para charlar sobre su paso por la política.

Publicidad

—  ¿Qué tal la vuelta a la rutina tras su paso por el PSOE?

— Bien, atendiendo a medios y a toda la información que se ha generado. En mis proyectos personales, retomando cosas que tenía paradas en temas universitarios y académicos.

—  El domingo Ferraz publicó las enmiendas que les ha remitido la militancia y las federaciones. El 40,6 % del bruto de las enmiendas pedían modificaciones a la parte económica de la ponencia, ¿cómo valora estas correcciones de la militancia?

— Es la primera vez que hago esto, pero estábamos preparados para que ocurriera. Me dijeron que era un tema habitual y, de hecho, ya dijimos que era una ponencia abierta a la militancia y a la sociedad, así que lo entendemos como algo normal y no es nada novedoso en este proceso. Ya ha habido enmiendas en otros congresos y ponencias anteriores.

—  Usted mismo ha dicho en alguna ocasión que en el equipo que redactó esa ponencia también había gente de Sánchez.

—  Y de Patxi López y de Susana Díaz. Nosotros no les preguntamos de qué equipo eran. Intentamos que fuera muy diverso, de unidad y que fuera una ponencia de todos y para todos. Y ha funcionado, ya que el nuevo equipo ha podido adaptar la ponencia de su candidatura a la que ya habíamos hecho. La estructura era muy abierta.

—  Si no me equivoco, usted ha colaborado también con Pedro Sánchez en alguna ocasión.

"Pedro Sánchez y yo hemos tenido buena relación"

— No hemos trabajado juntos, pero sí es cierto que hemos tenido buena relación. Él me ha consultado en algunas ocasiones y me ha llamado. Me ha hecho preguntas sobre economía y yo le he atendido siempre.

— ¿Ha hablado con él estos días?

— No, llevamos unos meses sin hablar.

— Y si le llamase dentro de unos meses para trabajar o consultarle algo, ¿estaría usted abierto a colaborar?

— Yo encantado. Que me llame. Igual que lo hago con todas las personas que me consultan, como cuartopoder.es. Yo le daré mi opinión humilde como militante de base.

"Soy un convencido de que la antipolítica está haciendo mucho daño y lo que necesitamos son buenos políticos y buenas políticas"

— Después de todo este proceso ha decidido afiliarse, ¿por qué?

Primero hice un ejercicio de antipuerta giratoria porque me vine al partido sin cobrar nada, sin pedir nada y sin esperar nada. Soy un convencido de que la antipolítica está haciendo mucho daño y lo que necesitamos son buenos políticos y buenas políticas. Lo que me he encontrado dentro del partido, con el que he recorrido toda España, han sido muy buenos políticos haciendo muy buenas políticas. De hecho, me ha gustado tanto el proceso y he aprendido tanto con ellos sobre políticas públicas que he decidido afiliarme al partido.

— Habla de la antipolítica y de los buenos políticos con los que se ha encontrado, ¿por qué eso no llega a la militancia y a la ciudadanía que parecen siempre 'enfadas' con sus líderes?

— La crisis ha sido muy dura y ha dejado muchas cicatrices. Esta depresión ha afectado a la política y a la sociedad… y es lógico. Ahora toca seguir reduciendo la tasa de paro, con buenas políticas del Banco Central Europeo, pero también tenemos que recomponer la parte institucional. El origen de la crisis fue económica, pero ahora pesa más la parte social, que es más complicada de resolver.

— El otro día  me dijo Manuel Escudero en una entrevista que es una pena que usted hubiera renunciado a defender la ponencia porque el Congreso sería una buena plataforma para haber discutido esas propuestas económicas.

"Ellos han decidido cambiar sus ponentes y yo creo que están en su derecho"

—  Yo al Congreso iré igual (ríe). No ha sido una renuncia. Ellos han decidido cambiar a los ponentes y yo creo que están en su derecho. Han ganado las primarias y quieren defender ellos la ponencia, pero si quieren debatir, yo estaré encantado.

—  O sea, que no ha sido una renuncia sino una sugerencia de la nueva Secretaría General.

—  Sí, de hecho mi compromiso era estar en el Congreso y defender la ponencia y yo lo habría mantenido, pero ellos quisieron poner a sus ponentes, lo cual es lógico y están en su derecho.

—  Usted es un economista muy mediático, ¿ha recibido más críticas desde que está en política?

—  De momento, la experiencia ha sido muy positiva. Desde que dije que dejaba la ponencia y que volvía a mi mundo normal solo he tenido agradecimientos. Durante los cuatro meses que pasé redactándola también. Hay gente que me critica, pero es una minoría. Además la mayoría de las opiniones han sido positivas y mi experiencia personal es muy buena. He aprendido algo de lo que no tenía buen conocimiento práctico. Estudias las políticas, pero no conoces a los que las hacen y cómo se hacen y qué efectos tienen y eso me ha venido muy bien. Toda la experiencia personal de toda la gente que me ha contactado ha sido positiva.

Entrevista José Carlos Díez
Otra imagen de José Carlos Díez tras la conversación con Sara Montero. / Carlos Rosillo

— ¿Seguirá vinculado al PSOE?

—  Yo soy un socialdemócrata y el PSOE es un partido socialdemócrata. Coincidimos en valores y en el tipo de sociedad que queremos construir.

— Usted decía en el post de su blog donde anunciaba que no defendería la Ponencia que las enmiendas de Sánchez se centraban demasiado en la austeridad. En una sociedad que ha sufrido tanto el austericidio, ¿usted cree que esto se va a comprender?

— Eso no es una razón. La razón es que el secretario general quiso poner sus ponentes. Lo que yo analizo en el post es que no coincido con algunos posicionamientos que se están haciendo en la ponencia económica. No es cuestión de hablar de austeridad. Yo escribí un libro, que fue un bestseller, así que a mí no me van a explicar los errores de austeridad que se cometieron. Yo los expliqué. En el blog me refiero a que, en este momento, los ingresos por IVA están creciendo un 10 por ciento, la mitad de ellos van a ir a comunidades autónomas en el próximo año y con esos nuevos ingresos se van a aumentar las políticas sociales o las de educación, como ya se está haciendo este año. El debate del PSOE debe ser, junto con sus CCAA y ayuntamientos, cómo se gasta ese dinero de ingresos que ya se está generando para mejorar la vida de las personas: reducir la tasa de paro, mejorar la precariedad y los servicios públicos... Yo creo que ese es el debate que interesa a los ciudadanos. Hay que hablar de lo que pasó en 2010, pero ahora mismo ese no es el interés prioritario, sino el empleo, los salarios y la proyección personal. Hay que centrarse en eso para que la gente vuelva a percibir que el PSOE es un instrumento útil para volver a gobernar, algo que no ha pasado en los últimos años.

— También dice en su blog que le parece que se centraba demasiado en los errores de los anteriores gobiernos del PSOE.

"Hay que analizar el pasado para no volver a repetir errores, pero poco tiempo, porque si miras mucho al retrovisor tienes el riesgo de estrellarte"

— Evidentemente se han cometido errores. Los únicos que conozco que no los han cometido son los que no han gobernado nunca.  El tema es si tú canalizas tus esfuerzos y tu canal de comunicación y tus ideas mirando al futuro o si estás en un proceso de revisión del pasado. Yo creo, personalmente, y es lo que intentamos transmitir en la ponencia, que es más importante para los ciudadanos mirar desde hoy al futuro. Hay que analizar el pasado para no volver a repetir errores, pero poco tiempo, porque si miras mucho al retrovisor tienes el riesgo de estrellarte. Yo creo que es mejor vivir hoy mirando al futuro. Creo que ese es el posicionamiento que debe tener el partido, pero eso ya lo decidirá el secretario general y su Ejecutiva, que tienen ahora el control.

— Hablando de futuro, supongo que habrá visto el programa de Sánchez: banca pública, jornada de 35 horas semanales... ¿qué opinión le merece como economista?

— Veremos en qué queda. Eso es una campaña de primarias y ahora él tiene que decidir una estrategia de partido. En el último año hemos visto muchos cambios y muchas propuestas distintas. Creo que eso no ayuda a que el ciudadano te visualice bien y empiece a percibir qué tipo de proyecto quieres para el país. Hay que debatir mucho sobre el proyecto y una vez lo tienes debatido, posicionarte bien y mantenerlo. Estamos en un país con un 18% de tasa de paro y un exceso de horas extras que han crecido desde 2011 y la mayor parte sin pagar. Así que creo que el debate no son las 35 horas, sino las 40. Primero vamos a intentar que se cumplan y que se paguen o que ese reparto de horas se haga en nuevos empleos. En todas las revoluciones tecnológicas, y solo hay que revisar lo que ha pasado en España y en el mundo desde los años 50 y 60, hay una reducción de horas trabajadas porque hay una mejora de eficiencia y productividad y eso se va a ocurrir. Pero creo que España no está aún en esa discusión.

—  O sea, que la bajada del paro que hemos visto esta semana no le parece que dé para muchos triunfalismos…

"El debate tiene que estar en el tipo de empleo: trabajo de calidad, con salarios dignos y sostenible ambientalmente"

— Ser triunfalista con un 18% de paro es complicado. Hay que valorar positivamente que se cree empleo, pero ahora el debate tiene que estar en el tipo de empleo, que es en lo que nos centrábamos en la ponencia: trabajo de calidad, con salarios dignos y sostenible ambientalmente. Lo que pide la gente es un empleo si no lo tienen, y si lo tienen un mejor salario para tener unas mejores condiciones de vida y mejores servicios públicos. Esa debe ser la prioridad de la clase política en España y de los partidos que quieren obtener una mayoría para gobernar.

Por último, ¿cuál será el final del Banco Popular?

Yo en el blog hice un análisis de escenarios. El Banco Popular rompe el mito de que esto era una crisis de cajas de ahorros y de que era una crisis de políticos, ya que en este organismo no hay políticos, son todo técnicos y empresarios. También ha roto la creencia de que la crisis se había acabado y que el gobierno del PP había gestionado bien todo el rescate de 2012 y el saneamiento bancario. Viendo lo que está sucediendo en el Popular es que algo se ha hecho mal. Lo que me gustaría es que lo explicara el Gobierno, lo triste es que sea un economista privado, que no cobra del Ejecutivo ni los ciudadanos, el que tenga que explicar en un blog lo que está pasando porque el ministro de Economía no da información de lo que ocurre.

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    El economista observador. Yo creo que la transcripción está mal hecha: «Conservador». Esta denominación, le va mas al tertuliano: Economista… Conservador!. Pues tus compañeros han decidido darte puerta. Tú te quedaras asta que pueda ganar Susana. Al tiempo!. Los topos, hacen lo mismo; con una diferencia ellos ( los topos ) llevan milenios haciéndolo, tú en cambio muy poco. Igual, quieres salvar la Socialdemocracia de los Rojos separatistas.. ¡ Tarde para herrero !.

Leave A Reply

Your email address will not be published.