39º CONGRESO DEL PSOE / Apuestan por “un distanciamiento crítico respecto a la socialdemocracia de los últimos tiempos”

Los ‘sanchistas’ cargan contra el viejo PSOE al que acusan de acomodarse al neoliberalismo

5
escudero-lastra-tezanos
Manuel Escudero, José Félix Tezanos y Adriana Lastra han sido los encargados de presentar las enmiendas ante los periodistas. / PSOE (Flickr)

El nuevo secretario general pretende retroceder todo lo que ha hecho el Gobierno del PP en los últimos años, pero también critica al 'viejo PSOE', cuyos “logros están ya agotados como proyecto”. José Félix Tezanos y Manuel Escudero han presentado este jueves en Ferraz el documento de enmiendas a la ponencia política que la Gestora ha confeccionado de cara al 39 Congreso Federal.

“Enmendamos un aspecto que a nosotros nos parece fundamental: el distanciamiento crítico con respecto a lo que ha sido la socialdemocracia en los últimos tiempos”, comenzaba a explicar Escudero sobre el documento que sitúa en 2011 el principio de la debacle electoral del PSOE. Aunque reconoce los logros de los Gobiernos de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero los considera “agotados como proyecto”: “Los años transcurridos desde la crisis de 2008 y la acomodación a las políticas de austeridad impuestas desde el neoliberalismo son la evidencia más palpable de que la mera inercia de una postura socialdemócrata no adaptada al siglo XXI, basada en la simple resistencia, se agota y se limita en sí misma”, argumenta.

Publicidad

Sánchez quiere dar la vuelta al relato que durante toda la campaña han construido los partidarios de Susana Díaz en el que el nuevo secretario general era el principal responsable de la pérdida de votos de las elecciones de 2015 y 2016. En este documento se presenta como el artífice de la resistencia al sorpaso de Podemos: "La espectacular difusión de los movimientos del 15 M, la aparición de Podemos y Ciudadanos y la intensa campaña mediática diseñada por la derecha económica y política para hacer un “sándwich” al PSOE y forzar el “sorpaso” por Podemos, no ha logrado el objetivo de relegar al PSOE".

El equipo de Sánchez sitúa el inicio de la debacle electoral en 2011 y alega que la socialdemocracia europea no ha sido capaz de dar solución a los retos del capitalismo en los últimos años: "Una vez roto el consenso keynesiano, el neoliberalismo −y sus efectos− se extendieron por todo el mundo. En España, sin embargo, durante los gobiernos socialistas, vivimos una etapa de construcción del Estado de Bienestar, al tiempo que en diversos lugares iban penetrando las 4 ideas neoliberales y las respuestas meramente acomodaticias, que pronto llevaron al socialismo democrático español a seguir una estrategia política similar a la del resto de la socialdemocracia europea", advierte.

Podemos : ni amigos ni enemigos

Estas enmiendas, que estos días se discutirán en los llamados 'congresillos', identifican dos enemigos: “El capitalismo neoliberal y el conservadurismo del PP”. Esto deja fuera a Podemos como adversario inmediato. En el documento, mantiene la idea de “alianza social de progreso” que “nos acerque cuanto antes a la sustitución del PP en el Gobierno de España”.

En otra enmienda, sin embargo, reconoce que “reacciones como las que se han materializado en el Movimiento 15-M o en “Occupy Wall St”, en Syriza o en Podemos, han sido posibles básicamente porque el neoliberalismo está causando destrozos humanos”, sin embargo, para los 'sanchistas' “no traen consigo una propuesta solvente, creíble y factible para la acción política rectificadora que ahora se requiere”.

Esta postura corresponde a una estrategia clara de Sánchez: hablará con Podemos siempre que sea el PSOE, y no la formación morada, el que lidere la oposición de izquierdas. En las filas ‘sanchistas’ no se olvidan de que Iglesias tuvo la posibilidad de formar parte de un gobierno alternativo a Rajoy con el secretario general a la cabeza y la rechazó.

Esta actitud también explica que los socialistas no apoyen la moción de censura, aunque ahora tienen que decidir si optarán por la abstención o el ‘no’. Será el secretario general el que negocie esta postura con la Gestora y la dirección del grupo parlamentario en el Congreso.  Compromís también ha pedido a la formación morada que retire la moción a la espera de ver los próximos pasos de los socialistas en este terreno, lo que debilita la posición de Iglesias.

José Luis Ábalos y Adriana Lastra han explicado en las últimas horas por qué no apoyarán a Iglesias aunque compartan el desgaste del PP: "Mariano Rajoy es censurable, pero Pablo Iglesias no es presidenciable".

El modelo de partido

Ante el aplastante resultado de las primarias por el que la militancia respaldó de forma abrumadora las propuestas ‘sanchistas’, el nuevo secretario general ha querido que en la nueva hoja de ruta del PSOE su proyecto político esté muy presente. Para Sánchez es muy importante mantener las propuestas en el modelo organizativo del partido. Por ello, serán obligatorias las consultas a la militancia en cuestiones como la salida de un secretario general. Tendrá que aprobarlo el 51% del Comité Federal y después refrendarlo la militancia. También limita el mandato de las comisiones gestoras: no podrá pasar de 90 días.

En el programa también incluye otras propuestas, como la denuncia de los concordatos de España con la Santa Sede para caminar hacia un estado laico, una Ley de Igualdad Laboral o la transición hacia una plena economía digital.

Armando una oposición dura… desde Ferraz

Buena muestra de la relación tirante que tienen el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y Pedro Sánchez es el hecho de que ni el ‘popular’, ni ninguno de los miembros de su equipo felicitase al nuevo secretario general del PSOE tras la noche electoral.

Con el camino hacia el Congreso Federal despejado, ahora Sánchez comienza hacer movimientos para armar la oposición. El nombramiento de José Luis Ábalos como portavoz adjunto, que el partido estudie una posible abstención a la moción de censura de Podemos o que el Grupo Socialista en el Congreso pidiese ayer que Rajoy compareciese (incluso, con la posibilidad de que lo haga dos veces) en la Comisión investigación sobre presunta financiación ilegal del Partido Popular indican que el “nuevo PSOE” se encamina hacia un trabajo parlamentario poco complaciente con su rival político. Además, pidieron la comisión de más de 50 personas, entre las que se encuentran José María Aznar, María Dolores de Cospedal, Rodrigo Rato, Luis Bárcenas, Esperanza Aguirre, Cristina Cifuentes e Ignacio González.

Aunque no habrá nuevos nombramientos en el grupo parlamentario hasta después del Congreso Federal, sí se espera una reorganización potente. Adriana Lastra y José Luis Ábalos son los favoritos a ocupar la Portavocía y la Secretaría de Organización, aunque aún no se sabe a quién le corresponderá cada cargo. Solo 19 de los 84 diputados apoyaban al madrileño en ese momento. Lo que sí ha confirmado el entorno del secretario general es que hará la oposición desde Ferraz y no intentará ocupar ningún asiento en el Congreso ni en el Senado. El viernes, miembros de su equipo se reunirán con el portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, para perfilar los detalles de Congreso Federal.

5 Comments
  1. Un veí de Carcaixent says

    El trapecista Sánchez continúa con sus juegos de equilibrio político. Ahora, además, sin red. Él y su gente (la que le queda) siguen teniendo un engreimiento insuperable. Quién iba a decirle a Podemos que para poder aguantar a estos residuos socialistas («viejunos» tan agotados como los antiguos proyectos de los que hablan), lo que más necesitaría sería armarse de paciencia a toneladas, frente a una gente miope que entiende la política como un rompecabezas -nunca mejor dicho-, en el que si no encajan las piezas se echa mano del serrucho y santas pascuas. Con lo que igual se construye un Sánchez que se rehace cualquier otro santón de pacotilla, para deambular con mirada perdida por la faz de contradicciones que afloran de su partido (tanto las internas como históricas), para mostrarse, igualmente, incapaces de salir de su embrollo, y cuya última estrategia consiste en subirse encima de Podemos con la esperanza de que si se hunden ellos, se hundan los demás.
    Sin embargo, frente a la crítica que vierten sobre Podemos por ser muy duro con el centrismo y muy blando con la derecha (lo que hoy nace bajo el nombre de teoría del “sándwich”), el maestro ya nos lo dejó claro hace mucho tiempo: “Pero los centristas, igual que la derecha, están a nuestra derecha. Al combatir al centrismo, libramos un doble combate contra la derecha, porque el centrismo no es sino una forma modificada, disfrazada, más engañosa del oportunismo”. Esto debería de haberlo visto ya cualquier progresista en este país.

  2. Fart says

    «En las filas ‘sanchistas’ no se olvidan de que Iglesias tuvo la posibilidad de formar parte de un gobierno alternativo a Rajoy con el secretario general a la cabeza y la rechazó.»
    ¿en que universo se propuso a podemos participar en un gobierno con el PSOE?

    Esta frase no es un entrecomillado de un afiliado al PSOE, sino del articulista, lo cual arruina cualquier expectativa de que fuera mínimamente objetivo.
    Lástima.

    1. Un veí de Carcaixent says

      Ciertamente, la articulista se muestra completamente parcial en esa afirmación. Salvo que fuera ella la que confeccionara «el gobierno alternativo» e incluyera en él a Iglesias, no sé de donde se ha sacado que Iglesias iba a formar parte de ese gobierno. Otra cosa fue la propuesta de Podemos en la que, efectivamente, Iglesias formaba parte con «el secretario general a la cabeza», pero esta «posibilidad» no la «rechazó» Iglesias sino el propio Sánchez.
      Ya no saben que subterfugios emplear para justificar lo injustificable.

  3. Gonzalo Sánchez says

    Ya hemos visto como abandona el neoliberalismo. La única autocrítica es la abstención frente a Rajoy. Ni se habla del artículo 135, ni de la Ley de estabilidad Presupuestaria, ni del TTIP, ni del CETA, ni se pide que Rajoy comparezca en la moción de censura ni de pedir su dimisión -aunque estas dos últimas cosas las prometió Pedro Sánchez en campaña de las primarias- ni se apoya la moción contra Cifuentes… Lo que sí se apoya es a la monarquía junto con PP y C’s para que no conozcamos sus cuentas.

    Yo no me trago el giro de Pedro Sánchez.

  4. florentino del Amo Antolin says

    Articulista Sara: Nuevo, lo que se dice nuevo.. C,S. Como decir que fue Podemos el que abortó la presidencia de Sánchez. Después de oír ha Pedro en la entrevista con Jordi Evole no hay ninguna duda de tal echo. Cada uno puede ser militante u simpatizante de cualquier formación política; pero cuando se está dando una noticia nueva con el soporte antiguo, pues como que no lo traga ni el fakír más hambriento del globo. Espero que hagas caso a los 4 comentarios que me han precedido. Desde lugares transversales de progreso social, se espera a la facción esta del Sánchez.. Para formar parte de la solución. No del problema. Podemos no tiene un Caudillo; si no unos cuantos secretarios, que junto a la Asamblea Ciudadana contrastan lo decidido en Círculos. La parcialidad, nunca equilibra el problema. Lo aumenta, amiga Sara.

Leave A Reply

Your email address will not be published.