MEJORAR LA VISIBILIDAD / El coordinador federal de IU rinde cuentas al cumplir un año en el cargo

Garzón busca "un perfil propio" para IU en una alianza "estancada" con Podemos

MARÍA F. SÁNCHEZ | Publicado: - Actualizado: 25/6/2017 09:59

competencia interna en Unidos Podemos
El coordinador federal de Izquida Unida, Alberto Garzón, en una foto de archivo. / Twitter @iunida

Alberto Garzón ha advertido este sábado la necesidad de su partido de realzar “un perfil propio” para su partido dentro de una alianza con Podemos que, a pesar de haber sido “un buen invento”, se ha estancado y necesita mejorarse. A un año de asumir el liderazgo de la coalición, el coordinador federal de IU ha presentado en la Asamblea Político y Social de este sábado una rendición de cuentas que examina de manera crítica las relaciones con la formación morada y que analiza los problemas de visibilidad de su organización, los defectos de su alianza con Podemos y las dificultades para conquistar a los votantes de izquierdas.

Garzón ha explicado que hay electores “mucho más referenciados” a IU que a sus alianzas y necesitan que en la coalición exista un “reparto más justo” para que el partido y el trabajo de sus diputados pueda hacerse más visible. Esto, según argumenta, repercutiría en beneficio de la coalición de Unidos Podemos, que ha logrado “construir un espacio del cambio al representar al 20% de la población votante”, pero que, sin embargo, no ha conseguido que “los sectores sociales más golpeados por la crisis” terminen de identificarse con la formación.

IU no logra conquistar a la clase trabajadora y esa es una de las preocupaciones fundamentales de la organización. De no llegar a corregirse el problema, la extrema derecha podría encontrar un caldero de votos, tal y como ocurre en otros países de Europa. Para conquistar a los votantes es importante “ampliar la apertura de IU como movimiento político y social”, un elemento que la organización quiere impulsar desde hace tiempo y que se hace desde la “cultura del trabajo” y con el decidido impulso a las “movilizaciones sociales que hay en nuestro país”, según Garzón.

La alianza política “no está en cuestión”, ha insistido Garzón, sino que hay que mejorarla, pero no ha ocultado su decepción. Unidos Podemos se ha convertido en una mera alianza para las instituciones cuando el objetivo era otro: “desplegar la potencialidad de todos los actores sociales y políticos más allá de las instituciones”. Esto para IU es claramente “un problema” y Garzón da a entender que IU seguirá su propio camino para articular ese “movimiento político y social”.

El informe que ha realizado Garzón, basado en las fichas elaboradas por los responsables de Comunicación, Conflictos, Política y el resto de áreas de IU, se ha dado a conocer esta semana a los medios y este sábado ha sido debatido en la Asamblea que ha celebrado el partido En él el coordinador federal de IU ha criticado el “importante grado de competencia interna” que se vive en Unidos Podemos y el criterio que utiliza el grupo parlamentario para repartir iniciativas en base “al número de diputados obtenidos en un injusto sistema electoral”. “Nuestro cupo de iniciativas se reduce al 7% del total, cuando de acuerdo a los votos obtenidos en 2015 el porcentaje debería ser del 24%”, indica.

El coordinador de IU resalta que “debido a los problemas internos de Podemos, hasta febrero la lógica del grupo estuvo marcada por la opacidad y la falta de generosidad” y que esto “perjudicó notablemente los intereses de IU”. La situación ha mejorado desde entonces, manifiesta Garzón, pero “persisten problemas derivados de una difícil coordinación entre sujetos heterogéneos y la existencia de un actor mucho más grande que el resto”.

La falta de visibilidad de IU

Garzón también atiende a un problema que ha resaltado durante las últimas semanas y que tiene que ver con el hecho de que muchas de las medidas o acciones que realiza IU son atribuidas a la formación morada. “Solo aquellas iniciativas de carácter local suelen ser asignadas correctamente a IU, mientras que el resto del trabajo tiende a difuminarse bajo el rótulo de Podemos –ni siquiera Unidos Podemos-”, critica.

De ahí le preocupa que los militantes y votantes no puedan apreciar la gran cantidad de trabajo que realizan los parlamentarios de la coalición, quienes han impulsado la Propuesta de Ley de Eutanasia, han solicitado cerca de 70 comparecencias solicitadas al Gobierno o han defendido a los trabajadores inmersos en conflictos laborales, entre otros ejemplos, a pesar de que sea “notable” su invisibilidad en los medios de comunicación.

En esta línea, Garzón advierte que las diferencias políticas de IU con Podemos “deben visualizarse”. Además, en la construcción de un bloque político y social amplio que es el rumbo que la coalición se marcó en su XI Asamblea Federal, las diferencias no deben ser un obstáculo. “Pensamos que además de existir entre IU y Podemos un espacio de intersección muy amplio –y que justifica la unidad-, también existe un espacio propio de cada organización que debe ser preservado”, explica el coordinador federal de IU.

El varapalo electoral de Unidos Podemos 

El informe resalta que Unidos Podemos ha sido “incapaz” de conquistar al electorado de izquierdas, pese al PSOE ha estado seis meses sin líder tras haberse abstenido en la investidura de Rajoy. Las razones son diversas e incluyen las “diferencias internas” en Podemos, la pérdida de credibilidad tras las elecciones generales de 2015 y su menor visibilidad. El equipo de análisis electoral de IU ha estimado que entre el 60% y el 80% de la pérdida de voto de Unidos Podemos se produjo como consecuencia de la pérdida de apoyo previo de Podemos. “La cuestión es que algo está fallando y tenemos que corregirlo”, asegura Garzón.

Garzón rescata “un castigo electoral que vino en las elecciones generales de 2015, donde el 61% del voto a IU en 2011 se fue a Podemos-ECP-En Marea”. Esto le sirve para subrayar la magnitud del impacto electoral del “fenómeno Podemos” sobre IU, pero también para advertir que las bases de ambas formaciones son idénticas, según los estudios que analizan la cuestión. No obstante, los porcentajes de insatisfacción total con la democracia y de desconfianza en las instituciones son mucho más altos en la formación morada que en la coalición, según las conclusiones de IU, por lo que sacan la conclusión de que los votantes de Podemos son más anti-establishment y anti-mainstream que los suyos.

La falta de visibilidad electoral se atribuye también a que Garzón ocupara un lugar tan retirado en la lista principal por Madrid en favor de los líderes de Podemos, entre otras cuestiones. “Elementos de esa naturaleza no contribuyeron a expresar la pluralidad y riqueza del espacio político de Unidos Podemos, algo que en parte se ha venido repitiendo en los meses posteriores”, vuelve a criticar el coordinador federal de IU.

Otro de los problemas de Unidos Podemos es que no consigue articularse como un espacio político “que vaya más allá del Parlamento”, algo que achacan en parte a que la formación morada ha preferido construir “un partido clásico” que se aleja de la estrategia de IU de construir un movimiento político y social.

El documento destaca el éxito de las candidaturas municipalistas de unidad, alejadas de las tradicionales estructuras de partidos políticos, para las próximas elecciones de 2019, e incide en repetir la experiencia. Aquí, se alude claramente a la candidatura de Íñigo Errejón para optar a liderar la Comunidad de Madrid, un acuerdo alcanzado con Iglesias que aunque no es oficial se ha evidenciado en las últimas semanas. En el informe se lamentan las “filtraciones” o las declaraciones de dirigentes de Podemos que “lanzan globos sonda sobre quiénes deberían ser los representantes públicos de esas candidaturas”, algo que califican de “error” y “retroceso”.

Garzón admite que el “terremo” de Podemos fue como un “mazazo” para IU. La intención de voto de la coalición se desplomó del 8,5% en 2013 al 3,7% un año después y algunas encuestas llegaban a situarla en el 2 por ciento. De ahí que IU decidiera concurrir a las elecciones del 26 de junio en coalición con la formación morada, algo que encontró muchas críticas en algunos sectores internos de la organización.

Concurrir a las elecciones en alianza con Podemos fue una buena idea ya que IU consiguió ocho diputados y dos senadores, según destaca el coordindador federal en su balance. Sin embargo, incide en el papel de autónomo que debe jugar IU para gestionar el espacio político de la izquierda y la propia organización, a pesar de que se vean influidos por los movimientos de otras fuerzas.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend