RUMBO A LA DUI / Éxito en el paro convocado en Catalunya por sindicatos, organizaciones sociales y partidos soberanistas

Catalunya en pie contra la violencia policial

3
MILES DE ESTUDIANTES RECORREN EL CENTRO DE BARCELONA CON MOTIVO DEL PARO
Miles de estudiantes ante la Jefatura Superior de la Policía, custodiada por los Mossos, en protesta por la actuación policial durante domingo. / Juan Carlos Cárdenas (Efe)

BARCELONA.- Convocatorias multitudinarias por toda Catalunya en una jornada de "paro de país" para unos y huelga general para otros, de carácter histórico. Algunos hablan de la huelga más seguida de la historia de Catalunya. Condena multitudinaria a la represión que se vivió en la jornada del pasado domingo en el referéndum unilateral convocado por el Govern: unos 900 votantes y manifestantes heridos por las cargas policiales.

El Gobierno, como si de un partido de fútbol se tratara, contraatacó, poniendo sobre la mesa la cifra de más de 400 agentes heridos por rasguños, arañazos o mordiscos. Barcelona, ayer, volvió a ser un caos. Decenas de miles de manifestantes partieron, de buena mañana desde los barrios, hileras de personas bajaban desde las laderas de las montañas concentrándose en el centro de la capital catalana, que estuvo impracticable durante todo el día. Las principales arterias de la ciudad fueron cortadas durante buena parte de la mañana.

Publicidad

Concentraciones simultáneas se desarrollaron durante la mañana en un tono pacífico en la capital catalana. Las más tensas, en las sedes del PP y Ciudadanos barcelonesas, y en la Delegación del Gobierno. Aquí, los bomberos, que se han convertido en un nuevo símbolo de resistencia popular, protestaron dando la espalda a la institución española. El Parlament también fue destino de miles de manifestantes por la mañana que se congregaron en sus aledaños, el parque de la Ciudadela.

Mientras una multitud se movilizaba por toda Catalunya, los principales telediarios nacionales abrían con algunas concentraciones contra los cuerpos de seguridad españoles en las puertas de los hoteles donde se alojan en municipios catalanes. Concentraciones que muestran que el clima social en Catalunya aumenta su temperatura por momentos. "Fora les forçes d'ocupació (Fuera las fuerzas de ocupación)", cantaban ante los dormitorios de los agentes. En algún caso los policías respondían con una contramanifestación. En medio, los Mossos. El policía nacional y el guardia civil se ha convertido, en el imaginario colectivo catalán, en el enemigo violento del pueblo desde el domingo.

También surgieron algunas movilizaciones de apoyo a los agentes. La Fiscalía investiga posibles delitos de odio contra los agentes por su expulsión de algunos establecimientos hoteleros. Fuentes policiales aseguran que la alcaldesa de Calella, del PDeCAT, ha informado a los directores de los hoteles de que si no echaba a los agentes paralizaría licencias pendientes por un periodo de cinco años. Una situación similar se registró en varios hoteles de Pineda. Más allá de estos incidentes, hasta el momento aislados, el paro masivo se desarrolló en tono reivindicativo, pero festivo y sin importantes incidentes, en toda Catalunya.

Según informaba La Vanguardia, la consellera de Treball, Dolors Bassa, facilitó datos. El consumo energético se redujo un 11,5% respecto a un día normal. El seguimiento en el sector sanitario fue de un 75%; en el sector educativo también fue de alrededor del 75%; en la administración pública, “casi el 100 %” de los empleados de servicios centrales de los departamentos de la Generalitat pararon. Según Pimec, organización que representa a la micro, pequeña y mediana empresa de Catalunya, un 54% de las pymes catalanas cesaron su actividad durante todo este martes, un 31% hizo paros puntuales y el 15% restante mantuvo su actividad.

Según informaba la empresa de transportes metropolitanos de Barcelona, el metro funciona como un día de huelga general, en torno al 40% de los servicios y los autobuses sobre el 30%. Los estibadores del Puerto de Barcelona y del Puerto de Tarragona secundaron al 100% la huelga general. A las 17 horas iniciaron una marcha por las Ramblas de Barcelona en el que fueron muy aclamados por la población que estaba por las calles. Otros héroes populares los estibadores que se niegan a facilitar la logística de abastecimiento de los cruceros que alojan a los agentes en los principales puertos catalanes.

vaga2
Los bomberos hacen un cordón entre la sede del PP en Barcelona y centenares de manifestantes. / EFE

La Generalitat puso facilidades a los huelguistas en esta ocasión, como no descontarles el día del salario mensual a los trabajadores públicos. La primera vez que un hecho de estas características sucede en el mundo occidental. Algunas empresas se sumaron a la iniciativa de la Generalitat y tampoco descontarán el paro del sueldo de sus empleados. Los servicios mínimos marcados por la Generalitat fueron, también, menores que en otras convocatorias de huelga.

Muchas carreteras catalanas fueron cortadas por la mañana. Unas 25 protestas pararon el tráfico en la AP-7 y la A-2 en varios tramos, así como en otras carreteras nacionales y secundarias. Imágenes pintorescas de mesas en medio de la autovía donde se juegan partidas de ajedrez recorrían las redes sociales. Y por la tarde, continuaron las protestas. En Barcelona, movilización masiva en la Plaça Universitat a partir de las 18 horas. 700.000 personas salieron a las calles barcelonesas, según la Guardia Urbana. Para algunos sindicalistas fue la huelga con más seguimiento de la historia.

También por la tarde, sindicatos alternativos como la GGT, IAC o CO.BAS y colectivos sociales como Las Kellys, el Sindicato de Manteros, colectivos LGTBI, el sindicato de inquilinos, estudiantes o colectivos feministas y asociaciones de prostitutas convocaron otra manifestación contra la represión desde Jardinets de Gràcia hasta la Plaça de Catalunya, también multitudinaria. En esta protesta, pidieron que en todo el proceso independentista no se dejaran de lado las reclamaciones de los colectivos más desfavorecidos socialmente. Que la lucha por los derechos nacionales de Catalunya no se deje atrás la lucha por los derechos sociales.

"Recordamos que el recorte de libertades actual es consecuencia lógica de la deriva nunca parada del Régimen del 78, que aflora hoy con el derecho a decidir sobre la independencia de Catalunya, pero que ya se ha hecho evidente antes en múltiples ocasiones (Ley Mordaza, Ley de Extranjería, reforma del Código Penal y laboral, etcétera)", decía el manifiesto de colectivos feministas. "Mujeres, lesbianas, trans, gitanas, migradas, disfuncionales diversas, precarias, exigimos el derecho a decidirlo todo, todo aquello que afecte a nuestras vidas y a nuestros cuerpos, a nuestros territorios y a nuestro día a día", proseguía el llamamiento.

Las movilizaciones fueron masivas también en las otras capitales catalanas, así como en muchas otras localidades. 70.000 personas salieron a las calles de Girona, a las que se unió una marcha de tractores por el centro de una ciudad que tiene menos de 100.000 habitantes. 45.000 tomaron las calles de Lleida y 30.000 en Tarragona. En ambas ciudades, con alcaldías del PSC, gran parte de las protestas fueron contra el propio consistorio, ya que no facilitaron la participación en el referéndum el pasado domingo.

Catalunya se desbordó ayer. La gente condenó masivamente la violencia policial del domingo. En las calles, algunos con banderas españolas se sumaban a la condena de la represión. Los estudiantes llamaban a acampar en la Gran Vía de Barcelona, pero las entidades independentistas y los bomberos llamaron a desmovilizar esta protesta. La calle rugió con fuerza y los diseñadores del procés temen que se les vaya de las manos en el último momento.

A las 21h00 las televisiones emitían la alocución de Felipe VI. Un discurso contundente contra el independentismo. En Catalunya se vivió como una bronca del monarca. Pero una gran parte de los catalanes ya ha desconectado de España. Cuando el monarca hablaba, espontáneamente muchos vecinos salieron a las ventanas cacerola en mano. En el barrio de Gràcia, la cacerolada de ayer, que se adelantó una hora para hacerla coincidir con el mensaje del Rey, fue ensordecedora.

3 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Sato, un democráta, es un democrata; y una arenga cuartelera, siendo Rey… ¡ Pues puede ser una amenaza a los subditos reclutas !. Por ahí tendrá los sables de 1714… ¡ Seguro !. Los Borbones, son muy tradicionalistas. Desmpolva los sables, junto con el elefante blanco… Y ¡ Santiago… Cierra España !. Ya lo dijo su padre, no cro que dure tanto como yo. Anda, que su » yayo » por Estoril durante bastantes años; los demás matando la Constitución Repúblicana, y de paso cualquiera que tuviese una idea de progreso social. Las cunetas, braman Sato; piden justicia y reconocimiento, pues la idea de los tradicionalistas fué la que les dió el tiro de gracia. Señor, Felipe… ¡ En mi nombre, no !. ¡ Gora Errepublika !.

    1. illetrat says

      1714 es una marca de brandy?

Leave A Reply

Your email address will not be published.