Rajoy ocultó a Ciudadanos el recurso ante el TC contra la investidura de Puigdemont

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe en La Moncloa al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, recibe en La Moncloa al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. / Diego Crespo (Moncloa-Flickr)

A cinco días de la celebración del Pleno de Investidura, el Gobierno movía ayer ficha, para impedir la investidura de Carles Puigdemont. La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, era la encargada de anunciar la presentación de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la investidura de Puigdemont, por considerar que el exmolt honorable "carece de libertad deambulatoria" y, por tanto, su estatus jurídico es incompatible con su comparecencia personal en la Cámara catalana. De esta manera, el Ejecutivo cambia su estrategia de recurrir solamente hechos jurídicos e inicia una nueva etapa de actuaciones preventivas. Una decisión que compartía previamente con el PSOE y el PP, pero que no comunicó a los otros "compañeros de viaje" del constitucionalismo: Ciudadanos.

De hecho, según pudo constatar cuartopoder.es, minutos antes del anuncio de la vicepresidenta, dirigentes de Ciudadanos alertaban contra la inacción del Gobierno ante la proximidad del Pleno de Investidura y confesaban su temor a que esa "falta de iniciativa" permitiese la celebración de un acto de investidura de Puigdemont que, pese a ser posteriormente anulado, se convirtiese, "como tantas otras actuaciones" en un símbolo para el mundo independentista, ávido de proclamar el bloqueo del Estado Español de la voluntad mayoritaria del Parlament de Cataluña, elegido democráticamente y bajo la vigencia del artículo 155 de la Costitución.

Publicidad

«El PSOE mantendrá su apoyo al PP en esta nueva ofensiva. Y, curiosamente, también lo hará Ciudadanos»

Queda claro, por tanto, que Mariano Rajoy no confía en C's y ha decidido no compartir con ellos sus decisiones estratégicas, aunque, por otra parte, la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, entre otras cuestiones, sigue pasando por el apoyo ciudadano a los mismos. Los populares, como ya avanzó cuartopoder.es, se sienten "traicionados" por la formación que lidera Albert Rivera y aseguran que, desde la formación naranja, utilizaron información confidencial y privilegiada sobre la aplicación del Artículo 155 de forma partidista y exigieron la aplicación del mismo al gobierno, para dar la imagen de que ellos fueron los que arrastraron al Ejecutivo a aplicarlo finalmente.

En todo caso, el Ejecutivo solicitaba también ayer un informe al Consejo de Estado sobre ese recurso ante el TC y sus argumentos y este organismo le respondía que no veía motivos para impugnar esa investidura. Una respuesta que, según se apresuraron a asegurar fuentes del Palacio de la Moncloa, no va a cambiar la decisión del Gobierno, puesto que “el informe no tiene carácter vinculante”. Asimismo, fuentes del PSOE aseguraron que mantendrán su apoyo al PP en esta nueva ofensiva. También lo hará C's a pesar de haber quedado al margen de las confidencias de Rajoy y su equipo
.