Sánchez tacha a Torra de “racista”, le compara con Vox y le enmarca en la ultraderecha europea

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha subido el tono en sus reproches contra el nuevo president de la Generalitat, Quim Torra, al que ha calificado de “racista” en varias ocasiones durante la  rueda de prensa este lunes en Ferraz. Además de cambiar el Código Penal y de modificar el acatamiento de los altos cargos públicos a jurar la Constitución, Sánchez propone también usar la Ley de Igualdad de Trato y No Discriminación, que los socialistas impulsaron hace unas semanas, para sancionar a los cargos públicos que planteen “fórmulas de discriminación” a sus ciudadanos.

Desde que Torra cogió las riendas de la Generalitat, el PSOE ha ido subiendo el tono de su discurso hasta aprobar en la Ejecutiva de este lunes una ‘Declaración política a favor de la igual dignidad, contra la xenofobia y el supremacismo’. El documento advierte de un “cambio o desenmascaramiento de los llamados independentistas de carácter supremacista“. Durante su intervención, Sánchez ha enmarcado a Torra en la “ola creciente de xenofobia, racismo y supremacismo” en la Unión Europea en los años poscrisis, después de que hace unos días le comparara con Le Pen: “Los análisis políticos decían que no había surgido una extrema derecha en España con representación importante en nuestro país. Eso ya lo tenemos, el señor Torra no es más que un racista al frente de la presidencia de la Generalitat de Cataluña“. De hecho, también cree que sus declaraciones y escritos son tan ultraconservadores como los del partido de ultraderecha VOX. 

Publicidad

La modificación del Código Penal, la regulación de la fórmula de acatamiento y la Ley de Igualdad de Trato son las tres herramientas de la estrategia política del PSOE. En esta última, plantea sanciones sobre hechos, no solo sobre declaraciones.

Sobre la extensión del 155 en el tiempo, Sánchez ha declarado que “quien prolonga el 155 es Torra” y que “ante el no gobierno, el Estado garantiza la gobernabilidad”. El líder socialista también ha apelado a la unidad. Por ello, ha pedido a Unidos Podemos y Ciudadanos que “asuman su condición de partido de Estado”. Ha vuelto a insistir en la “aznarización” de Albert Rivera y en pedirle a Podemos que rectifique apoyo al “derecho de autodeterminación de Cataluña”.