El Gobierno sobre la posible expulsión de los migrantes del Aquarius: “Nada es descartable”

0

Los derechos de los migrantes han marcado algunas de las medidas del segundo Consejo de Ministros del Gobierno de Pedro Sánchez. El Ejecutivo ha anunciado un nuevo real decreto para recuperar la universalidad de la sanidad pública, ha confirmado que el Gobierno acabará con las concertinas en la frontera y ha detallado que el barco Aquarius, con 629 personas a bordo, llegará a puerto el domingo. Sobre su situación más allá del lunes, la ministra portavoz, Isabel Celaá, ha dicho que “no hay nada descartable”, ya que se seguirán los procedimientos legales habituales. También ha hecho otros anuncios, como la presentación de un Plan estatal de vivienda, heredado del anterior Ejecutivo, o la elaboración de un Plan integral para el Campo de Gibraltar. Sobre el ministro de Agricultura, Luis Planas, el Gobierno mantiene su confianza en él, después de que la Fiscalía rechazara su imputación por el robo de agua en el caso Matalagrana.

Publicidad

Sánchez cumple otro de sus compromisos: devolverle la universalidad a la sanidad pública. La ministra portavoz ha anunciado que en seis semanas el Gobierno aprobará un real decreto que suprimiría el 16/2012, implantado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Además ha confirmado que el Ejecutivo ha encargado un informe para buscar otros métodos diferentes a las concertinas que garanticen la seguridad en Ceuta y Melilla sin medios “cruentos”: “Se puede tener seguridad en frontera sin herir a las personas”, ha declarado la portavoz.

Sobre la situación de los pasajeros del ‘Aquarius’, ha dado algunos detalles más. Esperan que llegue a Valencia durante la mañana del domingo. El primer visado médico será en el barco y “se hará un estudio de cada caso de forma individual”, con especial atención a menores y mujeres embarazadas. Tras las labores de coordinación con ocho ministerios, que ha llevado a cabo la vicepresidenta Carmen Calvo en los últimos días, será Fomento el que capitanee el operativo. Han querido dar un toque a la Unión Europea y recordar que este caso es un “aldabonazo para que Europa tome cartas”.

Sin embargo, preguntada por si se descarta la expulsión de estos migrantes, la portavoz ha aclarado que “somos frontera europea” y más allá de la prestación se auxilio seguirán “todo el protocolo restante” por los cauces habituales. Por tanto, “nada es descartable”: “Todo el mundo conocerá si tiene estatuto de refugiado, si es un inmigrante económico o si tiene delitos que le hacen acreedor de ser expulsado".

Leave A Reply

Your email address will not be published.