Pedro Sánchez abre las ventanas de Moncloa: presos, franquismo y una tradición rota

2

La escenografía estaba cuidadosamente preparada. Moncloa ha cambiado. El nuevo presidente, Pedro Sánchez, da fe de ello: concede su primera entrevista con el palacio gubernamental como escenario. Está claro: él es el presidente y ha abierto todas las ventanas del Gobierno para que se ventile. Tras 17 días sin conceder una rueda de prensa, los periodistas Ana Blanco y Sergio Martín han podido preguntarle por todos los asuntos de actualidad: Cataluña, la fecha de la convocatoria electoral o la dimisión del ministro de Cultura Máxim Huerta, consiguiendo un buen puñado de titulares.

Solo habían pasado unos minutos cuando Pedro Sánchez dio el primer titular: "Aspiro a convocar elecciones en el año 2020, a agotar la legislatura". El presidente del Gobierno va poniendo plazos a la secuencia que prometió ante el Congreso: moción, estabilidad y elecciones. La estabilidad engloba un periodo más amplio del esperado para lograr la normalidad institucional. Quiere "gobernar con el Congreso y no contra él" y hacerlo también "de la mano de ayuntamientos y comunidades autónomas". 

En ese camino hacia la normalidad, se reunirá con los presidentes de las comunidades autónomas. Pondrá fecha en los próximos días a la cita con el lehendakari Iñigo Urkullu, con el president catalán Quim Torra, el gallego Alberto Núñez Feijóo y la andaluza Susana Díaz. Además, ya ha confirmado que también se verá con el president en los Juegos del Mediterráneo de Tarragona y que pretende activar la comisión  bilateral Estado-Generalitat que quedó aparcada en 2011. Otro paso en la política de distensión hacia Barcelona: ve "razonable" que Instituciones Penitenciarias acerque a los políticos presos a Cataluña para que sus familiares no tengan que viajar cientos de kilómetros para verles. Respecto a los presos de ETA, una vez disuelta la banda, "es evidente que hay que abordar una política penitenciaria distinta". 

Publicidad

Sánchez también ha roto la tradición que marca que el primer viaje de los presidentes españoles sea a Marruecos. En este caso, verá antes al francés Emmanuel Macron. No será un guiño más que hable de la vocación europeísta de su Gobierno, sino que lo vincula a la rapidez de los acontecimientos. Aún así, aclara, "la primera llamada que hice como presidente fue al primer ministro marroquí".

Durante la entrevista, no ha esquivado ningún tema. El socialista también ha confesado que si hubiera conocido la situación del exministro de Cultura Màxim Huerta con Hacienda "probablemente no" le hubiera nombrado. Y una última confirmación: sacará los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos: "España no se puede permitir como democracia consolidada símbolos que separen españoles". Nuevos aires se cuelan por esas ventanas abiertas y recorren Moncloa. El tiempo dirá si acaban convirtiendo en tempestades.

2 Comments
  1. ana nimo says

    ¿y cuantas toneladas de cal viva necesita Sanchez para eliminar su historia de terror¿

  2. ninja45 says

    Desde todos los medios de comunicación estatales la campaña de intoxicación sigue viento en popa y a toda vela. «Sr. Sanchez, le pido y exijo que quite sus sucias manos de las instituciones catalanas». El infame Rajoy, la cortita Sor Aya y su banda de palurdos cometieron en Cataluña el mayor crimen desde la época de Franco. El Estado de Derecho no quiso impedir el referéndum, fué el Estado de Desecho formado por el Partido Podrido, sus
    Socioslistos, C’s. Fachas, la Fiscalía que «afina» en manos de la extrema derecha de Vox, la Injusticia Española que come de la mano de los corruptos y el Tribunal Inconstitucional que vive anclado en la época de Franco, los que decidieron impedirlo a toda costa, pues saben que peligran sus poltronas. Cospedal dijo: «En Cataluña haremos todo lo que haga falta hacer para preservar la legalidad y la democracia». La «legalidad» y la «democracia» de
    los corruptos?. En directo o en diferido?. Esta gentuza están totalmente inhabilitados y desprestigiados para decir a los catalanes lo que pueden o no hacer. Dejen de prohibir tanto, pues no nos alcanza a desobedecer todo. Ya estamos hartos de las élites extractivas españolas, (o sea los corruptos y sus palmeros) que nos empobrecen cada día más, mientras a ellos les salen
    los billetes por las orejas. Dicen que queremos romper la Constitución. No, queremos romper con los corruptos. Estos fascistas hablaban de minorías, cuando mas del 80% de catalanes queríamos votar. Nunca quisieron pactar y a pesar del cambio de Gobierno, siguen imponiendo su criterio a la fuerza y con total desmesura. Menos mal que el Partido Podrido esta en «liquidació».
    Si me pegan, me divorcio. Vaga general !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.