El Madrid de los “ultrarricos”: CCOO denuncia que se les “perdona” 266 millones de euros al año en impuestos

  • "En esta Comunidad hay 376 'ultrarricos', con una fortuna de más de 30 millones de euros a los que se les perdona 266 millones de euros todos los años", argumenta el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) en Madrid, Jaime Cedrún.
  • "El problema que tiene esta Comunidad es que hemos regalado más de 700 millones a 1.800 ricos con el impuesto de sucesiones".

El debate sobre los impuestos es uno de los más complejos y de los más definitorios: la manera de distribuir la recaudación pública es una forma de medir las prioridades del Gobierno. Ante la cercanía del Debate del Estado de la Región, que se celebrará el jueves y el viernes, el secretario general de Comisiones Obreras (CCOO) en Madrid, Jaime Cedrún, ha querido subrayar en un encuentro con la prensa la brecha social que continúa abriéndose en Madrid. 

La desigualdad que se produce dentro de una de las regiones más ricas de España sigue preocupando a Comisiones Obreras. Aunque la Comunidad de Madrid crece a un ritmo interanual 3,9 % de su PIB, no está sirviendo para cubrir las necesidades de los madrileños ni para revertir los recortes. Desde el departamento económico del sindicato remiten al indicador AROPE (Estrategia Europa 2020) que apunta a que la tasa de pobreza y exclusión social en la Comunidad de Madrid es de más del 20%. Cedrún la desigualdad entre ciudadanos a dos pilares básicos: no se incrementan los salarios y el sector público no recauda bien.

Para ejemplificar esta desigualdad ha tirado de cifras que le ha preparado su departamento técnico basándose en los datos fiscales que van desde 2010 y 2015.  “En esta Comunidad hay 376 ‘ultrarricos’, con una fortuna de más de 30 millones de euros a los que se les perdona 266 millones de euros todos los años”, argumentaba el sindicalista para defender que con ese dinero se podría extenderse la educación gratuita de 0 a 3 años. Mientras, hay 750.000 trabajadores por debajo de los 1.000 euros.

Si la excusa para no invertir más en Sanidad y Educación es el estado de las arcas públicas, Cedrún apela al impuesto de sucesiones y donaciones que está bonificado desde 2006 por la Comunidad de Madrid. “El problema que tiene esta Comunidad es que hemos regalado más de 700 millones a 1.800 ricos con el impuesto de sucesiones”. Las ventajas fiscales en este impuesto podrían ser la causa de que, por ejemplo, la Duquesa de Alba tuviera su domicilio fiscal en la capital y no en Sevilla. El sindicalista también ha denunciado que los madrileños están “regalando otros 750 millones de euros con la no recaudación del impuesto de patrimonio”, que es estatal pero las comunidades pueden bonificarlo, como ha hecho la Comunidad de Madrid.

Esta manera de recaudar lleva, a su juicio, a que los recortes en Sanidad o Educación no se reviertan, pero también avisa de otros servicios públicos que siguen sin funcionar correctamente y que afectan de lleno a los trabajadores, como los retrasos del Cercanías. Según su diagnóstico, la mezcla del mal funcionamiento de los transportes y la subida de los alquileres está haciendo que los ciudadanos sean expulsados desde el centro a la periferia y tengan que soportar también trabas en la manera de llegar a su  trabajo. Por eso, también ha pedido que tanto la Comunidad como el Ayuntamiento hagan una reflexión profunda sobre las restricciones a los vehículos y que se haga una “transición justa” para acabar con la contaminación.

Además, Cedrún ha querido señalar que se aproxima una “burbuja del alquiler”, mientras se han perdido en los “últimos diez años más de dos puntos en el PIB regional de la industria”. Por ello, piden un plan de industria para la región y que el Gobierno haga frente “a los procesos especulativos”.

Publicidad