Sesenta ciudades de País Vasco y Navarra se movilizan en apoyo por el juicio al 1-O

Bilbao, Pamplona, San Sebastián o Hernani han sido algunas de las localidades donde la ciudadanía ha salido a la calle para mostrar su apoyo a los políticos y representantes del independentismo catalán juzgados hoy en el Tribunal Supremo. Bajo el lema “Konponbidea, democracia y llibertat” (Solución, democracia y libertad, en euskera, castellano y catalán), Gure Esku Dago ha logrado reunir a varios cientos de personas en sesenta localidades del País Vasco y Navarra.

En la manifestación convocada por Gure Esku Dago en varias ciudades del País Vasco y Navarra han querido mostrar su rechazo al proceso judicial abierto contra los líderes del procés y consideran que “va a vulnerar los derechos fundamentales de los enjuiciados, lo cual significa que están en juego los derechos civiles y políticos de todas las personas”.

“Es un juicio en contra del derecho a decidir, que pretende negar el derecho a la autodeterminación de los pueblos”, han afirmado en el comunicado leído en la capital navarra. “Lo que está en juego no es solo la libertad de los líderes catalanes hoy presos, están en juego también los derechos de todas las personas. Es el momento de salir a la calle. Es el momento de la solución, la democracia y la libertad”, han destacado en la lectura del manifiesto.

Publicidad

La salida a las calles llega horas después del lanzamiento de un comunicado impulsado por esta organización en el que exigen una solución política para Cataluña. El comunicado está apoyado por 70 personalidades de la cultura, el deporte y la política vasca y navarra, entre ellas los cantantes Fermín Muguruza (Kortatu), Gorka Urbizu (Berri Txarrak) o Evaristo Páramos (La Polla Records) y políticas como la socialista Gemma Zabaleta o las actrices Mireia Gabilondo e Itziar Ituño.

Manifestación de Gure Esku Dago en Pamplona / Gure Esku Dago
Manifestación de Gure Esku Dago en Pamplona / Gure Esku Dago

En el texto piden “poner fin a todas las causas relacionadas con la celebración del referéndum el 1 de octubre de 2017”, además de pedir la puesta en libertad inmediata de Jordi Cuixart, Oriol Junqueras, Jordi Sánchez, Carme Forcadell, Jordi Turull, Raul Romeva, Dolors Bassa, Josep Rull y Joaquim Forn, juzgados en un proceso que la organización Gure Esku Dago considera “injusto”.

“En democracia, votar no puede ser delito, sino solución. En democracia, no se puede juzgar la democracia”, prosiguen. Por último, hacen un llamamiento al “diálogo y la negociación, para que sea posible una solución política basada en el respeto a la voluntad de la ciudadanía y a los valores democráticos”.