Más Madrid seduce al votante centrista de Ciudadanos para cerrar la campaña

  • Varios centenares de personas abarrotan la Plaza Roja de Vallekas en el cierre de campaña de Más Madrid

Cierre de campaña de Más Madrid en Vallekas. La Plaza Roja del popular barrio repleta de cientos de personas que han querido acompañar a Manuela Carmena e Íñigo Errejón durante las últimas horas de la campaña. Buenas vibraciones entre los equipos de las candidaturas municipal y autonómica, que esperan revalidar el Ayuntamiento y empujar hacia un gobierno de izquierdas en la Comunidad.

Las encuestas señalan que ambas opciones son posibles. Carmena encabeza los sondeos de la capital y espera sumar con el PSOE de Pepu Hernández y, si llegara al 5%, Madrid En Pie, de Carlos Sánchez Mato. En el ámbito regional, Ángel Gabilondo podría sumar con un Más Madrid al alza y Unidas Podemos, cuya cabeza de cartel es Isa Serra. La derecha podría perder su fortín de la Puerta del Sol tras 24 años gobiernos marcados por sucesiones de casos de corrupción.

Por esto, la actriz Marisa Paredes se ha reivindicado como fumadora en el escenario y ha depositado la colilla en una de las ya famosas bolsitas de plástico que pretenden evitar ensuciar los suelos madrileños de sobras tabaqueras. El candidato a diputado en la Asamblea de Entrevías, Emilio Delgado, se ha lanzado con un rap y, entre chiste y chiste, ha calentado el ambiente para dejar paso a los protagonistas y reclamar “un Madrid donde nadie es más que nadie”.

Publicidad

Antes del tándem que encabeza las listas, la concejala de Medio Ambiente, Inés Sabanés, ha tomado la palabra y ha teñido de acento catalán el acto. Hoy, la justicia archivaba la denuncia contra la responsable medioambiental del consistorio sobre el caso Bicimad. “Lamento profundamente que por culpa de esto no hayamos podido disfrutar antes de Bicimad”, ha dicho Sabanés, quien ha reflexionado sobre “las dificultades de gobernar” durante estos cuatro años por la feroz oposición de la derecha política, social y mediática. “Merecemos otros cuatro años para acabar un trabajo imprescindible para la transformación de esta ciudad”, ha pedido el voto.

Turno de Tania Sánchez, exdiputada de Unidos Podemos en el Congreso y candidata a la Asamblea. “La generación de quienes escribieron los maravillosos guiones de La Bola de Cristal para hacernos soñar como seres libres, la generación de los que salieron a las plazas el 15M, la generación de quienes nos recuerdan que no nos podemos permitir ni un grado más ni un grado menos”, ha recorrido Sánchez, quien ha asegurado: “Esta alianza entre generaciones es lo que nos va a permitir seguir hacia adelante”. Paco Pérez, el concejal del distrito de Vallekas, ha hecho un reconocimiento a los vecinos “que construyeron por ellos mismos este barrio”.

Tras esto, el turno de Errejón. “Misión cumplida”, ha dicho, valorando la campaña y el avance en las encuestas durante la misma. “Queremos para la Comunidad un gobierno tan justo, transparente, verde y feminista como el de Carmena en el Ayuntamiento”, ha asegurado. “Hace falta ser miserable para no hacer política al servicio de la gente, sino contra otros”, ha cargado contra las derechas y su estilo bronco durante la campaña.

Errejón se ha reivindicado “de izquierdas, porque me han parido así”, pero ha pedido el voto también a quien no es de izquierdas. Se ha referido a las huelgas de trabajadores de Metro, de escuelas infantiles y de los médicos de Atención Primaria. “El problema no son los trabajadores, sino el Gobierno de la Comunidad de Madrid”, ha sentenciado, apelando e intentando seducir al votante de Ciudadanos que hace cuatro años pudiera considerar a la formación naranja como una opción liberal: “Meter en la urna la papeleta de Ciudadanos es lo mismo que meter la papeleta de Vox”. También ha alertado sobre la dispersión del voto de la izquierda en la capital: “Si uno quiere que gobierne Manuela Carmena, hay que votar Manuela Carmena, el resto es tirar una moneda al aire”.

Arriba el público, Errejón le ha dejado la audiencia a Carmena entusiasmada, quien ha cerrado el acto. “Hemos hecho una campaña sin dinero, me hacía gracia ver enormes carteles con candidatos muy serios colgados por las calles, nosotros tenemos el orgullo y la satisfacción de ser diferentes”, ha proseguido, para referirse, agradecer y describir al resto de compañeros de escenario. Cuando ha llegado el turno de Errejón, la alcaldesa ha descrito: “Formamos una pareja increíble, rompemos fronteras, cuando los demás se empeñan en hacer muros”.

“Mi vida está para vosotros, para cambiar la vida, para que Madrid sea lo que debe ser”, se ha puesto a disposición la alcaldesa, quien ha presumido de su edad para dar una lección al auditorio: “Hay que cuidar las relaciones personales, la amistad, los amores, pero también a la democracia, si no la cuidamos, se desentiende de nosotros, se estropea, si no vamos hacia adelante, vamos hacia atrás”.

Carmena ha llamado “bobos y tontos” a quienes han mentido durante la campaña y ha puesto en valor que “somos una candidatura que no miente”. “Las personas que hablan de chiringuitos, de enchufados, porque no saben qué decir están haciendo un daño inmenso a las instituciones”, ha considerado. También ha desvelado por qué se ha animado a presentarse a una segunda legislatura: “Lo he hecho porque el equipo con el que he estado me merece un cariño enorme, les quiero, y me dijeron Manuela, otra vez. No os puedo fallar”.