Enfoque de cámara: planos de las revueltas en Barcelona

  • 352 personas heridas y 66 detenidas esta semana en Barcelona y el resto de Catalunya por las protestas

1

Plano general

BARCELONA.- La ciudad de Barcelona despierta, una jornada más, un jueves más. Mínima de 15º, máximas de 24º. El otoño llama a la puerta, reminiscencias estivales, que se resiste a abandonar. Día soleado, brillos mediterráneos. El mar sostiene algunas embarcaciones que antes del horizonte señalan en dirección al Port de Barcelona.

Atascos en las rondas, de Dalt y Litoral. Los medidores de la contaminación atmosférica, sin embargo, señalan unos niveles aceptables de polución. El skyline de Barcelona, inmutable, un ronroneo constante, alguna sirena, las campanas de Santa María de Vallvidriera marcan el compás. El Sagrado Corazón del Tibidabo lo observa todo, como hace el Sacre Cour de París. El skyline de Barcelona normalizado, cuando pocas horas antes, las columnas de humo recordaban la Rosa de Foc, una foto que se comparaba con aquella ciudad de 1909 que vivía su Semana Trágica.

Publicidad

Plano figura

Barcelona, la ciudad más grabadas estos días. Las cámaras se multiplican, cámaras de televisiones internacionales, de televisiones estatales, de TV3. Morbo inmortalizado a través de pantallas. Cámaras personales, imbricadas en los teléfonos móviles: selfies. Plano figura, aquel que recorta para que la silueta de un personaje se contemple de pies a cabeza. Protagonista Barcelona, distintos personajes.

En el tren de FGC que conecta Vallvidriera con Plaça Catalunya, una adolescente observa el móvil, Instagram. Desliza el índice, de arriba hacia abajo por la pantalla. Se detiene, un vídeo de las movilizaciones, un incendio, cargas policiales. Una mueca, entre la sonrisa y la desaprobación.

Plaça Lesseps, 9:15 horas. Un camarero atiende a una pareja que piden un desayuno. Café amb llet, piden, con un catalán mancheguizado. Café amb gel, entiende. La pareja desayuna solo con hielo.

En la Facultad de Historia de la UB, un joven se muestra satisfecho tras presentar su TFM. Horas antes, preocupado por si no podía llegar a Barcelona por si se encontraba la carretera cortada. Los cortes de carretera por todo Catalunya se suceden como muestra de desaprobación a la sentencia del Tribunal Supremo que condena a 100 a los dirigentes independentistas por los hechos políticos de 2017. El día anterior, ese joven cortaba una carretera al otro lado de la sierra de Collserola.

Exterior. Noche. Una mujer rusa luce un modelo caro, de primeras marcas, en Eixample de Barcelona. Turismo de lujo, tiendas del Passeig de Gràcia, Cabify, shopping. Un joven rubio y alto enfoca la enfoca con el móvil, da dos pasos para atrás, sonríe satisfecho comprobando la instantánea conseguida. Ella, ropa cara y un contenedor hirviendo de fondo. Barricadas en la Barcelona del 2019.

Plano medio

De cabeza a cintura, sin cortar las articulaciones. El utilizado en los atriles, faristoles, ruedas de prensa. Políticos que se afanan en dar declaraciones, en modular la realidad de lo que ocurre en la ciudad filmada. Madrid, Barcelona.

Pleno en el Parlament: el president Joaquim Torra condena la violencia, todo tipo de violencia. ERC le canta las cuarenta y señala una estrategia a corto plazo: cerrar el pacto con los neoconvergentes, mirar hacia la izquierda moderada, comunes, PSC, PSOE... Tensión en el independentismo, huele a prontas elecciones catalanas en 2020. Peticiones de dimisión para el president.

En Madrid, los dirigentes de los distintos partidos encaran la campaña electoral con Catalunya sobre el guion. Pedro Sánchez, de momento, se niega a aceptar las presiones de la derecha para que aplique la ley de seguridad o el 155. Ahora, el conflicto en las calles recae sobre la responsabilidad del Govern, que ha de soportar las contradicciones externas del independentismo. Con el 155, se lo comería él. La cooperación policial entre Mossos y Policía Nacional funciona.

Primer Plano

Si la protagonista es Barcelona, el plano detalle enfoca a su rostro, para percibir la expresión, el sentimiento que se desvela a través de la mirada, lo más intenso: las protestas de anoche, las cargas policiales indiscriminadas durante tres jornadas consecutivas.

Ayer, miles de personas coreaban “Llibertat presos polítics” en las inmediaciones de la Monumental, el coso taurino en el que ya no se celebran corridas desde hace años. Los manifestantes arrojaron papel higiénico al aire, los hilos blancos quedaban suspendidos de las ramas de los árboles. “Hem de netejar tanta merda”.

De ahí, procesión a la Departament d’Interior, en Passeig Sant Joan, en protesta por la violencia policial de los últimos días: cargas, disparos de balas de goma, de espuma, heridos, detenidos, intentos de atropellos por parte de los furgones de los Mossos d’Esquadra. Miles de manifestantes, la media de llamaba la atención, jóvenes, universitarios, institutos. 352 personas heridas y 66 detenidas esta semana en Barcelona y el resto de Catalunya por las protestas.

Choque generacional en el independentismo. Dos años después del hito que supuso el 1-O, aquellos jóvenes que vieron cómo la respuesta del Estado a una protesta democrática acababa en palos por la Guardia Civil y Policía Nacional, se han politizado en una reacción de rechazo al Estado español. Desconexión de una buena parte de las nuevas generaciones de catalanes con España.

Choque generacional, frente a las protestas masivas y pacíficas convocadas por la ANC y Òmnium Cultural, cinco marchas desfilan por las carreteras catalanas hacia Barcelona, que llegarán mañana, cuando está convocada una huelga general, manifestaciones espontáneas de jóvenes cuyo objetivo es el choque directo con los policías.

Mientras Tsunami Democràtic organiza performances masivas que consiguen imágenes que den la vuelta al mundo, el lunes bloquearon decenas de vuelos del aeropuerto del Prat, jóvenes que incendian contenedores a escasos metros de los furgones de los Mossos. Anonymous Catalonia, un canal de Telegram, convoca protestas y anuncia en directo los movimientos de las fuerzas policiales. Más canales: El Poble, CATavisos 24/7... Subasta de canales que informan en directo de todas las protestas.

Esta tarde, nueva convocatoria de los CDR, de 19 a 21 horas, Olimpiada Popular en Jardinets de Gràcia: “Trae tu pelota, tu chándal y ansias de libertad”. A partir de las 21 horas, una vez la convocatoria de los CDR haya finalizado, se prevén nuevos disturbios.

Primer plano de Barcelona. Exterior. Noche. Unos jóvenes encapuchados se dirigen a un contenedor. Una chica interfiere en su camino, les detiene, “no vais a tocar ese contenedor”. Los chavales se encara con ella que les aguanta la mirada. Se van, el contenedor está a salvo. Poco después, otros jóvenes, quizás los mismos, le prenden fuego, animado por gasolina.

Choque generacional. Desconexión de una buena parte de jóvenes catalanes con España. Abismo entre los políticos independentistas y estas nuevas generaciones que saltan al tablero político desde las calles y modulan la estrategia de los partidos. Choque cultural, tecnológico. Catalunya vive momentos tensos estos días. La relación entre Catalunya y el Estado, también. Precampaña electoral, el PSOE eligió el momento, y se intenta mantener en el punto medio de las exigencias del nacionalismo español de las derechas y ultraderechas de venganza y el descontrol catalán.

Roger de Flor, Diputació, Ausiàs March, Nàpols, Gran Via, Passeig Sant Joan… El Eixample anoche fue un reguero de incendios, contenedores y coches ardiendo. Llamas que acariciaban los balcones, humo que entraba en las casas. Amanece, la ciudad retoma su rutina. Parece que nada pasa más allá de las pantallas, pero ocurre todo.

1 Comment
  1. Yo soy aquel. says

    De aquellos barros ,estos lodos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.