Los daños colaterales de la coalición del PP y Cs

  • El PP y Ciudadanos convergen en varios aspectos para alinearse de cara a las elecciones gallegas, vascas y catalanas, pero los defienden con fines muy dispares
  • El sector crítico de Cs no ve con buenos ojos la decisión de integrarse en un bloque con el PP, y menos en un momento de polarización como el actual
  • El choque de Madrid y Vitoria es bastante frecuente en el seno del PP, pero la injerencia de Génova puede despertar y enfurecer a esa corriente territorial

2

El Partido Popular y Ciudadanos convergen en varios aspectos para alinearse de cara a las elecciones gallegas, vascas y catalanas, pero los defienden con fines muy dispares. Coinciden en los objetivos de presentarse en coalición para sumar, y también en no perder sus siglas por el camino, pero los intereses particulares interceden en su consecución.

Mientras que el PP tiene como meta a largo plazo diluir en su marca a Ciudadanos al tiempo que trata de recuperar algo de fuerza y consistencia, la formación naranja intenta que la caída libre de escaños que sufrió en las generales de noviembre no resulte tan sonora al precipitarse sobre el colchón del PP.

Precisamente, estas estrategias han avivado una batalla pública entre los dos partidos por la presencia y permanencia de sus respectivas siglas.

En Euskadi, después de largas e intensas negociaciones, ambos partidos se presentarán en coalición bajo la marca 'PP+Cs'; en Galicia, la formación naranja intentó la confluencia, casi en un ejercicio de idealización, ya que siendo el bastión de los 'populares' y un territorio inexplorable para Ciudadanos, era realmente una quimera que el presidente gallego Alberto Núñez Feijoó aceptase con generosidad una candidatura conjunta igualitaria, por lo que o Ciudadanos se integra en el PP gallego, o van por separado; en el caso de Cataluña, las negociaciones están en el aire, allí el partido más fuerte es Ciudadanos, que cuenta, al menos, con el recuerdo de su fuerza en este bastión, por lo que los 'populares' sí que están interesados en compartir espacio.

Mientras que ambos partidos negocian y batallan a sus anchas desde Madrid sobre estos territorios, los “daños colaterales” empiezan a contabilizarse y a hacerse visibles en forma de escisiones y críticas internas.

El sector crítico de Ciudadanos se hace más independiente y no descarta competir con Arrimadas

Fuentes de Ciudadanos consultadas por cuartopoder no descartan que el vicepresidente de Castilla y León y cara visible del sector crítico, Francisco Igea, presente su candidatura para presidir Ciudadanos, enfrentándose así con Inés Arrimadas por el liderazgo de la formación. De hecho, la candidatura de Igea está casi asegurada después de lo sucedido este lunes, cuando ambos coincidieron en Valladolid después de al menos dos meses sin hablar, y la decisión se hará pública este martes en un acto de compromisarios en Madrid.

Fuentes del entorno del vicepresidente tildan este encuentro entre Igea y Arrimadas de “muy decepcionante”, y apuntan incluso a un encuentro diseñado para las cámaras por parte de Arrimadas, al tiempo que niegan los encuentros en persona entre ambos dirigentes o entre sus equipos a los que hizo alusión la portavoz parlamentaria de Cs.

Aunque este perfil del partido, que ahora ha sido bautizado como 'Cs eres tú', lleva desde la época de Albert Rivera censurando la estructura interna jerarquizada y piramidal del partido, hizo una tregua cuando Rivera dejó Ciudadanos y Arrimadas dio un paso adelante, porque “en un principio” estaban “esperanzados”, pero cuando la líder pronunció e impuso su modelo con los pactos del PP, acabó con la estrategia de remodelación y de descentralización que convencía a también a esta corriente del partido, comentan desde Ciudadanos.

El sector crítico no ve con buenos ojos la decisión de integrarse en un bloque con el PP, y menos en un momento de polarización como el actual, cuando ven más necesario que nunca situar a la formación naranja como un partido de centro y, por lo tanto, autónomo. Con estas negociaciones temen diluirse en las aguas del PP.

Por ello, decidieron empezar a actuar, y lo hicieron mediante una enmienda a la totalidad a los Estatutos del partido, aquellos que censuran al considerar que criminalizan a la discrepancia concentrando todo el poder en la Ejecutiva, por lo que no creen que sean propios de un partido liberal, y aunque va a ser difícil que la enmienda salga adelante, desde 'Cs eres tú' la defienden como un altavoz de su “gran aceptación” en muchas partes de España.

Los barones territoriales del PP levantan la voz ante las directrices de Génova

Génova permitió que Ciudadanos se ilusionase con la posibilidad de una coalición electoral en Galicia, y eso provocó que Feijoó oficiase la cruel ruptura. Con ello, el presidente del PP aprovechó para sacar músculo territorial, primero, con la cartelería de la candidatura gallega que se conoce por el momento. En ella, el logo del PP es minúsculo, apostando de esta forma por la figura de Feijoó, y alejándose de las siglas.

Por otro lado, el líder gallego ha emprendido una dura batalla contra la ultraderecha, al descartar pactos con Vox por considerar que van en contra Galicia. Mientras, la formación liderada por Santiago Abascal pacta felizmente con el PP en otros territorios como Madrid, Andalucía o Murcia.

Y no sólo es el líder gallego el que pone en valor su propia marca frente a la común del partido. En Euskadi también ha habido “daños colaterales” a raíz de los pactos de coalición territoriales manejados desde Génova, ya que la dirección nacional ha confirmado que concurrirá en coalición con Cs a las elecciones vascas bajo la marca 'PP+Cs', pese a la negativa del líder popular, Alfonso Alonso.

De hecho, Alonso ya no será candidato a lehendakari, una decisión tomada por Pablo Casado y que evidencia la batalla entre la dirección nacional y el PP vasco. Finalmente, Alonso ha presentado su dimisión, y será Carlos Iturgaiz quien lidere el partido vasco, con un marcado perfil 'aznarista' y abierto y convencido de tener como socio a Vox.

El choque de Madrid y Vitoria es bastante frecuente en el seno del Partido Popular, pero la injerencia de Génova en estas baronías puede despertar y enfurecer a esa corriente territorial que, aunque forma parte de los 'populares', defiende su autonomía.

2 Comments
  1. Florentino says

    … Que fino suena eso del perfil Aznarista. el PP ultra y los secuaces económicos que engrasan las bielas corruptoras del partido juegan al despiste, viendose necesitados de reunir al trifachito en una necesidad de retrotraer en el tiempo… ¡ hasta las consignas desgastadas del franquismo !.
    Volver a los réditos pasados, apuntalados por el retroceso en libertades, privatizaciones y el saqueo institucional en beneficio de las élites del PPartido… ¡ Segundas partes nunca fueron buenas ! pero con un lastre tan «añejo» y retrogrado imposible no darse de cuenta el votante; bueno también es verdad, que hacen sus encuestas, y no podrán hacer otra cosa que provocar con palabras, actitudes olvidadas por la verdadera sociedad civil. Y si no olvidadas, reconocidas puntualmente y en su día; por que estos partidos han buscado la bronca aquí, para obtener votos en Andalucía… Un fascismo de baja intensidad, protegidos por leyes excepcionales y con los jueces puestos por ellos mismos, como comodín en el tiempo… ¡ cuándo se necesiten !.
    Es hora de que la banda sea ilegalizada en firme, y las personas vean quienes son los que nos trajeron hasta aquí. Que no conformes con ello, quieren joder un poquito más a la sociedad dentro del túnel del tiempo ciego… ¡ Viendo tan poco vuelven con las cloacas y la guerra sucia, estos miserables de los Derechos Humanos Universales !.
    Nos tendrán de frente y de pié !.

  2. juanjoa says

    ¿Normalidad institucional del fraudulento Doctor Sánchez? ¿En qué consiste? ¿dónde está? ¿Es sus mentiras, en sus juergas y derroches con su Falcón?, ¿En sus ignominiosas negociaciones con los extremistas nacionalistas vascos (tanto las extremistas del PNV como los no menos extremistas hitlerianos etarras)? ¿ O en el hecho de colocar en RTE española al Huertas.el PRIMER corrupto de la larga carrera de corruptos del equipo gobierno de dicho fraudulento (es decir, corrupto), Doctor?

    Yo no sé si es que lo miráis con el ojo que no tiene niña, o con el Tercer Ojo celestial. Pero llamar «normalidad institucional al Cristo que tiene armado el fraudulento Doctor Sánchez con sus amigos, los diruptivos de UNIDAS Podemos y su Gran Macho, con los nacionalistas catalanes y vascos en una aberración de tomo y lomo.

    El fraudulento Doctor Sánchez es una anormalidad integral

Leave A Reply

Your email address will not be published.