ENTREVISTA / Secretario general dimisionario de Podem Catalunya

Albano Dante Fachin: «¿Por qué yo estoy fuera de Podemos y Bescansa no?»

8
FACHIN ANUNCIA SU DIMISIÓN Y DEJA PODEMOS PORQUE "NO ES UNA HERRAMIENTA ÚTIL"
El exsecretario general de Podem Catalunya, Albano Dante Fachin, durante la rueda de prensa en la que anunció su dimisión ayer. / Toni Albir (EFE)

Albano Dante Fachin (Bahía Blanca, Argentina, 1976) dimitía ayer como secretario general de Podem Catalunya. Fachin quería hablar con distintas fuerzas políticas, también independentistas, sobre cómo presentarse a las elecciones catalanas del 21-D. Pablo Iglesias no contemplaba acuerdos con independentistas y sólo con Catalunya En Comú. La dirección estatal, tras reunir firmas de una serie de círculos, convocó una consulta para preguntar a las bases si querían o no confluir con los comunes. Hoy hemos conocido los resultados de la consulta. Una participación altísima, de más de 17.000 votos. El 'sí' a la confluencia se ha impuesto con un 72% de los votos. El día en el que se cierran las negociaciones para inscribir coaliciones, Fachin habla, sin pelos en la lengua, con cuartopoder.es. (Finalmente no hubo acuerdo para una lista unitaria)

— Ayer dimitía como secretario general de Podem. ¿Cómo se siente?

Publicidad

— Sensación encontrada. Por un lado, cuando dedicas mucho tiempo a un proyecto y ves que no ha evolucionado como querías, no te gusta. Por otro lado, he hecho lo que creo que tenía que hacer. Podemos ha evolucionado, no es el Podemos al que me apunté hace unos años, pero tampoco yo soy el mismo. Cada vez, estas dos vías se han separado más y era insostenible que todo siguiera igual. He hecho un esfuerzo muy grande intentando que solucionar este distanciamiento, no ha podido ser, ahora siento alivio.

— Ayer también anunciaba que había inscrito un partido instrumental como herramienta para poder hablar con otras opciones políticas de cara al 21-D. ¿Cómo se llama ese partido instrumental? ¿Cuándo lo inscribió?

— No inscribí ningún partido instrumental. Cuando se convocan las elecciones del 21-D, como estamos en un momento excepcional, vimos que hay que hablar con todo el mundo, independentistas o no. Podemos nos lo prohíbe e interviene nuestra capacidad política de tomar decisiones. Nos dice que no se habla con independentistas. Nosotros dijimos que haríamos lo que decidiera el Consejo Ciudadano de Podem, hablar con todo el mundo. Para hablar con todo el mundo, hace falta un instrumento jurídico que no teníamos. Yo no tenía ningún partido instrumental registrado. Entonces, buscamos algo que estuviera hecho y nos sirviera. Ha venido gente que nos ha ofrecido tres o cuatro opciones. Yo no los había registrado, pero cuando se nos quita de Madrid el partido, buscamos otra opción. Es importante aclarar que no teníamos preparado ningún otro partido.

— ¿Qué opciones estáis explorando para pactos de cara al 21-D y qué posibilidades hay de que fructifiquen, teniendo en cuenta que el plazo para registrar coaliciones electorales termina esta noche?

«El 1-O, defendiéndose de la violencia policial, y el 3-O, con la huelga general, algo rompió la barrera entre independentistas y no independentistas. En las calles había esteladas y banderas republicanas»

— Hemos hablado con ERC, con la CUP, con Procés Constituent, de donde yo vengo, pero también Xavi Domènech y Gerardo Pisarello. Esta organización es de izquierdas y hay gente independentista y gente que no. Esto es lo que no han sabido leer de Madrid. Nosotros decimos que tanto el 1-O, defendiéndose de la violencia policial, como el 3-O, saliendo a la huelga general, pasó algo que rompió los ejes de los últimos años, los independentistas y no independentistas. En los colegios electorales y en las calles el día 3-O habían esteladas y banderas republicanas españolas. Cuando desde Madrid nos dicen que no podemos pactar con independentistas, no están leyendo una realidad que en Catalunya es obvia: ante la agresión del PP, defendemos cosas comunes sin importar si eres independentista o no. Desde Madrid nos imponen, a nosotros y también a Catalunya En Comú, que no hablemos con independentistas. Creo que la lectura del porqué lo hacen es muy de fondo: Podemos a nivel estatal ve que el tema catalán le pasa factura electoral, entiendo que es muy difícil explicar en el resto del Estado lo que pasa en Catalunya. Se intenta imponer una lectura estatal aquí, pero el gran conflicto que existe en Catalunya es cómo hacer compatible dos comunidades políticas que se están alejando.

— ¿Con el PDeCat no han hablado? ¿No verían posible llegar a un acuerdo con ellos?

— No hemos hablado con el PDeCat. Hay gente que dice que obviamente para aprobar presupuestos nunca vamos a estar de acuerdo con ellos, quizás para un objetivo concreto como sacar a la gente de la cárcel sí. Pero no entramos sólo nosotros, desde ERC no querían saber nada del PDeCat desde un principio y, por tanto, nosotros no tenemos nada más que añadir. La idea de gente de izquierdas, soberanista, trabajando juntos era la que queríamos explorar y exploraremos hasta última hora. Alguien puede decir, ¿cómo va a ir la CUP y ERC con no independentistas? Pues creo que se ha demostrado algo que nosotros llevamos criticando desde hace dos años, eso de declarar la república y ya está no podía ser, y se ha visto. Esto también obliga a los independentistas a repensar, ya hemos visto la reacción del Estado español y la Unión Europea y no se puede hacer así.

Por otro lado, y esta era la gran diferencia entre Podemos y Podem, sectores como el nuestro también tiene que hacer una reflexión: el comportamiento equidistante de ni DUI ni 155 tampoco vale. Están metiendo a gente en la cárcel por hacer política. El 155 son profesores llamados a declarar por hablar del 1-O en una clase de la escuela. También hay que entender que hay mucha gente, españoles y federalistas, que quieren un referéndum pactado, pero que se han dado cuenta de que la situación es la que es y que, sin abandonar el horizonte de una república federal española, empiezan a asumir que para llegar a eso la ruptura e incluso la unilateralidad es necesaria. Se ha equiparado unilateralidad a independentismo y no tiene por qué ser así. Después de la violencia policial del 1-O, mucha gente luchará por esa república federal, pero si no se hacen acciones de ruptura no se va a llegar nunca. Queríamos hablar y nos dieron palos. Nadie le puede pedir a la CUP que deje de tener la independencia como objetivo y nadie le puede pedir a Podem que deje de querer una república española federal. Pero, para conseguir esos objetivos distintos, podemos confluir en el cómo conseguirlo, en la ruptura con el Régimen del 78.

— ¿Alguna previsión de si habrá acuerdo en las próximas horas? (Finalmente no hubo acuerdo)

«No ha habido manera de hacerle entender a Pablo Iglesias que nuestra visión de lo que se está haciendo en Podem no tiene por qué significar que nos volvemos independentistas, porque no es así»

— El reloj corre y cada uno va haciendo sus estrategias de negociación, cada vez es más complicado. Creo que ERC no va a ir con el PDeCat y quiere ir sola con independientes. Lo entiendo, la experiencia de JxSi ha sido traumática. Nosotros vemos la posibilidad de estar junto a Procés Constituent, ERC y CUP. Todo cambia por minutos, insisto. Ese marco rompería con independentistas y no independentistas. Ese es el discurso del PP y Ciudadanos, constitucionalistas por un lado y no constitucionalistas por el otro, y no queremos caer ahí. Esos dos ejes nosotros siempre hemos negado y ahora se asumen por Pablo Iglesias. No ha habido manera de hacerle entender que nuestra visión de que lo que se está haciendo en Podem no tiene por qué significar que nos volvemos independentistas, no es así. La postura de Pablo sólo se puede entender desde el completo desconocimiento de la realidad catalana o desde el miedo demoscópico que pueda tener Podemos en Madrid. Yo no me voy a ir ni a ERC ni a la CUP, pero tenemos reflexiones comunes que pueden converger. Si no hay acuerdo, yo no iría ni a ERC ni a la CUP, como ha dicho Pablo.

 

— Si hubiera acuerdo. ¿Qué aspectos programáticos estarían consensuados? Libertad de los “presos políticos”, oposición al 155… ¿La independencia?

— Obviamente, estas elecciones se van a ver como un plebiscito. Las anteriores lo fueron sólo desde el punto de vista de los independentistas, pero estas también van a ser leídas así desde el bloque del 155 y también internacionalmente. Ese es el primer aspecto, ganar el plebiscito, no desde el independentismo, sino desde democracia o violencia policial. Por otro lado, la libertad de los presos y la oposición al 155 es un punto de unidad obvio, teniendo en cuenta que lo de liberar a los presos, ni con 135 diputados, está garantizado. Pero ya estamos escuchando a Xavier García Albiol diciendo que si ganan los independentistas lo volverán a aplicar, tragedia.

A parte de esto, programáticamente, creo que plantear una declaración de independencia ya se ha visto que no se puede. La realidad es la que es. Sectores de ERC y de la CUP asumen que esto es así. Pienso en Josep Fontana que dice que no hay que parar de luchar, ni de forzar… Ahora, acciones unilaterales contra ese muro tampoco se pueden descartar…

La idea de un proceso constituyente hay que echarla hacia adelante. Yo digo, vamos a invitar a la gente, como parte del programa, a hacer desde abajo un proceso constituyente, porque hasta ahora el proceso independentista se ha hecho desde las instituciones, más allá de las manifestaciones masivas. Rompamos desde abajo, no vale que aquí se lea una declaración de independencia. Vamos a los barrios, vamos a hablar con la gente que se mueve. Todo lo que tienen los barrios de Barcelona, agua, luz, asfalto, lo consiguieron unilateralmente, cortando carreteras… Hay que recuperar el poder que está en nuestras manos.

«Lo que ha pasado hoy en el Ayuntamiento de Madrid demuestra que la soberanía se consigue enfrentándose a leyes. Ayer encarcelaron a Junqueras, Mañana pueden ser Ada Colau o Pablo Iglesias»

Lo que ha pasado hoy en el Ayuntamiento de Madrid demuestra que la soberanía se consigue enfrentándose a leyes. La estrategia puede ser diferente. Habrá algunos que no se quieran enfrentar a todas las leyes, otros que busquen estrategias legales y otros que decidan romper y desobedecer. Hoy en Madrid se ha ejemplificado, Montoro ha llegado con documentos que serán legales. ¿Ahora qué hacemos? ¿Nos comemos los documentos? Ayer metieron a Oriol Junqueras en la cárcel, mañana le puede tocar a Ada Colau o a Pablo Iglesias.

Otra idea: que todas las leyes de contenido social que se presentaron esta legislatura en el Parlament de contenido social y que el Tribunal Constitucional ha tumbado, volvamos a presentarlas. Que las vuelvan a tumbar, hagamos patente que la pérdida de soberanía de Catalunya es la misma que la de Euskadi, Madrid o Andalucía. Esto es una partida política.

Además, una vez liberados de ese pacto con el PDeCat, empezar a hacer políticas de izquierdas. Lo que no puede ser, y esta es una diferencia con los comunes, es aceptar este marco autonómico para hacer políticas de izquierdas. Obviamente, si ganas, tendrás que gestionar la Sanidad, la Educación… Si eres de izquierdas, lo gestionarás desde la izquierda, y hay que hacerlo, pero si no cuestionas el resto del marco, no podrás gestionarlo, se ha visto en el Ayuntamiento de Madrid.

— Desde que dimitió ayer, ¿se ha puesto Pablo Iglesias y otros compañeros de Podemos del resto del Estado en contacto con usted?

— Han dimitido también unas cuantas personas del Consejo Ciudadano de Podem. Me llega por el móvil que el círculo de Rosas también ha dimitido entero, irán pasando cosas de estas. Ni Pablo Iglesias ni Xavi Domènech se han puesto en contacto conmigo. En Podem, este proceso ha caído como una losa brutal, y más allá de la cuestión política de fondo, la cuestión formal. Mucha gente que está dejándose la piel en un círculo local se da cuenta de que le pueden imponer de Madrid lo que sea. Hay compañeros de otras comunidades autónomas que me han comentado que no comparten la deriva que estábamos llevando en Podem pero que están preocupados porque, según la deriva que quieran llevar, les pueden cortar la cabeza.

Esta posibilidad real de que se puedan cargar direcciones autonómicas porque a la dirección estatal no le guste una decisión viene de un momento muy concreto. Del verano, de cuando cambiaron los estatutos de Podemos. Un cambio de estatutos que provocó que fuera fulminada la presidenta de la Comisión de Garantías, porque dijo que ese cambio de estatutos no estaba previsto, de ese modo, en Vistalegre II. Eso que pasó en verano deja la puerta abierta a estas intervenciones y se ha empezado a poner en marcha con Podem Catalunya. No será la última vez.

FACHIN ANUNCIA SU DIMISIÓN Y DEJA PODEMOS PORQUE "NO ES UNA HERRAMIENTA ÚTIL"
Albano Dante Fachin en otro momento de su comparecencia ante los medios de ayer. / Toni Albir (EFE)

— Usted aprobó en Vistalegre II el proyecto encabezado por Pablo Iglesias que era el proyecto más centralizador. Habían otros dos proyectos que proponían un Podemos más descentralizado.

— En aquel momento, Anticapitalistas y la gente de Errejón hacían una propuesta más descentralizada, Iglesias, menos. Yo hablé con Iglesias de esto y me dijo que aunque estatutariamente fuera un café para todos, en Catalunya se asumía más que en ningún otro sitio que se iba a respetar la autonomía. Yo me lo creí. Estábamos en un momento, en Vistalegre II, donde habían más cosas en juego, como que Pablo Iglesias debía tener una posición fuerte para el tiempo que venía. Yo vi prioritario eso, partiendo también de que no era tan agresivo con esa autonomía territorial. Insisto, en aquel momento no podíamos saber que meses más tarde se cambiarían los estatutos y que para poder hacer esto se fulminara la Comisión de Garantías. Di una confianza que no se tendría que haber dado.

— Pero las cosas se quedan escritas. Apoyó el proyecto menos descentralizado de los que se proponían.

«Aprobé un proyecto que no permitía hacer esto que ha pasado. La Comisión de Garantías dijo que no se podían cambiar los estatutos, que iba contra Vistalegre II, y fue fulminada»

— Sí, pero apoyé un proyecto que no permitía hacer esto que ha pasado. Eso lo dijo la Comisión de Garantías cuando se cambian los estatutos, les advierte de que se estaban saltando lo aprobado en Vistalegre II. Y por decir eso, Garantías fue fulminada y lo ha presentado ante la Justicia. Lo que permite a Iglesias hacer esto no es el proyecto que yo apoyé, sino ir en contra de este proyecto. Se me podría criticar haber confiado erróneamente.

— ¿Insinúa que Pablo Iglesias dirige Podemos de una forma personalista?

— Me hago cargo de lo difícil que tiene que ser gestionar Podemos hoy, con la que está cayendo en general y con el tema de Catalunya en particular. Tiene que ser muy difícil tener un discurso propio que valga para Catalunya y para el resto del Estado. Eso no es culpa de Iglesias, eso es culpa de la situación que vivimos. Es muy difícil, pero si me preguntas si lo está haciendo bien, yo creo que no. Catalunya está dejando en evidencia las debilidades de cómo se está construyendo Podemos. Lo vimos cuando dijo que si fuera catalán, no votaría en el referéndum y luego la gente de Podem en una consulta dijo que sí votaría. Hay una falta de lectura de la actual situación, pero reconozco que es una situación muy difícil.

Iglesias, Juan Carlos Monedero y Pablo Echenique decían ahora que Albano está fuera de Podemos. Yo quiero hacer una reflexión, yo me apunté a Podemos porque se quería romper el candado del 78 y ahora Podemos quiere volver a los consensos del 78. Yo aquí ya no pinto nada. El tweet del otro día luego lo borraron, pero es que no es sólo ese tweet. Insisto en que debe ser muy difícil para un compañero de Podemos explicar en Madrid o en Zaragoza lo que pasa en Catalunya, pero también era muy difícil explicar lo que es la plurinacionalidad y la necesidad de un referéndum y mucha gente lo entendió. ¿Desde cuándo Podemos ha abdicado de hacer cosas difíciles? Podemos es una opción política, que salga a la calle a explicar lo que haga falta. Pero si es el propio Pablo Iglesias el que no lo entiende… ¿Cómo lo va a explicar?

Al principio, Errejón hacía pedagogía. Mucha gente que en España no se había planteado nunca esas cosas se dio cuenta de que tenía razón. Se sacaron 6 millones de votos explicando eso y eso es histórico. ¿En qué momento hemos dejado de asumir esos riesgos? Ahora es más cómodo decir lo de los consensos del 78. Es más cómodo no enfrentarse, pero se está asumiendo un marco que, al final, te lo tienes que comer igual.

— Hoy han salido los resultados del CIS. Podemos baja. ¿Qué crees que tiene que ver el conflicto catalán en la pérdida de votos de Podemos?

— No lo sé. El otro día en el Consejo Ciudadano Estatal alguien decía que llevábamos bajando desde antes de la explosión del tema catalán. Obviamente, Catalunya puede tener un impacto. Pero si sale Carolina Bescansa… Esta es otra, ¿por qué yo estoy fuera de Podemos y Bescansa no? Bescansa dice que la independencia ni unilateral, ni bilateral. ¿No estábamos defendiendo un referéndum? Si aceptas un referéndum, hay que aceptar que si sale independencia hay que aceptarla. Bescansa dice lo mismo que el PSOE. A ella nadie le ha dicho nada y a mí me han cortado la cabeza.

Por otro lado, creo que parte de la lectura que Podemos hace de Catalunya tiene que ver con ir mirando la encuesta al día y tenerla tan presente. Eso es un error para hacer transformaciones de fondo. Es verdad que lo de Catalunya puede tener un impacto negativo a corto plazo en las encuestas, pero hay que ser un poco más valiente, porque el problema va a seguir estando. Poco a poco, falta tiempo para las generales. Hay que asumir la valentía, igual se pierde algún apoyo, pero al mantenerse firme en lo que dices en el futuro se puede ver que era verdad.

— ¿Cree que Podemos no está defendiendo en el resto del Estado, con respecto a Catalunya, una posición más valiente y vanguardista que la propia realidad social?

«Monedero, hasta hace tres días, defendía que esto era cosa de la burguesía catalana, que lo que pasa aquí es una locura de los del 3%. ¿En qué se diferencia eso de lo que dice Ciudadanos?»

— Lo he dicho siempre: Podemos ha hecho algo histórico. Podemos ha tenido mucho valor y los sigue teniendo cuando habla del referéndum, pero la presión le hace dudar mucho. Aún así, la lectura de lo de Catalunya es nefasta. Monedero lleva meses diciendo que lo que pasa aquí es una locura de los del 3%. ¿En qué se diferencia eso de lo que dice Ciudadanos? Me refiero al análisis, es el mismo, luego la respuesta es diferente, claro que sí.

¿Pero el análisis? Estamos viendo que mientras apalean a gente en las calles, la banca se marcha de Catalunya. Al mismo tiempo nos dicen que lo que pasa en Catalunya es por la burguesía catalana, la burguesía catalana que se está marchando porque la gente sale a la calle. Monedero, hasta hace tres días, defendía que esto era cosa de la burguesía catalana. Una concepción más alejada de la realidad no se puede tener. Lo reitero, la posición de Podemos con respecto a Catalunya es heroica, pero si se siguen obviando ciertas cosas, será heroica porque se cae por un precipicio.

— Uno de los buques insignias del proyecto de Podemos han sido las confluencias municipalistas y plurinacionales en algunos territorios y con IU y Equo en el resto del Estado. Colau, Domènech… Todo es un mismo proyecto de carácter plurinacionalidad, se ve en el Grupo Confederal del Congreso. No se llega a entender que no se haya encontrado una solución para que Podem formara parte antes de Catalunya En Comú. En Comú Podem ganó en dos ocasiones las generales en Catalunya.

— En primer lugar, se ganaron las elecciones generales en Catalunya con decenas de miles de votos de gente independentistas. ¿Qué hace Pablo Iglesias diciéndonos que no hablemos con independentistas? ¡Cuidado! Están preocupados por los votantes de Podemos en Andalucía, pero sin Catalunya nadie es presidente de España salvo Rajoy. Yo me metí en Podemos porque veía a Iglesias en la tele diciendo que si un partido le debe dinero a los bancos, no es independiente para hacer políticas que se enfrenten a las injusticias, por fin alguien decía eso. A nosotros en Catalunya se nos quiere hacer confluir con gente que le debe 14 millones a La Caixa y que ya hablaríamos de quién los paga. Si alguien cree que eso es un detalle menor, está en su derecho. Yo creo que no.

Otro ejemplo, ¿cómo se toman las decisiones? En el grupo en el Parlament, en Catalunya Si Que Es Pot, ¿quién marcaba la línea política? En mi discurso del Pleno de la declaración de independencia hay una diferencia muy importante con el de Rabell aunque coincidimos en muchas otras cosas: el PSOE. Yo advertí a Miquel Iceta de lo que estaban haciendo, estaban apoyando el 155 con los del Ibex. ¿No dijo Pedro Sánchez que los del Ibex le habían echado de secretario general para facilitar el Gobierno de Rajoy? Que explicara Iceta lo que estaba haciendo, mientras tanto, Rabell se refería a los socialistas con fraternidad. ¿No tengo el derecho de preguntarme si deber 14 millones a La Caixa no te invalidan para decirle a Iceta que está colaborando con los golpistas del PP? Dicho esto, yo sigo pensando que no hay nadie mejor que Ada Colau para alcaldesa de Barcelona, hay que buscar acuerdos, claro que sí.

— El PP es uno de los causantes de que la crisis catalana esté como está, de la crisis de la corrupción y de la situación social. Hoy en día, para echar al PP del Gobierno hay que contar con el PSOE. ¿Qué opina de esto?

— Que en vez de acercarnos al PSOE, el PSOE se acerque a nosotros. Sin el PSOE, quitar al PP no es posible. Pero el problema del PSOE cuando salió Podemos era que sus votantes se venían a Podemos. Josep Borrell advertía de que sus hijos se iban a Podemos. Si lo hacemos al revés, si ahora es el PSOE el que nos marca el paso, cuidado. No digo que sea fácil, entiendo la complejidad, pero me parece… ¿Cómo vamos a hacer que el PSOE sea válido para el cambio? El PSOE era la casta, el 15M decía que PP y PSOE eran "la misma mierda". ¿Quiere decir que nosotros somos blancos e inmaculados y no los tocamos? No. Vamos a hablar, pero que eso no signifique que Podemos se parezca a ellos. ¿Cómo se hace para que el PSOE deje de ser aquel partido que en las plazas decíamos que era una "mierda"? ¿Pidiéndoles por favor que lo hagan o metiéndoles tortas políticas, hablo de política nunca de violencia, como panes para que espabilen? Yo creo que es la segunda.

— Hemos conocido los datos de la consulta en Podem. La opción de confluir con los comunes ha ganado por una gran mayoría. Esto refuerza una de las razones de Iglesias para sacarle de secretario general de Podem, que usted estaba dirigiendo Podem sin escuchar a las bases.

«En la consulta de Podem ha habido una altísima participación, más que en Vistalegre II. Teniendo esto en cuenta, me pregunto por qué no han dejado a la dirección catalana auditar la votación»

— Son las 15:30 horas del martes 7. La consulta acabó a las 10 de la mañana, horas antes de que se cerrara la posibilidad de presentarse con otras fuerzas que no fueran Catalunya En Comú. Este dato es importante. O Catalunya En Comú o nada, eso se le estaba diciendo a la gente. Hay gente que habrá dicho que, ante no presentarse, Catalunya En Comú. Esto es una trampa para los inscritos. Si hubiera salido el 'no', no habríamos podido tener conversaciones con otras fuerzas. Lo que han hecho es vestir democráticamente una cosa que no lo es. Lo que han preguntado a la gente es: ¿quieres que te cocine a la brasa o al horno? A mí eso no me parece democracia.

Por otro lado, ha habido una altísima participación. Ha participado más gente que en Vistalegre II. Teniendo en cuenta este dato, me pregunto por qué no nos han dejado a la dirección catalana auditar la votación. ¿Por qué? Y más sabiendo que no existe la auditoría externa desde hace tiempo. Para la consulta del 1-O enviamos tres personas que pudieron comprobar las votaciones. Ha habido centenares de votos en las últimas consultas anulados. El sistema es bueno, pero hay que mejorarlo, y las partes tienen que tener la capacidad de auditar. Si Iglesias planteó esta consulta para reforzarse, ¿por qué no hemos podido seguir el proceso de votaciones desde la dirección catalana?

— ¿Está sugiriendo algo?

— No estoy sugiriendo nada. Tal vez tenemos la participación más alta de la historia porque la gente se ha sentido muy interpelada. ¿Qué demócrata no acepta el mandato de unas bases? ¡Faltaría más! Pero insisto, políticamente ha sido una trampa y sólo estoy sugiriendo que no se ha permitido a la secretaria de Organización de Podem participar en la auditoría de las votaciones. Se hicieron unas votaciones y a nuestra dirección no se le permitió participar ni auditar el proceso. Sólo digo eso.

— Una reflexión. Podemos es una fuerza política a nivel estatal. Este proyecto tiene una estrategia de confluir con otras fuerzas de distintos territorios. ¿Por qué la dirección de Podem, siendo Podemos una fuerza estatal, no iba a participar de esa estrategia?

«Si no estás en los barrios, en los círculos, en Nou Barris, explicando qué es la plurinacionalidad, llegarán los fascistas con otro discurso muy distinto. Ahí no puede llegar Iglesias, ahí llegan los círculos»

— Hay una cosa que no se dice. Llevo meses intentando hablar con Domènech porque creemos que hay que trabajar conjuntamente. No me ha respondido en meses. Si alguien tiene esa estrategia pero no se molesta en debatirla, ya no conmigo, también con el resto de la gente, pasa lo que pasa. La gente que es militante en Podem ha pedido el voto por el 'no'. Insisto que los inscritos son soberanos, pero hay que tener en cuenta que la gente que hace un partido es la que trabaja.

Ese tipo de cosas se tienen que debatir en los círculos. Estoy seguro que Iglesias, que se ha ganado una autoridad, si lo hubiera explicado a la gente de Podem, habría sido todo distinto. Lo único que ha preguntado a los inscritos es si la marca Podem puede estar en una papeleta. Yo en junio le di una carta a Echenique invitándoles a que vinieran a hablar, queríamos solucionar lo de la confluencia, nunca vinieron. No nos ha contestado nadie en meses. ¿Qué está pasando en la organización?

Yo creo que la gente tiene mucho que decir en los círculos. Si tú no estás en los barrios, en los círculos, en Nou Barris, explicando qué es la plurinacionalidad, a esos barrios llegarán los fascistas con otro discurso muy distinto. Ahí no puede llegar Iglesias, ahí llegan los círculos. Si no estamos ahí, ya puedes decir en La Sexta lo que quieras, luego en la calle vemos lo que vemos. Y se están viendo cosas en Catalunya que hacía décadas que no se veían. La gente de Nou Barris puede pensar que su palabra no vale mucho, entonces se va a casa. Si se va a casa, llegarán los fascistas diciendo que Podemos es independentista. Los Comités de Defensa del Referéndum están luchando a pie de calle contra el fascismo, independentistas y no. ¿De verdad no vamos a hablar con esta gente?

— Usted acusa a Iglesias, en cierta medida, de haberle quitado del cargo por no compartir una visión. Usted hizo algo parecido el pasado mes de julio, apartó a gente de la dirección, concretamente del sector de Anticapitalistes, por no compartir su visión…

— Yo lo que hice fue aplicar los estatutos. No sé si fue acertado o no, pero aquello se votó democráticamente en el órgano de dirección. Usted me dirá que también se ha votado democráticamente en el órgano estatal la decisión de Iglesias, pero hay dos diferencias. La primera, se tuvieron que cargar Garantías para cambiar los estatutos. Segunda, según esos estatutos sólo se puede llevar a cabo esa votación si lo pide un número determinado de círculos. Nosotros hemos pedido las actas que demuestren que esos círculos han pedido eso. No las vi nunca, no nos las han dado, no nos las van a dar.

8 Comments
  1. Paco Cherp says

    Podemos ha equivocado la estrategia desde el principio. Es lo que tiene diseñar un cambio político a base de PowerPoint desde un despacho en Madrid. Si Podemos asumiese de una vez por todas que son un partido madrileño, castellano, y se dejasen de delirios de «liderar» el cambio desde Madrid, hubiese sido posible sumar fuerzas con la periferia, en lugar de estorbarse mutuamente. Pero lo que ellos diseñaron fue un movimiento nacional-popular español. Todo lo de después (confluencias, plurinacionalidad) son improvisaciones fruto del fracaso de la propuesta original (que era descabellada, solo se le puede ocurrir a un madrileño desconocedor del estado más allá de la M30)

    1. LDMuras says

      estan listos si solo quieren s er solo un partido de Madrid , precisamente los mejores resultados no estan ahi

      1. Paco Cherp says

        Discrepo. Los mejores resultados DE PODEMOS sí están en Madrid. En la periferia solo han conseguido disimular el fracaso parasitando a organizaciones preexistentes de la izquierda ecosocialista como ANOVA, Compromis o Iniciativa. Porque alli no pintan nada, y de hecho están en vías de desaparecer.

  2. Truluru says

    Viendo como contesta. Este chico debería haberse ido a las CUP hace tiempo, y ahora no estaría despotricando por algo que era obvio.

    1. LDMuras says

      exacto yo votaria a cup mucho antes que a el además

  3. LDMuras says

    pero si fachin ya se ve solo lo apoyaron el 30% y además no era ese el programa por que fue elegido , ya era hora ques que fuera y se vaya CUP o ERC yo soy de Barcelona y ni le votaria auque me pagará , mil euros , el discurso que solto cuando la diu virtual , es de puro revolucionario de salón .. y ya se ve terminaron en desastre conla forcadell aceptando el 155 para no ir a prision y ahora voLver otra vez al referendum pactado del que nunca como ESTRATEGIA se debieron mover ..

  4. LDMuras says

    yo como catalan y si apoyara esas ideas ya tengo a cup para votar y como no lo hago voto comunes

  5. florentino del Amo Antolin says

    ¡ El proyecto común amigo !. Los resultados de Catalunya, te dejaran en tu sitio… ¿ Por que te fuiste antes del resultado ?. Por escupir sapos, y culebras cuando te han dado allí donde más duele; si lo que querias era notoriedad… Mira que decir que Podemos es igual que C´s !. Te pasaste de largo amigo; allí donde vayas te perseguirá la sombra que dejaste en un proyecto ilusionante… ¡ Otros lo defenderán con orgullo, coherencia y dignidad de la que careces, ni más, ni menos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.