TECNOLOGÍA / Llega el cambio anunciado

Cambio histórico en Twitter: adiós definitivo a los tuits de 140 caracteres

0
Todos los usuarios de Twitter podrán escribir mensajes de hasta 280 caracteres a partir de esta noche.

Se escribe hoy un nuevo capítulo en la Historia del Social Media. Twitter elimina de forma definitiva la que ha sido su seña de identidad más característica durante sus poco más de 10 años de historia: los mensajes con un límite de 140 caracteres.

La compañía acaba de anunciar desde su sede en San Francisco (Estados Unidos) que amplía el total de caracteres de los mensajes, de forma oficial, hasta los 280, justo el doble de los permitidos hasta ahora. En las próximas horas, todos los usuarios de la red de microblogging podrán dar rienda suelta a su creatividad utilizando 140 caracteres adicionales.

Publicidad

El microblogging es así, a partir de hoy, un poco menos microblogging. Twitter había puesto en marcha un experimento el pasado mes de septiembre para probar la aceptación que esta medida podía tener entre los usuarios, algunos de los cuales han podido estar testando la nueva funcionalidad desde entonces. La euforia con la que la empresa comunicaba el inicio de las pruebas entonces hacía preveer que los 140 caracteres tenían los días contados, sea cual fuera el resultado de las mismas.

Sin embargo, ahora, antes de que se cumplan dos meses del comienzo del test, y a pesar de las reticencias iniciales mostradas por algunos usuarios, Twitter alza las campanas al vuelo. En un post publicado en su blog oficial, reconoce el objetivo como “cumplido” y aporta algunos datos que justifican tan importante movimiento.

Según afirma expresamente la compañía, “tuitear era difícil” hasta ahora. Posiblemente fuera uno de los motivos por los que le costaba sumar nuevos usuarios, aunque en el último trimestre había añadido cuatro millones más, pero seguía creciendo a un ritmo considerablemente menor que otras plataformas como Instagram.

Al parecer, hasta ahora, el 5,3% de los tuits escritos en español (y el 9% de los redactados en inglés) se componía de exactamente 140 caracteres. Esto suponía un ejercicio adicional de creatividad para muchos usuarios que tenían que esforzarse por comprimir aquello que querían decir con tal limitación. En ocasiones, al pasarse de caracteres, no sabían cómo reducir el contenido y acababan por no publicar el mensaje o, incluso, por abandonar la plataforma.

Con los datos del experimento en la mano, Twitter asegura que el porcentaje de tuits inacabados ha caído hasta el 1% en el caso del idioma español y al 0,8% en inglés en estos casi dos meses de pruebas. Este es uno de los motivos por los que elimina la barrera de los 140 caracteres no sólo en estos dos idiomas, sino en todos aquellos en los que la restricción imponía límites a la hora de comunicarse. Es decir, en todos menos el japonés, el chino y el coreano, en los que se puede expresar mucho más con un solo caracter.

“La gente puede comunicarse ahora más fácilmente con un tuit y, además, mantenemos la velocidad y la brevedad propias de Twitter”, apunta Aliza Rosen, product manager de Twitter. La directiva reconoce que durante los primeros meses del experimento tenían miedo de que el timeline de los usuarios se llenara de mensajes de 280 caracteres. Incluso hubo desarrolladores que crearon aplicaciones para evitar que éstos se mostraran a los tuiteros molestos con el cambio.

Sin embargo, poco a poco, una vez fue pasando la novedad del momento, el número de mensajes largos compartidos en la red social se fue moderando. De hecho, sólo el 5% de los mensajes enviados durante estos dos meses por los usuarios que formaban parte del test en la plataforma superó los 140 caracteres, mientras que únicamente el 2% utilizó más de 190.

Esto supone, según Twitter, que los usuarios, aunque tengan la posibilidad de comunicarse con 280 caracteres, continúan apostando por la brevedad y la inmediatez en la plataforma, lo que no está cambiando significativamente la cantidad de contenido que lee cada uno en los mensajes que se le muestra.

Sin embargo, sí que estos mensajes más largos motivan más a otros usuarios a comentar, a dar a “me gusta” o a mencionar a otros usuario. Este incremento de las interacciones ha sido también un motivo de peso para Twitter a la hora de tomar la decisión de aplicar el cambio. A mayor número de acciones, más tiempo de permanencia en la plataforma y más identificación del usuario con la red social, que utiliza estas métricas para atraer anunciantes y, por supuesto, obtener ingresos.

Twitter es consciente de que durante los próximos días la red social se llenará de mensajes largos, provocando las quejas de algunos usuarios, pero confía en que en las próximas semanas se vaya normalizando el número de ellos. Sea como sea, a partir de esta noche el microblogging, tal y como siempre lo hemos entendido, deja de existir para siempre.

Leave A Reply

Your email address will not be published.