El futuro ya está aquí: innovaciones tecnológicas que jamás pensaste que llegarían

  • Algunas compañías de Internet han presentado desarrollos tan innovadores que hace sólo un par de años parecerían ciencia ficción
  • Microsoft ha patentado una tecnología que permite recrear una conversación a través de un chat en Internet con personas que ya fallecieron
  • Con Horizon (Facebook) formaremos parte de un entorno de realidad virtual en el que se podrá quedar con los amigos para ver una película o incluso tomar un café

0

La velocidad a la que evoluciona la tecnología es cada vez mayor. Hace dos siglos se desarrollaba la primera Revolución Industrial, con la invención de la máquina de vapor, y desde entonces se han ido acortando los periodos de tiempo en los que se producen auténticas revoluciones que cambian la forma de entender el mundo y las relaciones humanas.

Sin embargo, en los últimos años, la evolución es más vertiginosa si cabe, hasta el punto de que ya no hablamos de la cuarta revolución industrial, en la que supuestamente nos encontraríamos en la actualidad, protagonizada por el auge de Internet y las redes sociales, sino que ya estaríamos en la quinta revolución, la de la Inteligencia Artificial, la Realidad Virtual y el Internet de las Cosas, con la interconexión de todos los dispositivos.

Pero esta quinta revolución industrial ya tiene los días contados. Podría decirse que la “sexta revolución”, el futuro tecnológico ya está aquí. Algunas compañías de Internet han presentado desarrollos tan innovadores que hace sólo un par de años parecerían ciencia ficción. Sin embargo, hoy se trabaja en su creación y podremos emplear estos productos y servicios mucho antes de lo que pensamos. Los tiempos se acortan y es necesario adaptarse, por eso vamos a comentar algunas de las principales innovaciones que pronto serán una realidad y que quizá nunca pensaste que llegarías a ver algo así:

Un chatbot para “hablar” con personas fallecidas

Microsoft ha patentado una tecnología que permite recrear una conversación a través de un chat en Internet con personas que ya fallecieron. Este programa, elaborado mediante Inteligencia Artificial, emplearía las publicaciones que esa persona hubiera realizado en sus redes sociales de forma pública a lo largo de su vida, las rastrearía y almacenaría para elaborar con este material su base de datos conversacional.

El chatbot permitiría que cualquiera se pusiese en contacto con él y respondería de acuerdo al análisis de esos textos… y también podría emplear elementos audiovisuales y compartir fotografías o fragmentos de vídeos publicados en sus redes. Es más, analizando el contenido de los vídeos y también de mensajes sonoros que hubiera compartido en redes sociales de audiochat, la Inteligencia Artificial sería capaz de enviar notas de voz e incluso reproducir conversaciones habladas, al ir aprendiendo e incorporando nuevas capacidades según el uso que se realice del chat.

Según Microsoft, también se podrían crear modelos en dos dimensiones, o en tres dimensiones, que fueran los que desarrollaran la conversación imitando la apariencia física de la persona fallecida. Así la interacción podría ser mucho más real.

La aplicación de esta tecnología no se quedaría únicamente en personas fallecidas. Por ejemplo, podría emplearse para tener una conversación con una persona hace 20 años, con aspecto mucho más joven… o incluso para hablar con nuestro “yo adolescente”.

Conocer tu estado de ánimo sin preguntar

El servicio de streaming musical Spotify ha patentado una tecnología que le permitirá conocer el estado de ánimo de una persona sin que esta señale cómo se encuentra.

Para conseguirlo, Spotify analiza la voz del usuario y tiene en cuenta otros factores adicionales como su edad, su género, el acento que tiene al hablar… o incluso el sonido que hay en el ambiente. Con todos esos datos, su Inteligencia Artificial es capaz de determinar cómo se encuentra y cuál sería la música que más le convendría escuchar según su estado anímico.

El servicio de streaming ya proporciona contenidos en función del estado de ánimo del usuario en la actualidad, pero éste debe indicarle si se encuentra triste o cansado, entre otras opciones. Con esta nueva tecnología, si Spotify está abierto en un segundo plano en nuestro móvil, podría interpretar el tono de nuestra conversación por teléfono con un familiar y determinar cuál será la mejor canción que debemos escuchar en cuanto iniciemos el servicio.

De la misma manera, adaptará la música a la hora del día o la actividad que se esté realizando. Si, por ejemplo, se está haciendo deporte, será capaz de seleccionar temas cuya cadencia se ajuste al ritmo de las zancadas mientras se corre. Además, el algoritmo de reconocimiento aprenderá según uso. Así, en siguientes ocasiones será capaz de determinar mejores recomendaciones musicales al tener en cuenta los temas que el usuario ha ido escuchando, saltando, repitiendo…

Espinacas que mandan emails contra el cambio climático

El Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) ya desarrolló hace unos meses un algoritmo que es capaz de identificar enfermos de coronavirus solo con escuchar una de sus toses y ahora ha elaborado una tecnología que permite a verduras como las espinacas alertar por correo electrónico contra el cambio climático.

Según la tecnología que han desarrollado, se insertan unos nanotubos de carbono en la hoja de las espinacas, que cambian cuando las raíces de las plantas detectan la presencia de componentes nitroaromáticos en las aguas subterráneas. Unas cámaras infrarrojas son capaces de detectar esos cambios químicos invisibles al ojo humano. Al producirse, activan un sistema de alarma que envía un correo electrónico de aviso

Envío de olores a distancia

Zoom, la aplicación de videollamadas cuyo uso ha crecido más de un 900% en el último año tras las medidas de confinamiento y aislamiento social decretadas por la pandemia de coronavirus, está desarrollando nuevas funcionalidades para hacer evolucionar su producto estrella. En este sentido, se encuentra creando un sistema que permita transcribir las conversaciones que tenga un usuario en tiempo real, empleando Inteligencia Artificial, y traducirlas automáticamente al idioma que se quiera escuchar. Anticipándose a la pronunciación del usuario, el receptor solo escucharía las palabras en el idioma traducido al mismo tiempo que van saliendo de los labios de quien las pronuncia.

Pero no es el único desarrollo que ha promedio Eric Yuan, CEO de Zoom, quien asegura que en un plazo máximo de 10 años, su compañía será capaz no solo de transportar imagen para generar encuentros, sino que también será capaz de permitir a los participantes de un encuentro virtual que “huelan en remoto” la misma fragancia.

El universo virtual de Facebook

La red social más empleada en el mundo está ultimando su proyecto Horizon, un universo virtual en el que los usuarios ya no interactuarán en una plataforma de escritorio como Facebook tal y como lo conocemos. Pasaremos a formar parte de un entorno de realidad virtual en el que se podrá quedar con los amigos para ver una película en tiempo real o incluso tomar un café y tener una cita con alguien a quien acabamos de conocer a través de Facebook Parejas.

Para acceder a este entorno virtual se necesitarán las gafas de realidad aumentada Oculus Quest -desarrolladas por Facebook- y entre otras funciones, se podrá acudir a consulta médica sin salir de casa o visitar el stock de una tienda virtual… y todo ello sin salir de la red social.

Horizon está ya en fase de prueba y tenía que haberse lanzado el pasado año, pero la pandemia de coronavirus ha retrasado su estreno. Se espera que abra sus puertas ya, antes de que finalice 2021. El futuro ya está aquí.

Leave A Reply

Your email address will not be published.