Pisarello carga contra el PP en Barcelona por su “negacionismo” con el franquismo

El pleno del Ayuntamiento de Barcelona ha decidido este viernes retirar la Medalla de Oro de la ciudad, el mayor reconocimiento que puede otorgar, a Miquel Mateu i Pla, el primer alcalde franquista de la ciudad. Todos los grupos han votado a favor de esta medida a excepción del PP, que ha decidido optar por la abstención. El teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha cargado contra los populares por su “negacionismo” con el franquismo, en un gesto que ha considerado “grave”.

“Lo que hacemos aquí no es revisionismo ni nostalgia, es ir contra el negacionismo”, ha indicado Pisarello, quien ha recordado como Mariano Rajoy, en su visita reciente a Argentina, participó en un homenaje a las víctimas de la dictadura y que, al escuchar la pregunta de si algún día pretendía hacer lo mismo con los afectados por el franquismo en España, mantuvo un silencio “ominoso”.

Pisarello ha recordado que llegó con “una camisa azul” al Ayuntamiento y ha aludido al libro ‘Nazis en Barcelona’, de Mireia Capdevila i Francesc Vilanova, donde aparece una fotografía del primer alcalde franquista con Himler. Mateu i Pla recibió y “abrió las puertas de la ciudad” a quien “fue uno de los principales responsables del holocausto”.

Publicidad

Dirigiéndose al presidente del grupo municipal del Partido Popular de Cataluña en el Ayuntamiento de Barcelona, Pisarello ha indicado: “usted se ha abstenido en el punto de retirar la medalla a Miquel Mateu i Pla. Es la amnesia que ha practicado el PP que no es neutral y que es negacionismo”. En este sentido, ha añadido: “la memoria antifascista es fundamental para construir sociedades democráticas en el futuro. Si no nos podemos poner mínimamente de acuerdo en eso, vamos muy mal”.

El pleno del Ayuntamiento ha aprobado también, pero en este punto por unanimidad, anular los expedientes de depuración que en la época de Mateu se abrieron a funcionarios municipales. Se iniciaron un total de 7.000 expedientes y, de estos, 1.618 fueron sancionados. Un total de 922 cargos fueron destituidos, mientras que al resto se les suspendió el sueldo y el empleo durante un tiempo. Miquel Mateu i Pla (Barcelona, 1898-Barcelona, 1972) también fue embajador en París, presidente de la Caja de Pensiones, ‘la Caixa’, presidente de la patronal catalana Fomento del Trabajo Nacional, consejero nacional de Falange Española y procurador en Cortes.