Podemos teme que Rajoy intervenga el último en el debate de la moción de censura

1
debate de la moción de censura
Mariano Rajoy y Pablo Iglesias, en un encuentro que mantuvieron en el Congreso en septiembre del año pasado. / Efe

Podemos sospecha que la presidenta del Congreso, Ana Pastor, está barajando la posibilidad de que Mariano Rajoy intervenga en último lugar en el debate de la moción de censura que el partido ha presentado en su contra. Si se da la circunstancia sería algo “muy grave” porque la última palabra en la moción le corresponde al candidato --en este caso Pablo Iglesias--, denuncian a este medio fuentes de la dirección. El PP cree que finalmente el mandatario participará en el debate y que se reservará la potestad de poder hablar en cualquier momento del pleno convocado para el martes, según indicó este viernes su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando.

Esta no es la única preocupación del partido. “Hay una opacidad tremenda sobre cómo va a ser el debate del martes”, aseguran desde Podemos, que indican que solo cuentan con la certeza de que el debate comenzará a las 9h00 y que Pastor se encargará de moderarlo, una información que ella misma les brindó en la Junta de Portavoces. Los intentos que han hecho para obtener más datos de parte de los letrados del Congreso han resultado infructuosos, explican. “Nos da la sensación de que parece que les han dicho que no nos den mucha información”. La formación morada dice desconocer si la presidenta tiene previsto que las dos anteriores mociones de censura que se han debatido en la Cámara --Felipe González contra Adolfo Suárez (1980) o Antonio Hernández Mancha contra González (1987)-- sirvan de precedente o si, por ejemplo, la encargada de presentar la iniciativa, Irene Montero, tendrá derecho a réplica si el Gobierno hace uso de su turno.

Publicidad

Podemos teme que el PP repita con Pastor la estrategia que llevó a cabo el jueves en la moción de censura contra Cristina Cifuentes. “Fue la misma sensación de ir a un partido de fútbol y darse cuenta de que el árbitro está comprado”, indican estas fuentes en alusión a la supuesta imparcialidad de la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Andrados, quien habría hecho “una interpretación intencionada” del reglamento para que “el Gobierno del PP tuviera la posibilidad de llevar el debate a un terreno que le beneficiaba más”.

El bronco intercambio que se vivió en el hemiciclo madrileño tuvo uno de sus principales escollos en la interpretación del reglamento de la Asamblea respecto a las mociones de censura. Podemos no fue el único partido que se mostró su desacuerdo con la manera de llevar el debate de Andrados, sino que el PSOE, aunque no apoyó la iniciativa de los morados, también se sumó a las quejas. El Ejecutivo regional optó por intervenir en numerosas ocasiones y la presidenta se lo permitió por el artículo 113.6., que permite a los miembros del Consejo de Gobierno intervenir en el debate siempre que lo soliciten. Sin embargo, la oposición advirtió que la moción de censura es un tipo de debate con regulación específica donde no cabe este supuesto.

Podemos cree que la puesta en escena del PP durante el debate en Madrid fue una especie de ensayo para examinar la reacción de la opinión pública y diseñar una estrategia de cara a la moción contra Rajoy. En este caso, y a pesar de las ocho horas que duró el debate, la presidenta de la Comunidad de Madrid decidió no intervenir en ningún momento y todos los diputados del PP la acompañaron a abandonar el pleno antes de que el debate finalizara. “En otros países europeos esto sería un escándalo. El Partido Popular nos está acostumbrando a tales niveles de cacicadas y faltas de respeto que parece una cosa más. Da mucho miedo”, apuntan desde el partido.

El debate comenzará el martes a las 09h00. Montero será la encarga de abrirlo y, después, Iglesias expondrá su programa de Gobierno como candidato alternativo. Ambos participarán sin límite de tiempo. Por su parte, los portavoces de IU, Alberto Garzón; En Comú Podem, Xavi Domènech; y En Marea, Antón Gómez-Reino intervendrán en un tercer turno de 30 minutos que se repartirán, a razón de 10 minutos cada uno. La moción de Unidos Podemos únicamente tiene el respaldo de Compromís, ERC y Bildu, un 23% del Congreso, pero el partido defiende que la ciudadanía está a favor de la iniciativa, ya que casi la mitad del electorado da su visto bueno a la moción, según una encuesta de Metroscopia.

1 Comment
  1. florentino del Amo Antolin says

    Que raro, nadie dice nada. Cuarto poder debería adelantarse con el reglamento de la cámara; tiene que estar diseñado el modelo de tal moción. Parece que hay demasiado interés, en poner sordina al tercer grupo del parlamento. Ya los mandaron al » gallinero «, menos preciando los 5.000.000 de votos comprometidos en despachar al Pp y Plasmado Presidente. Ahora, trataran de alargar la triple Alianza y de esta forma pasarán los meses para regocijo de esquilmadores de lo Público. Otra capsula de morfina más. U P tiene la obligación y el compromiso de la palabra dada a sus votantes. La dignidad, coherencia, honradez con los más necesitados. También, la transversalidad de un profundo cambio que implique el compromiso de los agentes políticos , sociales, educativos, sanitarios, dependientes, parados.. En transformar el País, justo, equilibrado y honesto.. La semilla brotará seguro!. Que se vean retratados en su circo Nacional!!. Eso se espera de U P. Salud, trabajo y República!.

Leave A Reply

Your email address will not be published.