El TC se opone a la mayoría de la comunidad educativa al avalar la segregación por sexo

colegio_concertado_efe
Imagen de archivo en la que un grupo de niñas atiende en clase en un colegio concertado. / Efe

El Tribunal Constitucional ha acordado este martes, por mayoría de ocho votos, desestimar el recurso de inconstitucional que había presentado el PSOE contra la LOMCE por, entre otros motivos, blindar el concierto a centros educativos que segregan por sexo. El alto tribunal no ve ilegalidad alguna en una de las principales denuncias de la mayoría de la comunidad educativa, que a través de un documento de bases expuso la necesidad de “impedir las desviaciones que se han producido e el régimen de conciertos” en los centros que “adoptan prácticas de segregación del alumnado por sexos y de selección por nivel académico, etnica y religión”.

El grupo parlamentario socialista había elaborado un documento de 94 páginas, a cargo de un grupo de juristas encabezados por el catedrático de Derecho Constitucional Gregorio Cámara. Uno de los puntos principales era que la LOMCE vulnera el artículo 14 de la Constitución, “la igualdad ante la ley y prohibición de discriminación”, al avalar la financiación pública de los centros que segregan por sexo. Así, los socialistas argumentaban que este tipo de educación, que carece de “base científica”, favorece“los estereotipos sexistas”.

Publicidad

La Confederación Española de Padres y Madres, Sindicatos de Estudiantes, organizaciones sindicales mayoritarias y minoritarias, además de ONG reflejaron su firme rechazo a la segregación por sexos en el documento de bases para construir un futuro Pacto Educativo. Por otra parte, la posibilidad de un acuerdo estatal sobre la educación ha quedado definitivamente deshecha este martes. Después de que todos los grupos, a excepción de PP y Ciudadanos, abandonaran la subcomisión en el Congreso de los Diputados denunciando la imposibilidad de llegar a acuerdos mínimos con el Gobierno, la Mesa del Congreso ha acabado dictaminando que las negociaciones no pueden darse solo entre estos dos grupos parlamentarios.

Actualmente existen unos 170 centros que imparten educación segregada. De ellos, cerca del medio centenar son subvencionados con fondos públicos. El recurso de los socialistas también cuestionaban otros puntos de la LOMCE como la eliminación de la Educación para la Ciudadanía o los itinerarios que obligan a los estudiantes a elegir optativas dirigidas hacia la FP o el bachillerato en 3º de la ESO, porque, según denuncia, obstaculizan “la progresión en equidad”.