La Audiencia Nacional rebaja la condena a Abad, uno de los acusados de Alsasua

  • La Audiencia Nacional reconoce que hubo "un error" y rebaja la condena de Iñaki Abad de 13 años a 10

4

La Audiencia Nacional ha rebajado la condena que impuso a Iñaki Abad, uno de los ocho condenados por los sucesos de Alsasua, de 13 a 10 años. El motivo de la rebaja ha venido después de que su defensa presentara un escrito en el que consideraba que había "un error" en la sentencia condenatoria que le condenó a más años de cárcel de los que establecía la sentencia.

Según el auto de aclaración, hecho público por la agencia EFE, la sección primera de lo Penal reconoce que en la fundamentación jurídica señaló que se debía imponer una pena de 2 años de prisión por cada uno de los tres delitos de lesiones a los que fue condenado Abad. Finalmente se le condenó a 3 años de cárcel por cada uno, lo que explica los tres años de diferencia entre la condena impuesta y la rectificada.

La Audiencia Nacional señaló a los condenados Jokin Unamuno, Adur Ramírez de Alda y Ohian Arnanz como los "instigadores" de las agresiones a los dos guardias civiles y sus parejas y dejaron fuera a Iñaki Abad. Sin embargo, en la redacción de la sentencia, fijó para éste una pena de tres años por cada delito de lesiones, en lugar de dos. Ahora, la sección primera de lo Penal de la AN rectifica la condena.

Publicidad

Abad es uno de los ocho condenados por los sucesos ocurridos en octubre de 2016 en la localidad navarra de Alsasua. La sentencia condenatoria para los ocho llevó a prisión a siete de ellos, a excepción de Ainara Urkijo, condenada a dos años. Los otros siete jóvenes fueron condenados a penas de entre 2 a 10 años de prisión.

La fiscalía de la Audiencia Nacional recurrió la sentencia condenatoria para los ocho jóvenes y pidió penas más duras y que se les condenara por terrorismo, un delito que el tribunal de la Audiencia Nacional rechazó. La fiscalía pide para ellos penas de hasta 62 años de prisión.

Tres de ellos, Jokin Unamuno, Adur Ramírez y Oihan Arnanz llevan en tres prisiones madrileñas distintas desde hace más de año y medio. Los otros cuatro jóvenes, a excepción de Ainara Urkijo, con la pena más baja, fueron enviados a prisión hasta sentencia firme después de que el tribunal considerara que existía riesgo de fuga.

4 Comments
  1. florentino del Amo Antolin says

    Un globo sonda ?. Justizia Justa y en el entorno natural… Todo lo demás son otras cuestiones fuera de una riña en ferias a las 5 de la mañana. Lavarse la cara, núnca evita tener unas intenciones inhumanas. Justizia Justa !.

  2. ana nimo says

    aclarenme una cosa que no entiendo, ¿se puede pegar a las mujeres? segun leo en los medios de comunicacion todos estan protegiendo a los agresores de Alsasua

  3. ana nimo says

    El jovencito Sánchez que defendía al PSOE de la “cal viva” quere resucitar a franco

    https://www.youtube.com/watch?v=wSVx4AGxfSA

  4. ninja45 says

    Pelearte con un guardia civil: 13 años. Que te viole un guardia civil: 9 años. Vista la sentencia de La Manada, a los jovenes de Altsasua, les habría salido más barato darle por c. al guardia civil que romperle el tobillo. En este caso los fiscales hablan de xenofóbia, racismo y fascismo. Que no se equivoquen. Las fuerzas armadas, la policia nacional y la guardia civil han sido históricamente refugio y criadero de xenófobos, racistas y fascistas que han encontrado en estas instituciones amparo y soporte incondicional a un tipo de gente, afiliada a la ultraderecha, intolerantes y neonazis. Querían convertir con imputaciones y declaraciones falsas, una vulgar pelea de bar en un delito de «terrorismo» cuando, se mire como se mire, no había por donde
    cogerlo. Se quiere dar ejemplo, escarmentar e inculpar a gente normal y corriente, sin antecedentes penales, con sentencias totalmente desorbitadas para dar la razón a los fascistas y corruptos que nos gobiernan y así intentar tapar su inmensa pobredumbre ética y moral. Cuando la Fiscalía que «afina» está en manos de la extrema derecha de Vox, la Injusticia Española está totalmente politizada y el Tribunal Incostitucional vive anclado en la
    época de Franco, esto es lo que ocurre. Un ejemplo claro de que seguimos viviendo, cincuenta años después, en una dictadura oligárquica muy alejada de cualquier democracia europea. Eso mismo está ocurriendo en Cataluña, donde se encarcela preventivamente a gente cívica y pacífica por el mero hecho de ser independentistas y se les quiere imputar de una «violencia» y un «terrorismo» que sólo existe en las mentes enfermas de la gente que los juzga. España se parece cada día más a Turquía. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.