La Fiscalía recurre la sentencia de Alsasua y pide que sean condenados por terrorismo

4

La Fiscalía de la Audiencia Nacional recurrió ayer, miércoles, la sentencia a los ocho jóvenes de Alsasua condenados tras una pelea con dos guardias civiles y sus parejas en la madrugada del 15 de octubre de 2016. La Fiscalía ha vuelto a pedir una condena por terrorismo para los ocho condenados y pide penas de hasta 62 años.

La posición de la Fiscalía de la AN a lo largo de todo el proceso judicial de Alsasua ha sido inamovible. Esta petición de la Fiscalía no es nueva, ya que antes de la lectura de la sentencia dictada por el tribunal, que condenó a los ocho jóvenes a penas de entre 2 y 13 años de prisión, pidió para los acusados las penas máximas, de 62, 50 y 12 años y que fueran juzgados por delito de terrorismo.

«Lo que ocurrió en Alsasua no fue una pelea de bar ni una trifulca. Fue una agresión planificada y organizada contra dos miembros de la Guardia Civil y sus parejas con una finalidad terrorista. Con la finalidad de expulsar a los miembros de la Guardia Civil de un territorio que los acusados consideran suyo de una manera excluyente», sostiene el recurso.

Publicidad

Esta nueva petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional llega días después de la sentencia, que condena a los ocho jóvenes por delitos de agresión y alteración del orden público. 48 horas después de la lectura de la sentencia cuatro de los cinco jóvenes que se encontraban en libertad fueron trasladados a Madrid para una vistilla en la que se decretó su entrada en prisión "por riesgo de fuga".

En la actualidad, siete de los ocho jóvenes de Alsasua condenados por los hechos ocurridos la noche del 15 de octubre de 2016 se encuentran en prisión. Las familias de los ocho condenados han calificado la sentencia de "vengativa" y han sido muy críticos con todo el proceso judicial, por juzgarse "en un tribunal excepcional, como es la Audiencia Nacional".

Manifestación en Pamplona por Alsasua

Este sábado 16 de junio está prevista una gran manifestación en Pamplona, en la que esperan que sea la manifestación más numerosa desarrollada en Navarra, a favor de los ocho jóvenes y en contra de la condena impuesta por la Audiencia Nacional.

Hasta el momento, más de sesenta agentes políticos y sociales de Navarra se han adherido a la manifestación y a pedir que se estudie la "desproporción" de las condenas de los ocho jóvenes de Alsasua. A ellos, también se han sumado eurodiputados españoles en el Parlamento Europeo, quienes han pedido a la institución de la UE que analice el caso y que valore si se ha juzgado con proporción a los hechos.

4 Comments
  1. expresidente m. rajoy says

    en esto no se ha cambiado de gobierno… igual sí pero a peor…

  2. ana nimo says

    la izmierda apoyando a los que agreden a mujeres
    y las feminas ayer tan activas hoy en silencio sepulcral

  3. ana nimo says

    y las feminazis que dicen de los aresores de mujeres

  4. ninja45 says

    Pelearte con un guardia civil: 13 años. Que te viole un guardia civil: 9 años. Vista la sentencia de La Manada, a los jovenes de Altsasua, les habría salido más barato darle por c. al guardia civil que romperle el tobillo. En este caso los fiscales hablan de xenofóbia, racismo y fascismo. Que no se equivoquen. Las fuerzas armadas, la policia nacional y la guardia civil han sido históricamente refugio y criadero de xenófobos, racistas y fascistas que han encontrado en estas instituciones amparo y soporte incondicional a un tipo de gente, afiliada a la ultraderecha, intolerantes y neonazis. Querían convertir con imputaciones y declaraciones falsas, una vulgar pelea de bar en un delito de «terrorismo» cuando, se mire como se mire, no había por donde
    cogerlo. Se quiere dar ejemplo, escarmentar e inculpar a gente normal y corriente, sin antecedentes penales, con sentencias totalmente desorbitadas para dar la razón a los fascistas y corruptos que nos gobernaban y así intentar tapar su inmensa pobredumbre ética y moral. Cuando la Fiscalía que «afina», la Injusticia Española y el Tribunal Inconstitucional comen de la
    mano del Partido Podrido y sus secuaces, esto es lo que ocurre. Un ejemplo claro de que seguimos viviendo, cincuenta años después, en una dictadura oligárquica muy alejada de cualquier democracia europea. Eso mismo está ocurriendo en Cataluña, donde se encarcela preventivamente a gente cívica y pacífica por el mero hecho de ser independentistas y se les quiere imputar de
    una «violencia» y un «terrorismo» que sólo existe en las mentes enfermas de la gente que los juzga. España se parece cada día más a Turquía. Si me pegan, yo me divorcio. Som República !!*!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.