Más de 350 feministas piden que se retire la demanda para ilegalizar OTRAS

Desde la activista Justa Montero hasta la concejala Laura Pérez, pasando por la directora de cine Isabel Coixet. Más de 350 feministas apoyan un manifiesto en el que se pide la retirada de la demanda, impulsada por la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y la Plataforma 8 de marzo de Sevilla, que solicita la ilegalización del sindicato de trabajadoras sexuales OTRAS.

Entre las firmas, se encuentran mujeres de diversas ramas profesionales, con “posiciones y enfoques diversos” con respecto a la prostitución, pero a favor del  “derecho a la libre sindicación” de estas trabajadoras. Se plasman las rúbricas de activistas feministas como Mireia Bofill, Begoña Zabala, Justa Montero, Amaia Pérez Orozco y Yayo Herrero; abogadas como Begoña Lalana; cargos públicos como la concejala de Feminismos de Barcelona, Laura Pérez; escritoras y periodistas como Elena Poniatowska, Ángeles Mastreta, Coral Herrera y Nuria Alabao; profesoras y docentes como Raquel Osborne, Dolores Juliano, Mª Jesús Izquierdo e Itziar Ruíz Jiménez y directoras de cine y artistas como Isabel Coixet y Maria Galindo.

Publicidad

En el documento piden que “no se utilice una pretendida unanimidad del feminismo como aval de ninguna medida legal que pueda afectar a las condiciones materiales de vida de muchas personas”. Las firmantes recuerdan que dentro del movimiento hay una “enorme diversidad de posiciones” y no consideran que el recurso a la justicia , que “desde el feminismo con tanto esfuerzo se lucha por cambiar”, sea “una herramienta política justificada” para este fin, ya que se ha demostrado que “no protege adecuadamente los derechos de las mujeres”.

Publicidad

Además de mostrar la pluralidad de sensibilidades, también piden que en este debate no se confunda “la trata de personas con fines de explotación sexual” con la “prostitución decidida” ni con “la diversidad de trabajos sexuales que hoy en día se ejercen legalmente en este sector”.

En el documento señalan que “las personas que han demandado al sindicato OTRAS no tienen intención de beneficiar a la patronal de la prostitución”, pero les recuerdan en otro de los puntos que entender que la sindicación favorece al proxenetismo “es obviar un principio básico del derecho sindical, esto es, que la autoorganización de los trabajadores y trabajadoras sirve para limitar el poder de la patronal”.

Lee el manifiesto completo y la lista de firmantes aquí.