La Conferencia Episcopal financia el odio


El comentario de Luis del Val, en la COPE, sobre la cabalgata de Reyes.

Luis del Val era el hombre blandengue que escribía los empalagosos perfiles de los personajes a los que entrevistaba Iñaki Gabilondo en la Cadena SER: “Cuando fulano entra en el estudio deja tras de sí un olor a rosas y un tranquilo aroma a melancolía…”. Pura baba. Pues resulta que el edulcorado individuo escondía a todo un rabioso homófobo. No ha sido necesario más que un cambio de aires, de la SER a la COPE, para que encontrase el hábitat adecuado para llevar a cabo la transformación. Escuchen su comentario sobre la cabalgata de reyes en Vallecas, que encabeza estas líneas…

Publicidad

“Los gays son muy respetables, gente educada, muy seria”, dice mostrando su ignorancia. Hay gays respetables, educados y serios como los hay irrespetuosos, maleducados y frívolos. Los gays son gente normal, como usted, como yo, e incluso como algunos periodistas de pluma amanerada que acumulan bilis en las entrañas: “Para que los niños aprendan que pueden ser maricones desde las edades tiernas”, dice el que antes se lavaba la lengua con agua bendita. Y luego llama “estúpida” a la alcaldesa y “maricones de mierda” a los organizadores de la cabalgata.

Publicidad

Hablan de denunciar a Luis del Val por un delito de odio. Yo no iría tan lejos, pese a que hay odio a toneladas en sus palabras. Es solo un pobre ignorante ladrando para ganarse las habichuelas. El verdadero problema es quién le paga esas habichuelas, quien le ofrece un micrófono, quien está apostando por difundir ese odio. La Conferencia Episcopal. Sí, esos que usted financia cuando marca la casilla de la Iglesia en la declaración de la renta.