La metamorfosis: Podemos se convierte en IU

  • Todo el que alguna vez se había atrevido a disentir con la dirección fue borrado del mapa, por muy diversas que fueran sus posturas, que iban desde Carolina Bescansa a Luis Alegre

23

Carlos Fernández Liria, integrante de la lista Más Madrid a la Comunidad

“En política, los errores se conjuran dimitiendo y no parece sensato que lleven los partidos (¿hacia dónde?) quienes los han hundido. A no ser que sus partidos no les interesen y sean solamente herramientas personales o de pequeñas familias con el mandato de resistir a toda costa”. Esto es lo que decía Juan Carlos Monedero respecto a las elecciones andaluzas de 2018, cuando Adelante Andalucía perdió 300.000 votos, obteniendo tan sólo un 16 % de los sufragios.

El gran error de Teresa Rodríguez había sido, nos dijo, enmascarar las siglas de Podemos. Y pidió que se asumieran responsabilidades y que hubiera dimisiones. Ahora podemos medir si tenía razón. En estas elecciones, Podemos ha obtenido en Andalucía un 14,25%, un porcentaje sensiblemente menor (y eso con una participación electoral muchísimo más movilizada). Así, pues, Teresa Rodríguez acertó. Sin ella y sin Adelante Andalucía, el desastre habría sido mucho mayor. Monedero se equivocó en su diagnóstico. Pero sus duras palabras respecto a “los que llevan los partidos al desastre” ¿siguen siendo vigentes? En ese caso, la actual dirección de Podemos debería dimitir en bloque, porque el desastre ha sido mucho mayor. O, por lo menos, Juan Carlos Monedero debería exigirlo ahora con la misma vehemencia.

Publicidad

Podemos ha perdido 1,3 millones de votos respecto a 2016 y 2,3 millones de votos respecto a 2015. Haya sido cual haya sido la estrategia, el resultado es que ha obtenido 14,3% de los votos a nivel estatal, algo que ya recuerda demasiado a los viejos techos de IU. Ahora somos -sigo siendo votante de Podemos- cuarta fuerza política. Hace tres años íbamos a sorpasar al PSOE y ahora nos encontramos con un PSOE más fuerte que nunca.

Todo ha vuelto, por tanto, a la normalidad: los estrategas de la dirección podemita han refundado IU y recuperan su viejo papel frente al PSOE. ¿Están muy orgullosos del resultado? Y sobre todo, ¿alguien puede pensar que con esa estrategia lograríamos imponernos en las municipales y las autonómicas? En la Comunidad de Madrid, por ejemplo, la derecha ha obtenido el 53,58% de los votos frente al 45,23% de la izquierda.

La situación es, por lo tanto, gravísima: la izquierda puede perder el Ayuntamiento y volver a perder la Comunidad, que quedaría, además, en manos de una derecha radicalizada, lo que sería la puntilla tras estas dos décadas de neoliberalismo salvaje. ¿Se entiende así por qué ha sido necesario crear Más Madrid? ¿Alguien puede pensar que, para revertir esos porcentajes, podíamos limitarnos a aspirar al 16,24% que ha obtenido Podemos en la Comunidad de Madrid? El propio Pablo Iglesias explicaba mejor que nadie por qué Podemos no se había creado pensando en semejantes porcentajes.

Es hora de reconocer de una vez por todas que la línea política que se impuso en Podemos desde su ejecutiva ha sido catastrófica. No se pierden dos millones de votos así como si nada. Y, en especial, desde Vistalegre II ya no vale echar la culpa a las disputas internas porque no ha habido disputas internas. Toda la oposición interna fue expulsada o marginada taxativamente.

O más bien: todo el que alguna vez se había atrevido a disentir con la dirección fue borrado del mapa, por muy diversas que fueran sus posturas, que iban desde Carolina Bescansa a Luis Alegre, pasando por un larguísimo etc. A Errejón, en concreto, se le silenció hasta en las tertulias de la radio, no sólo en tanto que portavoz de Podemos. Y fuimos muchos más los que, a partir de ese momento, nos quedamos en la cuneta con la boca cerrada. La ejecutiva tuvo desde entonces el completo monopolio para decidir la línea política a seguir. Nadie ha podido hacer la más mínima sombra a la dirección. Y Podemos ha perdido más de un millón de votos. Ese es el resultado y no tiene vuelta de hoja.

Podría haber sido peor, sin duda. Las encuestas anunciaban un mayor descalabro. Sin duda, el cambio de estrategia (bastante “errejonista”, por cierto) en la campaña de Pablo Iglesias ha contrarrestado la tendencia a la baja. Ahora bien, seamos serios, la novedad de esta campaña ha sido VOX y la participación que ha estimulado en clave defensiva: Es VOX quien ha hecho la campaña de Unidas Podemos y PSOE. Mucha gente no ha ido a votarles entusiasmada por su propuestas y convencida por sus argumentos, sino porque eran las únicas dos papeletas que servían para frenar el fascismo. Así es que tampoco es cuestión de que la dirección de Podemos se felicite por haber evitado el desastre, porque más bien se ha salvado por la campana.

Eso sin contar con que a Pablo Iglesias, muchos, le han votado con voto prestado. Es decir, no para que sea presidente, sino para que Sánchez sea de izquierdas. Nadie imaginaba que Sánchez no ganara, nadie imaginaba que Pablo fuera presidente. Esto no es discutible, porque básicamente fue el argumento de Iglesias en los debates para pedir el voto. Más o menos, vino a decir: “de todo esto que ven, lo menos malo es Sánchez, ¿verdad? Pues si le quieren a él, vótenme a mí, porque si no, se irá con Rivera y ya no será el Sánchez que a ustedes les gusta”.

Así pues, no vale escudarse en el asunto de las “disputas internas”. Lo que más bien demuestran los resultados electorales es que si hubo críticas internas a la dirección de Podemos es porque se estaban haciendo mal las cosas y el descalabro electoral se anunciaba inminente. En absoluto es que las cosas hayan salido mal a causa de esas disputas internas (que ya no podía haberlas, a partir de Vistalegre II).

Por supuesto, tampoco vale el argumento de las cloacas del Estado en el que se han atrincherado desde la ejecutiva de Podemos. Las cloacas sin duda dañaron a Podemos muchísimo y seguramente pueden explicar por qué (entre otras cosas) no se produjo el sorpaso el 26J, en 2016. Pero en 2019 la cosa iba más bien a favor de Podemos, pues la noticia era que tales cloacas efectivamente existen y han sido demostradas, noticia que no podía restarle votos, sino todo lo contrario. Respecto a lo que ha ocurrido ahora no hay otros responsables que los que, en Vistalegre II, lograron imponer definitivamente su estrategia política. Sobre quiénes fueron y sobre lo mucho que tenían que ver con las viejas prácticas estalinistas del PCE, se ha expresado muy claramente Miguel Álvarez Peralta en un reciente artículo. No hay manera de disimular el hecho de que este monopolio estratégico nos ha hecho desembocar en un fracaso estrepitoso, pues, como suele decir Pascual Serrano, en efecto, “para este viaje, no hacían falta alforjas”, para esto ya teníamos, desde el principio, a IU, en un momento en que, además, estaba creciendo en expectativa de voto.

La pelota está en el tejado de la ejecutiva de Podemos. Alguien tiene que asumir ahí, cuando menos, la pérdida del último millón de votos. Y como decía Monedero, eso se asume dimitiendo. Y pidiendo disculpas a cinco millones de votantes por esta equivocación, que ha dado al traste con un proyecto político que fue, en su momento, la gran esperanza no sólo de España, sino también de Europa y del mundo entero, para revertir el auge de la extrema derecha.

Aunque cabe, todavía, otra posibilidad. Que reconociendo su gravísima equivocación, Podemos asuma la responsabilidad de pedir el voto para Más Madrid (al fin y al cabo, seguimos perteneciendo a Podemos), con la misma lealtad y sinceridad como desde Más Madrid hemos pedido el voto y hemos votado por Podemos en estas elecciones generales.

23 Comments
  1. Julio Loras Zaera says

    De acuerdo al cien por ciento.

    1. Tisvepunez says

      En mi caso no me convence esto que dice Liria:

      «En estas elecciones [las del 28A de 2019] Podemos ha obtenido en Andalucía un 14,25%, un porcentaje sensiblemente menor (y eso con una participación electoral muchísimo más movilizada). Así, pues, Teresa Rodríguez acertó. Sin ella y sin Adelante Andalucía, el desastre habría sido mucho mayor.»

      En mi opinión el porcentaje menor, se debe que Podemos está en caída libre desde el 20D de 2015, al igual que el PP desde que Rajoy aplicó recortes a principìos de 2012.

      Podemos perdió el primer millón de votos antes de abril de 2016, como reflejaba la encuesta del CIS publicada en abril de 2016 con datos de campo cerrados antes de abril. Según explicó poco después del 26J de 2016 en la Noche en 24H de TVE Carolina Bescansa, antes de abril no se sabía que Podemos confluiría con IU (Pacto de los Botellines) y lo que ocurrió antes abril, fue que Podemos se comportó como un partido viejo/sectario, y por ello no permitió que se fuera Rajoy y el PP, invistiendo a Sánchez absteniéndose. Eso le hizo perder el millón de votos de gente ADN 15M no politizada partidariamente, que quiere ver trigo ya mismo, aunque sea poco.

      Personas politizadas partidariamente pero no sectarias, también dieron la espalda a Podemos por ese motivo, como por ejemplo Carlos Gimenez Villarejo:

      https://youtu.be/fvZ-D0OitYk?t=98

      Saludos.

      1. florentino del Amo Antolin says

        …Villarejo el tío de la ministra Jiménez, otro Villarejo; que huele la puerta giratoria de la sobrina, pega el portazo de la herramienta Podemos y se va. Se puede ser mayor y tener ideas de progreso… ¿ cuantas personas entraron con su ego escondido ?. Luego, es muy fácil echar la culpa al SG Iglesias. Que digan luego públicamente que el 70 % de Vistalegre II se ha equivocado…
        Y leer sandeces con label, de los traidores que se pasaron con el armamento al enemigo… En vísperas electorales, toda una obra de arte !.

  2. florentino del Amo Antolin says

    El voto es secreto amigo, sin ser militante veo con claridad la postura de los tránsfugas, conspiradores y mercenarios ilustres. Que vacíe la bilis de los traidores, en pedir dimisiones en precampaña; que además diga como vidente de Más Madrid… ¡ Que la derecha tiene el % X !, y si ganan las derechas la culpa es del «coletas» (así le llaman los que odian Podemos ). Poner los nombres de dos ex Podemos, hay más, que por orden de aparición y solera ególatra se le olvidan: Iñigo Errejón el niño, ese que los poderes fácticos le persiguieron hasta domesticar,
    para posteriormente darle voz allí, donde necesitase la Ser y las cadenas dirigidas por las mismas cloacas. Carolina Bescansa, aquella amable señora que en comandita le lanza el sedal al desertor ególatra vía instagram… ¡ Fué un descuido, yo no me marcho Podemos es mi partido !… Como el tuyo Carlos Fernández Liria. Destruir, es más fácil; hacer crítica pública en medios cuando existen estatutos salidos de Vistalegre II… La Unidad y la Humildad tampoco se logró. Aquel 30 % deseaba ser el 70 % y con todo el armamento y sigilosamente dan la campanada y los medios fácticos agradecen el regalo en portadas y de esa forma tan simple aparecen los salvadores ideológicos del régimen, dando la vara y buscando opiniones sutiles… ¡ Menos fiables que los 30. 000 votos del Actua de Llamazares !. Cada uno se queda por lo que es y está en su derecho en serlo y con las aspiraciones personales igual; cada uno tenemos un precio ¿ el suyo ?…
    Los lectores echamos en falta en sus análisis biliosos, esa misma mala leche hacia las cloacas, fiscalías, poderes mediáticos… Esos, que esperan que gane Más Madrid y desaparezca: Unidas Podemos… ¡ Venga, hombre Liria, otro empujoncito Más Madrid !

    1. Luis Gele Gonzalez Lopez says

      Tu verborrea llena de calificativos con intención descalificadora te delata. Eres de pensamiento maniqueo, y ves enemigos de tu causa por todas partes. Abre un poco más la mente, pues necesitamos ser críticos en la izquierda, y no convertirnos en zombies conservadores de no se sabe qué ideal perfecto.

      Por cierto, muy de acuerdo en la lamentable nueva plataforma política de Llamazares, Actua, birlando otros 30.000 votos. Este señor sí que parece un cúmulo de ego, que piensa que la “verdadera izquierda” no puede existir sin él.

      1. Tisvepunez says

        Llueve sobre mojado.

        Un saludo.

        Nota:

        Lo digo por esto:

        «florentino del Amo Antolin • hace 13 horas
        ¡ Les va ha votar hasta OHL y Florentino Pérez !. La operación Chamartín en contra de asociaciones vecinales, ecologistas, sindicales… ¡ Ser tránsfuga tampoco beneficia nada, lo de no tener representación en medios públicos; un mal calculo ególatra… queda lo privado, claro !.
        ¡ Unidad y humildad, ni uno ni lo otro !.»

        Es el único comentario que hay aquí:

        https://www.cuartopoder.es/espana/partidos-politicos/2019/05/02/errejon-priorizara-su-campana-en-el-sur-de-madrid-centrada-en-el-feminismo-y-ecologismo/

  3. Fernando Velasco says

    Carlos, recuerdo haberte escuchado en una conferencia algo asi como que la palabra para un sistema social justo era «Comunismo». seguimos en esa dirección? gracias

    1. Luis Gele Gonzalez Lopez says

      A día de hoy, y por las próximas décadas, no se puede instaurar un comunismo en la sociedad moderna capitalista. Esa es una realidad a aceptar. Hay que buscar otras metas intermedias y quién sabe los cambios en un futuro que nos depararán.

      1. Tisvepunez says

        Saramago decía que para organizar la convivencia en sociedad (para solventar los conflictos, ya que la política está para solventar los conflictos) la fórmula tenía que ser mas o menos así:

        Un 60% de lo bueno que tiene el comunismo + Un 30% de lo bueno que tiene el capitalismo + Un 10% de innovación.

        En mi opinión Más Madrid, está en ese 10% de Innovación. Más Madrid es el primer vagido de ese 10% de innovación.

        Como las palabras anotadas a los márgenes de algunos manuscritos en latín, de San Millán de la Cogolla, en tiempos de Gonzalo de Berceo, fueron el primer vagido del castellano.

        Saludos.

        1. Tisvepunez says

          «Hay política porque existe conflicto» (Errejón, finales de 2014):

          https://youtu.be/H2VRNU9dXsY?t=2845

      2. Florentino del amo antolin says

        Tú, votante de…¡ Podemos !… ¿ quieres implantar el comunismo ?. El capitalismo es tan antiguo como los Romanos y nos lo han instalado los fascistas vestidos de neoliberalismo, al unísono con franquistas y el prefabricado social… ismo… Ese conducto evacuador natural de cada uno, encontrado por ese capitalismo moderno… ¡ Por ahí, nos dan por el mismísimo los prevaricadores del capital y sus Carromeros nacionales… que gusto !.

  4. ninja45 says

    Si el pantano rebosaba de porquería con Cataluña, el escándalo de Podemos ha hecho estallar el resto de las paredes que aún lo contenían, y el resultado es de dimensiones colosales. Este escándalo alcanza la categoría de un Watergate, pero al estilo Torrente, tan soez como bruto. Con un añadido que arrastra por el barro a la democracia española: no se ha llevado a la clase política que lo protagonizó. Hablamos de intentos de soborno a ministros extranjeros para hundir a un partido político; de todo tipo de pinchazos telemáticos (“con permiso del ministro y del presidente”, según palabras del policía responsable), en los que se llegó a controlar la cámara de seguridad de la casa de Pablo Iglesias; derroche de fondos reservados para todo tipo de pagos, todos con la finalidad de destruir a Podemos, y, finalmente, el premio con medallas pensionadas, traslados con buenos sueldos, esposas incluidas, y así el largo etcétera de la vergüenza. Para rematar, sólo un policía, de los doce imputados, ha sido suspendido, hasta el punto de que Gómez Gordo, miembro de la brigada política y exjefe de escolta de Cospedal, implicado en la captación del topo de los Bárcenas, ha sido ascendido a comisario y condecorado con medalla pensionada. Su chófer, Ríos Esgueva, que actuó como topo, fue recompensado con fondos reservados e ingreso en la policía. Ambos mantienen placa y pistola…Las miserias de España… ¿Será por eso que sólo hablan de Catalunya?. Justícia?….De eso nada. Injustícia española prevaricadora, títere de fascistas y corruptos, vergüenza de Europa. Si me pegan, me divorcio. Som República !!*!!

  5. Juan Segura says

    He leido bastante de Fernández Liria y de Luis Alegre.
    Los considero unos pensadores ilustrados y bastante sólidos aunque disiento de algunos de sus planteamientos. Nada extraño en personas que intentamos pensar por nosotros mismos.

    Pero no estoy nada de acuerdo con lo que dice en este artículo Fernández Liria. Sobre todo porque no creo que la responsabilidad de los errores de PODEMOS se puedan endilgar sólamente a una parte.
    ¿Errejón no tiene ninguna responsabiliad en la imagen de división que se ha dado? ¿La alcaldesa de Madrid tampoco?
    Aunque tuvieran razón en todo lo que plantean Errejón, Carmena y sus partidario, ¿son formas de comportarse con compañerismo y sinceridad las adoptadas por el tándem que forman Más Madrid.?
    Si la izquierda no empieza a poner en primer lugar el comportamiento ético jamás llegaremos a conseguir nuestros objetivos emancipatorios. Un ejemplo de comportamiento no ético es ver la paja en el ojo ajeno y no la viga en el propio.

    1. florentino del Amo Antolin says

      Yo me he limitado en contestar lo político de su crónica. Llueve sobre mojado, esta persona lincha al compañero y para más joderla dice que él votó Podemos; hay cosas que no casan. Como bien apuntas, hay muchas verdades que oculta… Y que Marea, Compromís, Dante Fachín, Actua con sus 30.000 Votos a la basura… Los ególatras solo se quieren ellos, ni respetan estatutos, ni compañeros… Se asemeja el señor Liria a las cloacas y poderes fácticos… ¡ Esos si que han influido desde su nacimiento, pero se calla, para no ofender a los poderes que les dan primeras planas !. Si eres de Podemos eso se habla dentro, profeta calculador. La Bescansa, la espabilada que también habrá votado Podemos. Las escisiones, ninguna puede ser para bien y menos echando combustible al fuego… Vaya analista de pega !. ¿ Es ético lo que plantea el señor Liria ?.

      1. Luis Gele Gonzalez Lopez says

        ¿Analista de pega? Este señor es profesor universitario de Filosofía con años a sus espaldas de análisis político-sociales, junto a Alba Rico, Alegre y otros. A parte de ser un gran pensador, sí, es un gran analista, y lo que dice es lo que percibimos la mayoría de desencantados con la actual imagen y dirección de Podemos. Si te ofende que diga que ha votado a Podemos, te diré que yo, siendo de Podemos inscrito y que pago mis 5€ al mes, he votado PSOE tapándome la nariz. Si la dirección de Podemos no ve la deriva del partido, entonces tiene aún más razón este análisis del profesor Liria, ya que cada vez se parecería más Podemos a IU y a PCE. Muy contentos todos con nuestro milloncito de votos ahí en la izquierda arrinconados que nunca sirven para nada.

  6. Tisvepunez says

    Ramón Cotarelo ya avisó, al menos, a finales de verano de 2016:

    https://youtu.be/Lsr1_Gueo-o?t=57

    Saludos.

  7. Leonard Cohen says

    Una pena QUE PERDIERAIS EL PUTO VISTA ALEGRE II y se haga la política que quieren los inscritos.
    Para lo demás, ya sabes… Al SOE donde va a acabar Errejón etc.

    Pdata: En Madrid nuca ha gobernado la izquierda desde que murió Tierno

  8. Aldapa Behera says

    Se agradecería que el Sr. Fernández Liria, más allá de frases ambiguas y nada concretas nos aclarase de una vez cuales o qué “cosas” (¿a qué se refiere con “cosas”?) se estaban haciendo mal en la “dirección de Podemos” según su parecer. O cuando señala “es hora de reconocer de una vez por todas que la línea política que se impuso en Podemos desde su ejecutiva ha sido catastrófica”. ¿Cuál es esa “línea política” según usted?, ¿podría definirla? Explíquenoslo a los tontos como yo. A ver si hay suerte y en un futuro artículo responde con claridad y ya de paso aproveche si quiere para exponer el potencial sinérgico entre la “teoría del significante vacío” y las madalenas caseras del recién fundado “Más Madrid” (y mucho Madrid…)

  9. Ferrando.com says

    Fernandez Liria es un mandarín acostumbrado a pontificar con argumentos cerrados propios de el profe-tarima que no ofrece ni un resquicio para la duda. Como les viene ocurriendo a los errejonistas ultimamente, en lugar de esparcir la «ilusión transversal» de su nuevo partido entre la gente, son un auténtico núcleo irradiador de amargura, frustración y confusión que se dedica a arrojar su mala baba sobre Podemos. Notan que la estrellada de Errejón contra el suelo está cantada. Con sus magdalenas se lo coman!

  10. LucasTJ says

    Sinceramente, que tú, Luis Alegre o Clara Ramas os estéis alineando con el errejonismo, me empieza a hacer dudar de mi postura, pues os respeto mucho intelectualmente (también a Errejón, por cierto). Sin embargo, hay partes de vuestros argumentos que no me convencen.

    Por ejemplo, el argumento de Teresa Rodríguez. Decís que si en las autonómicas fue criticada por sacar solo un 16 % de votos al haberse distanciado de Podemos, ahora, el haber sacado un 14 % se demostraría, según vosotros, que sus críticos no tenían razón o, más aún, que presentarse sin la marca Podemos fue un acierto. ¿Por qué queréis comparar ambas elecciones obviando otros factores? ¿Es que las segundas elecciones, las del 28A, no arrastran también los errores del pasado? ¿es que los electores que dejaron de votar Podemos o Adelante Andalucía, por los motivos que fueran, harían borrón y cuenta nueva? Es cierto que el voto antifascista ha podido beneficiar a UP (aquí sí reconocéis que hay más factores que influyen) pero ¿es que podemos comparar unas elecciones autonómicas con unas generales? ¿es que votamos igual?

    Yo añadiría un dato a favor de la línea «pablista»: en los sondeos de la precampaña, Unidas Podemos perdió mucha intención de voto tras la escisión de Íñigo Errejón. Creo que no podemos negar que la división y las luchas internas han hecho daño. Claro que hay que añadir que las luchas internas no han sido sólo por culpa de los errejonistas.

    Por último, creo que hay un factor que no depende de Iglesias ni de Errejón y que tampoco debemos pasar por alto: Podemos ya no es desconocido, ya no existen esos significantes vacíos y tampoco nos encontramos en la España post-15M. Hay que entender que en tiempos de calma, la izquierda se vuelve marginal y solo existe una ventana de oportunidad en momentos de ruptura de consensos, quizá los llamados «momentos populistas» (aunque no he leído a Laclau y aquí puedo pasarme de listo). Creo que la autocrítica está bien pero no tiene sentido ignorar otros muchos factores y ser conscientes de que no todo está en nuestras manos. Creo que la estrategia de Pablo Iglesias tiene que ver con eso, con que hemos cambiado de etapa.

  11. Haim says

    Liria y comentaristas: La misma retórica, la eterna retórica que hace recordar a los soviets. LKa misma retórica y la misma praxis, pero sin una migaja de poder que llevarse a la boca. Toda la fuerza se va en hurgaros los ombligos.

    1. Florentino del amo antolin says

      La misma retórica del fascismo de centro es su postura… ¿ su opinión sobre el tema ?. Esfuerzos hay que hacer, para no mandarle por donde amargan los pepinos.

  12. Camilo Vázquez says

    Puesto que a los que, según parece, han llevado al desastre a Podemos los han votado, según parece también, y reiteradamente, con contumacia en el error, los simpatizantes, échales la bronca a ellos.

Leave A Reply

Your email address will not be published.