Los Foros Locales de Madrid no deben liquidarse, sino mejorarse

  • "La puesta en marcha de los Foros Locales ha sido un hito importante en cuanto a la participación vecinal en los distritos respecto a la figura anterior"
  • "Los Foros locales son un modelo de participación que sabemos que no gustó a la oposición de derechas en el periodo de Ahora Madrid"
  • "Debe haber más recursos para que se se cumpla lo que se acuerda, más medios para facilitar la participación y que decidan sobre una mayor parte del presupuesto"

0

Sergio Benítez, integrante del Foro Local de Moratalaz y militante de IU

La experiencia del Gobierno de Ahora Madrid en el Ayuntamiento de la capital supuso una serie de grandes avances en la gestión municipal entre los que cabe señalar la constitución de nuevos órganos y canales de participación ciudadana. Seguramente hubieran necesitado más tiempo para asentarse mejor, conseguir una mayor implicación de la ciudadanía y a la vez ir perfeccionando sus mecanismos tras la evaluación correspondiente. Pero el salto adelante parece poco discutible, avance que el actual Gobierno de PP y Ciudadanos, con el apoyo de Vox, quiere liquidar sin contemplaciones. Lo más destacable fue sin duda la puesta en marcha de los Presupuestos Participativos, los Foros Locales y la Plataforma Madrid Decide.

Los presupuestos participativos dieron lugar a gran cantidad de ideas y propuestas, pero han tenido un problema de acumulación de proyectos a lo largo de los años que, aceptados por el Ayuntamiento, no se pudieron ejecutar. El actual consistorio de PP y Ciudadanos, en lugar de asumirlos y sacarlos adelante en la medida que la gestión municipal, dificultada por la crisis sanitaria del Covid-19 lo permitiera, ha optado por desechar nada menos que 232 proyectos con motivaciones de copia y pega y sin consideración individualizada.

La Plataforma Decide Madrid ha supuesto un avance en materia de participación online, que además ha integrado los presupuestos participativos, y ha merecido reconocimiento internacional. Parece que la apuesta por este tipo de participación digital está en las preferencias del Ayuntamiento y del Área Delegada de Coordinación Territorial, Transparencia y Participación Ciudadana que dirige Silvia Saavedra, de Ciudadanos. Por ello parece que esta parte de la participación es la que corre menos peligro.

La experiencia de los Foros

La puesta en marcha de los Foros Locales ha sido un hito importante en cuanto a la participación vecinal en los distritos respecto a la figura anterior, los Consejos Territoriales, donde solo acudían representantes de asociaciones y los partidos disponían de derecho de veto. Los Foros Locales han abierto la participación de vecinas y vecinos a título individual, han gozado de total autonomía para constituir Mesas y tratar los temas que interesaran en los distritos. La posibilidad de llevar propuestas mensualmente a los Plenos de las Juntas Municipales ha supuesto un acicate en el trabajo de participación. La experiencia ha sido muy desigual, tras el entusiasmo inicial, en los distritos. El éxito de las propuestas ha dependido mucho de la actitud y la disposición de responsables y técnicos en las Juntas de Distrito, donde la novedad del formato chocó bastante con encorsetados procesos administrativos. Pero cuando las propuestas aprobadas a realizar no han dependido de las competencias distritales sino de las Áreas de Gobierno centrales, simplemente se perdían como sondas en el espacio sin esperar respuesta desde el exterior.

Los Foros locales son un modelo de participación que sabemos que no gustó a la oposición de derechas en el periodo de Ahora Madrid. Y desde el principio de este mandato el actual equipo de Gobierno formado por PP y Ciudadanos manifestado su intención de que no sigan adelante. Pero siendo un órgano constituido con un reglamento vigente, a principios de este año no tuvieron más remedio que permitir la constitución de los nuevos foros para este periodo, aunque ya tenían planeada su sustitución por otro nuevo órgano de participación. La crisis sanitaria del Covid-19 ha retrasado los plazos previstos para ello pero ya hemos conocido un anteproyecto para constituir los Consejos de Proximidad como órganos sustitutorios de los Foros Locales, cuyo contenido realmente nos preocupa.

El déficit de los Consejos Territoriales en cuanto a representación es admitido en el propio Anteproyecto de Reglamento Orgánico de los Consejos de Proximidad. Por ello hay una serie de posiciones ganadas que la propia derecha no puede suprimir sin más, aunque sin lugar a dudas, y como demuestra el propio anteproyecto filtrado, pretenden ser sometidos a un mayor control y restricciones, llegando a un punto que más se parecerían a la figura anterior a los Foros Locales que a estos. El principio de autonomía que señala el artículo 3, punto a) y las intenciones señaladas en el preámbulo no se compadecen con el contenido del resto del articulado del anteproyecto.

Los Consejos de Proximidad ya se constituyen como órganos articulados por representantes, perdiendo el carácter asambleario y participativo que tienen los Plenarios del Foro Local. Por ello se parecerían más a las actuales Comisiones Permanentes, compuesta por los coordinadores de Mesa y que en la actualidad se reúne con carácter mensual para articular y poner en común el trabajo de las Mesas. Pero si los Consejos de Proximidad además solo puede reunirse trimestralmente, la reducción en cuanto a órganos y frecuencia de la participación queda numéricamente muy clara. Los asuntos de preocupación urgentes difícilmente pueden ser tratados a tiempo con estos plazos de reunión, ni siquiera por convocatorias extraordinarias, como vemos más adelante. Lo que tampoco sirve de mucho si no se pueden elevar propuestas a la Junta desde este tipo de convocatorias.

La propuesta de la derecha es una carrera de obstáculos

A la reducción señalada hay que sumar el mayor control de los Consejos que supondría la figura de los Organizadores de Mesa, elegidos entre los vocales vecinos de los grupos políticos municipales que integran el equipo de gobierno municipal, con voz y voto, lo que facilita un control cercano al 50% del órgano de representación. Además, la convocatoria de un Consejo Extraordinario requiere la iniciativa de dos tercios del mismo, claramente imposible si los Organizadores de Mesa, que serían claramente un brazo de la Concejalía del Distrito, no quieren llevarla a cabo. El control político al que se quiere someter al órgano parece claro y es inadmisible, aparte de que parece haber la intención de que desde la participación ciudadana se haga el trabajo a las vocalías vecinales de los partidos gobernantes en lugar de expresar directamente nuestras propuestas e iniciativas, como ha sido en el periodo de los Foros Locales.

El contenido de sus sesiones se asimila tan claramente a los intereses de la institución y de quien las dirige que se señala que los Consejos no podrán difundir “posiciones ideológicas” (art. 12.4), con claro cercenamiento a la libertad de expresión de la que han gozado los Foros. También podríamos preguntarnos qué actuación, posición o disposición emanada de un órgano político no es en el fondo ideológica, aunque ya sabemos que la derecha siempre quiere hacer pasar por “técnico” lo que tampoco deja de ser ideológico.

Por otro lado, el artículo 12.5 indica que las Mesas solo podrán realizar actividades cuando se hayan aprobado por el Consejo y con la coordinación y dirección de los funcionarios de la Junta. La autonomía en sus funciones es prácticamente ninguna y la tutela es total.

Es delirante que el artículo 15 señale que las opiniones podrán expresarse con libertad y sin reuniones ni presiones externas, lo que parece mentira que deba señalarse expresamente en un reglamento cuando hablamos de un derecho fundamental (excusatio non petita…). Además, los temas de debate o posición se van a circunscribir a lo puramente municipal, que es claramente lo principal como objeto de este nivel administrativo, eso sería claro, pero también que las Mesas se circunscribirán a la estructura de las áreas de gobierno municipales. Pero ello estrecha mucho el objeto de trabajo de las Mesas, que han podido perfectamente tratar temas como feminismo, bienestar animal, o derechos sociales en general, que no se pueden hurtar del debate y de su trabajo, aunque ello le suponga al Ayuntamiento instar a niveles administrativos superiores. Desde los Foros locales se ha podido llevar a los plenos lo que a las mesas les ha parecido importante sin cortapisas, y es obligación de la administración municipal siquiera hacerse eco de esas inquietudes. El análisis técnico de la viabilidad de las propuestas antes de su elevación parece un buen paso, pero también puede ser un mayor factor de aumento del control político del órgano bajo argumentos supuestamente técnicos.

Además, se limita a un número máximo de 15 personas la participación de personas en la Mesa, lo que es ridículo en total pero también porcentualmente en comparación al número de personas habitantes de los distritos, que además puede variar desde, por ejemplo, las 95.000 de Moratalaz hasta las 225.000 de Puente de Vallecas, por lo que resulta una limitación absurda y comparativamente injusta. La acreditación de participante, con acatamiento de la Constitución Española y de la legalidad vigente parece exagerado, propia de la toma de posesión de un funcionario y está fuera de lugar.

Como ha señalado acertadamente la Mesa de Diagnóstico del Foro Local de Fuencarral-El Pardo, todo se articula como una enorme carrera de obstáculos, por la cantidad de aprobaciones y estricto control, entre la vecina o vecino que quiere llevar adelante su propuesta y la meta final para plantear, si finalmente se lleva a cabo.

Los Foros Locales no deben liquidarse, sino mejorarse. Debe haber más recursos para que se se cumpla lo que se acuerda, más medios para facilitar la participación y que decidan sobre una mayor parte del presupuesto. Y como todo es perfectible, se puede corregir puntos del Reglamento para un mejor funcionamiento, pero esencialmente el funcionamiento debería seguir siendo el mismo, porque ante el Anteproyecto presentado, que supone una total liquidación, no cabe más que una enmienda a la totalidad.

CUARTOPODER ACTIVA SU CAJA DE RESISTENCIA
Tras los acontecimientos de los últimos meses, cuartopoder ha decidido activar una caja de resistencia periodística donde cada uno aportará lo que pueda, desde 3€ hasta 200€. Hasta ahora nos financiábamos solo por publicidad, pero hemos decidido dar un paso hacia delante e ir a un modelo mixto donde el lector también pueda hacer aportaciones. Sin embargo, apostamos por mantener en abierto todos los contenidos porque creemos en la información como derecho de toda la ciudadanía. Puedes colaborar pinchando aquí.

Leave A Reply

Your email address will not be published.