Propaganda

9
La nueva consellera de Turismo, Cultura y Deporte, y portavoz del Consell, Lola Johnson, durante su toma de posesión. / gva.es

Lola Johnson, hasta ayer mismo directora de Canal 9, la televisión autonómica valenciana, es la nueva consellera y portavoz del gobierno de Francisco Camps. ¿Ha cambiado Lola Johnson de trabajo? Me temo que no. Como mucho ha cambiado de despacho. Su misión sigue siendo la misma: difundir las virtudes del político que le paga, ocultar sus defectos y sinvergonzonerías, convertir un bien público en un arma política privada. Le llaman información, pero quieren decir propaganda y manipulación. Delincuencia informativa, para que usted me entienda...

Lola Johnson es la primera persona negra en el gobierno valenciano, con permiso de Eduardo Zaplana. Abogada y fallera, presentadora y chica del tiempo, Lola finge cambiar de curro para seguir haciendo el mismo trabajo. “Venderé bien la comunidad Valenciana” asegura una portavoz que solo es la voz de su amo. Y es que las diferencias entre dirigir un canal autonómico y ser portavoz del gobierno de esa autonomía son mínimas, cuestión de matices y de nóminas, no de contenidos. Modernos y democráticos Goebbels pagados con el dinero de los ciudadanos.

Publicidad

Pedir televisiones autonómicas con información libre y de calidad es de izquierdas. Y ya se sabe que, como dice Aznar, “ser de izquierdas es una pérdida de tiempo”. El expresidente del Gobierno, un hombre que lo ha sido todo en el mundo de la derecha, reconoce en una entrevista concedida al prestigioso magacín de análisis político Telva que “afortunadamente” nunca ha sido de izquierdas. “Me parece una pérdida de tiempo”, asegura entre abdominal y abdominal, para sin apenas resuello reconocer que “todos tenemos épocas rebeldes, el pelo largo, la música alta, querer cambiar muchas cosas... Pero de ahí no pasaba”.

¿El pelo largo? ¿La música alta? ¿Querer cambiar muchas cosas? Ya estoy viendo al joven Aznar , con pelusilla en el bigote y los engominados rizos de la melena al viendo, escuchando el Prietas las filas a todo trapo mientras sueña con buscar armas de destrucción masiva en desiertos lejanos. Para poder cambiar el mundo, usted ya me entiende. Enternecedor. Y es que en algunas ocasiones sobran portavoces y directores de autonómicas: la peor propaganda se la hace uno mismo.

P.D.

¿Qué es la televisión pública? Muy sencillo: poder ver, a las diez de la noche y sin cortes publicitarios, Granujas a todo ritmo. Sucedió ayer en La 2 (TVE).

9 Comments
  1. elnene says

    Efectivamente, Aznar nunca fue de itquierdas,

    http://www.youtube.com/watch?v=BNxpHRDoW9s (a partir del s. 25)

    Ah, y pole y tal…

  2. Selito says

    ¿Me equivoco o toca hablar de nuevo sobre si se deben cerrar/privatizar o no las TV’s autonómicas?

  3. Pepa says

    Esto es la prueba de que las teorias geneticas de la CEOE son una mamarrachada. Todos somos igualmente tontos, igualmente ambiciosos, igualmente de corruptos…(es un sarcasmo por si alguien no lo pilla).

  4. Selito says

    Pues viéndolo desde un punto de vista estrictamente biológico, parece que la genética de la nueva consellera es muy CEOE: Cago En la Ostía, Ebuenaestá….
    Tú que dices, Vegas?

  5. Vegas says

    Pues que comulgo con tu dictámen, Selito. Estaría encantado de adentrarme en los procelosos mundos de la meteorología con Lola Johnson, mestizaje explosivo aliñado con un cierto aire Cospedalense nada desdeñable.

    Yo sería el encargado de enunciar los chubascos locamente moderados, y ella los anticiclones.

  6. jorge rodríguez says

    Si hablamos de la Comunidad Valenciana y de periodistas hay que recordar que tanto en el caso Gürtell como Brugal, y los respectivos sumarios, aparecen una serie de periodistas «pringados» y ningún medio se ha hecho eco. Ya está bien de compadreo. Que salgan los periodistas-portavoces que se han beneficiado. Todos ellos están en los sumarios.

Leave A Reply

Your email address will not be published.