Una huella que perdurará en el tiempo

0

Cayo Lara *

En un día como hoy es justo reconocer la dilatada carrera política de Santiago Carrillo, en la que destaca su firme defensa de los compromisos de la izquierda y de la clase trabajadora tras años de lucha incansable.

Vaya por delante mi sentimiento de pesar y el de toda la organización de Izquierda Unida, sentimiento que hemos trasladado muy sinceramente a su familia y compañeros más próximos.

Su figura ha marcado a muchas generaciones y lo seguirá haciendo en los próximos años como ejemplo claro para animarles a mantener viva la llama de la lucha política por encima de las circunstancias adversas, frente a aquellos que recurren a la dictadura como forma de acallar los anhelos de libertad de un país y al lado de los que convierten la justicia, la igualdad y la libertad en principios fundamentales.

Supo mantener hasta el final de su larga vida estos valores innegablemente de izquierdas que siempre quedarán ahí más allá de cualquier discrepancia. Tengo claro que por encima de las valoraciones y de las prisas mediáticas del momento, con el paso del tiempo se reconocerá de forma nítida que con su marcha desaparece uno de los dirigentes políticos más relevantes para entender en toda su amplitud los acontecimientos vividos en nuestro país en el siglo XX.

Santiago Carrillo tuvo la posibilidad de participar desde muy joven en hechos puntuales del devenir de España que desde hace mucho tiempo aparecen ya en los libros de Historia. Pero no se limitó a ‘estar allí’ sino que en buena parte de ellos dejó su impronta y personalidad. Ahí están su compromiso con la República, el enfrentamiento al golpe de Estado de los fascistas sublevados en 1936, el largo exilio personal y político, el trabajo en la Transición, su imagen de dignidad durante el golpe de Estado de Tejero de 1981…

Además, en sus últimos y largos años supo cumplir también con sus inquietudes y abarcar múltiples facetas más allá de la política y desplegar esas actividades que ya le habían atraído desde adolescente como periodista, escritor, conferenciante y comentarista político.

Hasta llegar ahí, su trayectoria es la de un referente político de gran importancia para entender el devenir de la izquierda española. Sin su aportación sería más difícil comprender, por ejemplo, la labor que desplegó el Partido Comunista de España en la etapa de la clandestinidad y después, tras la legalización, la apertura de una nueva etapa en la que, aun con algunos sinsabores, desde el ‘Partido’ se contribuyó codo con codo con la inmensa mayoría de la ciudadanía a hacer posible que la dictadura pasara a ser un negro recuerdo.

(*) Cayo Lara es coordinador federal de Izquierda Unida.

Leave A Reply

Your email address will not be published.