CUARTOPODER | Publicado: - Actualizado: 19/5/2017 08:09

Oriol Junqueras *

Este domingo 25 de noviembre tenemos las elecciones más importantes de nuestra historia. Por primera vez tenemos a nuestro alcance hacer lo que todos los pueblos hacen para garantizarse su progreso, su bienestar y su futuro: convertirse en un estado. Es un proceso lógico y normal; más de la mitad de los estados que hay hoy en la Unión Europea se han creado a partir de la segunda mitad del siglo XX. Y además, es un proceso que crea un consenso extraordinario: ninguna de las naciones que se han independizado ha dado marcha atrás una vez se ha convertido en un estado. Por tanto, lo que ERC lleva décadas defendiendo es algo normal y habitual. Lo que es irracional es obcecarse en querer formar parte de un estado que encabeza el índice de la miseria europeo, que tiene el récord de suspensión de pagos, un índice de paro que dobla la media europea, y un montón de sentencias en contra del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Sin embargo, hay algo que me inquieta, que me preocupa: que al día siguiente de las elecciones algunos abaraten el sueño, que en la primera curva salgan del camino que todos sabemos que debemos seguir. Por eso es tan importante que ERC sea muy fuerte. Porque si ERC es fuerte será el socio más fiable del pueblo de Cataluña para avanzar hacia la independencia. Y al mismo tiempo, es evidente que el propio proceso de independencia no es ideológicamente neutro. Por eso recalcamos que hay que construir el país desde la izquierda.

Y en este sentido, ERC es la alternativa económica y social a lo que han representado CiU y sus pactos con el PP. Una alternativa diferente y mucho mejor, porque apelamos a un modelo económico y social que dirigimos al conjunto de la sociedad. Un modelo que está más cerca de los trabajadores, los empresarios, los parados, los autónomos, los estudiantes y los jubilados. Porque entre otras cosas, creemos que hay que trasladar presión fiscal de las clases medias y trabajadoras (por ejemplo rebajando el IRPF y el IVA) hacia los sectores que tienen más recursos, como el sector financiero, donde se pueden aplicar diferentes opciones impositivas, como un impuesto para las transacciones financieras o un impuesto sobre algunos depósitos bancarios como ya existe en la mayoría de países europeos. Y en la misma línea de rebajar la presión fiscal a los que más sufren la crisis para trasladarla a aquellos que todavía tienen margen para hacer un esfuerzo, estamos convencidos de que hay que acabar con algunas injusticias como la que representa el euro por receta, que pagado en un 80% por nuestros pensionistas, acabará comportando a finales de año los mismos ingresos que hemos dejado de ingresar suprimiendo el impuesto de sucesiones para el 5% de las rentas más altas de Cataluña.

En todo caso, sin embargo, es evidente que el principal obstáculo para superar la crisis es el expolio fiscal que sufrimos anualmente, y que como mínimo quintuplica el valor de las recortes que se han aplicado al presupuesto de la Generalitat. Necesitamos urgentemente acabar con este expolio y disponer de los recursos que los catalanes generamos con nuestro esfuerzo para invertirlos en los sectores que han de estirar nuestra economía, como el sector exportador o los sectores pioneros en investigación e innovación. Y al mismo tiempo, hay que invertir en el estado del bienestar, en una sanidad y una educación pública de calidad, que sea garantía de que en este país hay igualdad de oportunidades para todos. Porque para ERC, ser de izquierdas es poner el poder de todos al servicio de las necesidades de cada uno.

Si Cataluña ha sido, es y será competitiva, lo es por la cualificación de nuestros trabajadores y de nuestros emprendedores, no por sus materias primas y los recursos energéticos que no tenemos. Si no salimos de España, del estado del bienestar no quedará ni un recuerdo lejano. Sólo con la independencia se puede salir de la crisis y mantener y mejorar el estado del bienestar. En los próximos años y durante siglos los libros de historia hablarán de esos momentos. Y ahora tenemos la oportunidad de ser los protagonistas de construir un nuevo país. Un nuevo país para todos.

(*) Oriol Junqueras es presidente de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) y candidato del partido a la presidencia de la Generalitat.
Programa electoral de ERC (PDF).

  • nick

    “Lo que es irracional es obcecarse en querer formar parte de un estado que encabeza el índice de la miseria europeo, que tiene el récord de suspensión de pagos, un índice de paro que dobla la media europea”
    Argumento ultrarreaccionario.
    ERC = Extrema derecha. NO AL FASCISMO.

  • Ramón

    Valiente Oriol Junqueras y valiente Cuarto Poder al publicar un artículo como éste. Frente a los comentarios ultrarreaccionarios, pluralismo.

  • Juana

    Espero y deseo que la izquierda sepa construir un estado social y democrático de derecho, laico y sin jefe hereditario, es decir, republicano. Y que la Federación Ibérica sea una realidad.

  • Jonatan

    ¿Un estado republicano, no tiene jefe, Juana? ¡Qué chollo!

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend