No todos son iguales

8
Cartel con uno de los lemas popularizados por el Movimiento 15M. / Pfluegl (Wikipedia)

El otro día vi a dos políticos muy conocidos de nuestros dos grandes partidos, ambos de gran renombre, reconocido prestigio y hasta coche oficial, acodados en la barra de una taberna irlandesa. Los vasos vacíos de whisky de Malta se acumulaban a su alrededor. Aún no se había puesto el sol y llevaban ropa de trabajo, corbata él, tacones ella, iPad ambos, así que deduje que acababan de terminar su jornada en el Congreso. Cocidos como langostinos de Sanlucar, moqueaban, lloriqueaban y repetían alternativamente, entre sollozos lastimeros, una pregunta, “¿Por qué la gente no nos quiere?”, y una afirmación, “No todos somos iguales”.

Pidieron una última ronda, pagaron con tarjeta y le dijeron al chófer que antes de llevarles a casa parase a comprar yogures. Como se dejaron el periódico en la barra, aproveché para pedir otra Guinnes mientras echaba una ojeada a las páginas de Nacional: No hay dinero para comedores escolares, no hay dinero para ayudas a dependencia, no hay dinero para becas, no hay dinero para sanidad, no hay dinero para ciencia, no hay dinero ni para Eurovisión.

¿Es que no hay dinero para nada en este país?, gruñí ante la mirada atónita del camarero, que me puso otra pinta sin necesidad de pedirla. Error. No del camarero, todo un profesional. En la siguiente página del diario contaban cómo el Gobierno repartirá alrededor de 900.000 euros entre las fundaciones vinculadas a los partidos políticos para subvencionar las actividades que realicen en el marco del llamado Plan Director de la Cooperación española. ¡Sí hay dinero! En el reparto pillaban cacho sobre todo FAES, fundación del ex presidente Aznar y gabinete ideológico del PP (529.849 euros), pero también IDEAS, vinculada al PSOE (238.510 euros).

No me había recuperado de la sorpresa cuando leí que ningún grupo parlamentario ha presentado una sola enmienda a los presupuestos generales del estado para eliminar o reducir en 2013 las dietas de alojamiento, 1.823 euros mensuales por barba, que cobran algunos diputados pese a tener casa en Madrid. ¡Qué contrariedad! Le recuerdo que  62 diputados cobran esta jugosa dieta pese a tener vivienda en la capital.

Paso la página y me encuentro con que desde el año 2.000 han sido indultados en España 226 políticos condenados por delitos contra la Administración. ¡Vaya por dios! “PP y PSOE indultan a un número similar de funcionarios y cargos públicos”, asegura esta noticia sobre corruptos y mangantes.

Apuré la birra, corrí a la calle y alcancé a los dos políticos cuando aún estaban repanchingados en el asiento trasero del coche. Había cola en el Mercadona y el chófer se retrasaba con los yogures. Golpeé con los nudillos el cristal tintado, bajaron la ventanilla y me miraron con cara de sorpresa. "¡Un ciudadano!", dijo, alucinada, la mujer. Les explique que no había podido evitar escuchar su  conversación en el bar, y que compartía su dolor. ¿Cómo es posible que en España la gente no les quiera? No hagan caso a los sondeos del CIS que dicen que la desconfianza en los políticos alcanza su cota más alta de la democracia, y que un 27% de los ciudadanos los considera el principal problema del país.Patrañas. ¿Acaso no se dan cuenta de que, efectivamente, no son todos iguales? Excepto en lo de los indultos y las dietas de alojamiento, me temo. Pero esto último creo que no lo escucharon: tuve que dar un salto para que al cerrar la ventanilla no me pillasen los dedos…

8 Comments
  1. Mecacholo says

    Lo más triste de todo es que los últimos responsables de todo somos cada uno de nosotros, que permitimos que esto suceda. Lo permitimos con nuestros votos y nuestro consumo indiscriminado; con nuestra pasividad y con nuestro alejamiento de la política. Si la política funciona mal, no la vamos a arreglar alejándonos de ella, sino entrando en ella, enfangándonos y mejorándola. No sólo es posible: es imprescindible. Me entristece oír hablar de «los políticos» en tercera persona, porque todos deberíamos hablar de «los políticos» en primera persona (del plural).

  2. qq says

    Tristes aprendices. Un buen político de rango, que se precie de serlo, no se rebaja a bajar del coche y pedirse unos Cardhus en una triste taberna. Un político como debe ser lleva el Taittinger, el Glenfiddich, los/as puto/as y hasta el beluga junto a él en el A8 L. Como Adelson. Solo que él, en vez de A8 L, supongo que se gastará un STS o similar. Lo dicho, unos tristes aprendices.

  3. Mecacholo says

    Si es que somos cutres hasta en eso, Qq. 🙂

  4. Albéniz says

    Los diputados viajarán al extranjero siempre en clase preferente
    http://politica.elpais.com/politica/2012/12/10/actualidad/1355174201_337758.html

  5. Albéniz says

    PP y PSOE se niegan a un proceso de selección y se reparten la cúpula de la Cámara de Cuentas: 7.000 euros al mes para cada consejero
    http://cort.as/2xml

  6. Albéniz says

    La mujer del asesor económico de Rajoy despide al 40% de la empresa pública que preside. Pero mantiene a la cúpula directiva intacta
    http://cort.as/2xmv

  7. Selito says

    Bueh, lo ue viene siendo una casta de to la life, por encima del populacho, sintiéndose los salvadores del mismo y sin comprender por qué estos los tienen realmente por sus verdugos.

    Tirón de orejas para los partidos peueños que apsiran ser grandes, IU y UPyD: ¿Ni siquiera una enmienda a sabiendas que la van a echar patrás para aprentar un mínimo de dignidad?

  8. lorenzo says

    Los miembros del consejo de gobierno de la comunidad de madrid se han echo unas carpetitas de cuero para llevar el orden del día repujado con anagramas de las consejería, y cada una cuesta lo que la pagaextra de un adminstrativo o un peon agrícola…ochocientos euracos de vellón. Algunos tambien llevan el iphone y e l ipad que cuestan otro tanto….eskjjeee , su tuit favorito es «que se jo…..n»

Leave A Reply

Your email address will not be published.