Los mayores gamberros

8
Imagen de archivo de Enrique Rodríguez Galindo. / Efe
Imagen de archivo de Enrique Rodríguez Galindo. / Efe

Antena 3 ha estrenado un programa de supuesto humor que se llama Los mayores gamberros, y que consiste en la sucesión de un número de sketches grabados con cámara oculta y protagonizados por hombres y mujeres de avanzada edad que intentan ridiculizan a gente más joven. No es una idea original, ni mucho menos: se trata de la versión ibérica de Benidorm Bastards, un formato de origen belga que obtuvo gran audiencia en la NBC. No merece la pena que perdamos ni un segundo más hablando de semejante tontería…

Pero sí conviene que nos detengamos a recordar lo cachondos que son algunos de nuestros mayores, y las infinitas posibilidades televisivas que tienen sus bromas y chascarrillos. Ahí tiene usted a Enrique Rodríguez Galindo, ex general de la Guardia Civil de 74 años, uno de nuestros abueletes más traviesos: condenado en julio de 2001 por el secuestro y asesinato a manos de los GAL de Lasa y Zabala a 75 años de cárcel. “Me he limitado a llevar el todo por la patria hasta sus últimas consecuencias”, dijo cuando fue ascendido a general, en 1995. ¡Menudo pájaro! Pues el Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional ha accedido a la propuesta formulada por Prisiones de concederle la libertad condicional. Aunque ya tenía pie y medio fuera: en septiembre de 2004 fue excarcelado por motivos de salud y trasladado a su domicilio para seguir cumpliendo condena bajo vigilancia policial. Y en 2005 obtuvo el tercer grado.

Publicidad

No me diga que no hay que ser muy, pero que muy gamberrete, para cargarte a dos tíos, enterrarles en cal viva, y cumplir apenas cuatro años y cuatro meses de cárcel. Dos años y dos meses por fiambre. ¡Este tío tiene que formar parte, sí o sí, del equipo de “Los mayores gamberros”.

¿Y qué me dice de Carlos Fabra, realmente entrañable a sus 67 años? Delante de las cámaras de televisión preguntó a su sobrino, el hijo de Andrea Fabra: “¿Te gusta el aeropuerto del abuelo?”. Se refería al aeropuerto de Castellón, esa obra faraónica e innecesaria que no ha visto volar un solo avión y le ha costado a los ciudadanos más de 150 millones de euros. “¡Qué se jodan!”, diría Andreita, madre del niño, hija de tan enredador y revoltoso vejestorio.

Pero para abuelo gamberro, gamberro, gamberro, ahí tiene usted a Juan Carlos. Cazador, campechano, juerguista, franquista con Franco y demócrata nada más palmar el viejo, nuestro rey es, a sus 75 años, todo un pinta. Lástima no poder conocer todas sus hazañas… La famosa Ley de Transparencia del Partido Popular, el partido de Bárcenas, recuerde, no es del todo transparente: asegura que se tendrá información detallada sobre la Casa Real, pero siempre con la Secretaría General de la Presidencia del Gobierno ejerciendo de filtro a las peticiones. Y por supuesto, solo en caso de información sujeta a derecho administrativo. Es decir, que los costes de mantenimiento de la Zarzuela, los gastos en comida, coches oficiales o equipos informáticos, por poner algunos ejemplos, seguirán siendo una incógnita.

Un aficionado, el amigo Juan Carlos. Si lo comparamos con Silvio Berlusconi, el perfecto abuelo crápula. Más fiestero y juerguista que Kiko Rivera, más corrupto que quienes quieren ocultar el caso Bárcenas, capaz de echar órdagos al Gobierno y evitar la cárcel una y otra vez. A sus 77 años el político, empresario, inversionista, periodista deportivo y magnate de los medios sigue siendo el puto amo entre los yayos  gamberros. Le queremos en nuestra tele, donde triunfaría como hizo su compatriota Raffaella Carrà en los años 70.

¿Mayores gamberros? La triste realidad supera incluso a la más festiva ficción televisiva.

8 Comments
  1. luigi says

    Enhorabuena.
    Además, ahora el yayo Juan Carlos se queja de las informaciones que dan en algún medio y pide amparo a la Comisión de no sé qué deontología…
    ¿A quién podemos pedir nosotros amparo?

  2. Mecacholo says

    Para abuelos gamberros, casi que me quedo con estos:
    http://www.eldiario.es/economia/pensiones-yayoflautas-recortes_0_183382496.html

  3. qq says

    Para estar tirando de guillotina hasta dejar el filo romo. Qué castuza insufrible, joder 🙁 .

  4. luigi says

    Muy bueno, qq.

  5. pedro2013 says

    No me diga que no hay que ser muy, pero que muy gamberrete, para cargarte a dos tíos, enterrarles en cal viva, y cumplir apenas cuatro años y cuatro meses de cárcel. Dos años y dos meses por fiambre. ¡Este tío tiene que formar parte, sí o sí, del equipo de “Los mayores gamberros”………………………………………………Comparto con Vd, punto por punto lo arriba expuesto.
    De lo contrario renegaría de todos mis principios .
    Pero no seria recomendable que al mismo tiempo hiciera una mínima alusión , ( ya que hace alusión a Fabra , que bajo mi modesta opinión debería estar en el calabozo de la comisaria de «su» Aeropuerto, desde hace mucho tiempo y quedarse alli como ejemplo, bastante tiempo más), alusión como digo, a los etarras que en numero de victimas les sale más barato que a Galindo .

Leave A Reply

Your email address will not be published.