Paridad

5
Fotografía de archivo del 31 de agosto de 2014 del presidente de El Corte Inglés, Isidoro Álvarez. / Fernando Alvarado (Efe)
Isidoro Álvarez, presidente de El Corte Inglés, en una imagen del pasado 31 de agosto. / Fernando Alvarado (Efe)

Cuenta la periodista Ana Pastor en su columna de los sábados en la revista S Moda, que se vende de manera conjunta y obligatoria con El País de ese día, que la jugadora de baloncesto Brittney Griner gana cien veces menos que un hombre en su misma situación: número uno del draft en Estados Unidos. El draft es el procedimiento para incorporar a los equipos profesionales jugadores que vienen de sus universidades o de otros países. Tiene razón Pastor, puesto que la nómina de Griner rondará los 50.000 dólares anuales mientras que los de una estrella masculina de su nivel podría superar los cinco millones de dólares. La explicación está en la diferencia de espectacularidad de ambas ligas, es decir, en el público que atraen y el dinero que generan. Hay ejemplos mejores que este del basket USA, y mucho más cercanos, para hablar de paridad. Pero resultan un tanto peliagudos y sin duda más comprometedores. Para un periodista.

Por ejemplo, El Corte Inglés. Anunciante habitual del diario El País, y de la mayoría de grandes medios, esta empresa es famosa en círculos sindicales por pagar a sus empleadas el 28% menos de sueldo respecto a la cuantía media que reciben los trabajadores. Aproximadamente 277 euros frente a 386 euros. Una brecha que crece hasta alcanzar el 58% en el caso de los extras de cualificación. En junio de 2013 la Sala de lo Social de la Audiencia Nacional condenó al grupo empresarial por discriminación salarial en función del género. Una sentencia que también señalaba que El Corte Inglés había incumplido la obligación de homogeneizar los uniformes de los trabajadores para acabar con la práctica de obligar solo a las mujeres a vestir de uniforme. No necesitamos ir a Estados Unidos, lo tenemos a la vuelta de la esquina: El 67% de la plantilla de El Corte Inglés son mujeres, pero solo un 19% de ellas son mandos.

La prensa es esclava del dinero. Y los periodistas, de sus medios y sus ambiciones. La muerte de Emilio Botín, a quien periódicos y televisiones han convertido en una especie de Teresa de Calcuta cántabra, ha sido un buen ejemplo de esta sumisión. Como lo es El Corte Inglés, empresa con un trato preferente en prensa: mira para otro lado y los chicos de Isidoro Álvarez seguirán contando contigo para sus millonarias campañas de publicidad.

Si queremos buscar el desequilibrio laboral entre hombres y mujeres no hay que viajar hasta la NBA. Lo puedes encontrar en España. En la empresa que aún no ha indemnizado a las víctimas de la mayor tragedia laboral en la industria textil, aquel derrumbe que tuvo lugar en un edificio con cinco talleres de confección en Bangladesh. La misma empresa que hoy está de luto por la muerte de su presidente, ese hombre que según Pedro J en Twitter, era “un gran amigo” que “ayudó mucho a Agatha”.


loading...

5 Comments
  1. luigi says

    Conozco a una trabajadora del Corte Inglés. Se le ocurrió pedir una reducción de jornada para atender a sus hijas. LLeva unos dos años viviendo un infierno: turnos y horarios infernales, festivos… Está completamente amargada y obsesionada. Sabe que quieren echarla, pero que se vaya por voluntad propia para no pagarla indemnización. Está aguantando a pesar de su salud y de la de su familia. Los que la putean, en definitiva, son otros curritos como ella. Mundo cruel. Empresa atroz.

  2. qq says

    ECI es una empresa opaca, con actitudes opacas y comportamientos más opacos aún. Tienen mucho que ocultar, y lo sé de primera mano.

    Una lectura larga, aunque muy interesante sobre el tema: http://www.jotdown.es/2013/07/ya-no-es-primavera-en-el-corte-ingles-historia-e-indiscreciones-del-imperio-del-triangulo-verde/

  3. Selito says

    Que no os enterais, rojomieldas, que los ricos son los que crean empleo y traen dinero a Ejpaña y cuando un rico muere, los ángeles lloran y si te mueres tú, rojomielda, se descojonan.
    Más Prohombres y menos Podemos es lo que hace farta aki….

    ¡Ribaspaña!

  4. albacora says

    El Sr. Isidoro Alvarez, conocido tambien por «el abejo firmante» era un conocido explotador de sus trabajadores, en un regimen cuasi esclavista, antisindicalista y vergonzoso. Ahora que Pizarro y el Santander han tomado el timon lpuede ser que el corte ingles tenga posibilidades de sobrevivir, siempre con cuasi despidos masivos . Y al Selito que le folle un pez

  5. Selito says

    @albacora, cohone que estaba siendo irónico….

    ¿Puedo elegir pez? ¿Una sirena? 🙂

Leave A Reply

Your email address will not be published.