CUARTOPODER | Publicado: - Actualizado: 16/5/2017 00:54

Hugo Martínez Abarca *

Hugo-Martínez-AbarcaUno tiende a pensar que, cuando un partido político organiza una trama corrupta con la que financiarse ilegalmente y de paso engrosar las cuentas de un buen número de sinvergüenzas, lo hace en secreto, con discreción, evitando que se entere ningún adversario político. Así ocurría incluso en saqueos en los que aparentemente coincidían prohombres de distintos estancos políticos. Panamá es un buen ejemplo: el goteo de casos de un único bufete en sólo uno de tantos paraísos fiscales revela que todo lo que representa la casta (esa minoría que pone la economía y la política del país al servicio de sus intereses) tenía un modus operandi común sin que eso representase una orquestación necesariamente explícita del saqueo. No parece que Cebrián y Soria se pusieran de acuerdo incluso aunque el fango de petróleo y paraísos fiscales se asemeje tanto: simplemente así se hacen las cosas en ese mundo de las alturas. 

Sin embargo, el caso Púnica nos está mostrando una Trama con un funcionamiento político que sólo habíamos conocido en el caso Cajamadrid-Bankia. En ambos, la Trama está  regida por un absoluto control del Partido Popular. Pero en ambos casos participan importantes dirigentes de la aparente oposición madrileña en el momento de los hechos.

El caso Cajamadrid-Bankia ha sido especialmente sangrante y lo conocimos bien: al festival fueron invitados dirigentes de la oposición política y sindical introduciendo en ella el veneno que esterilizara cualquier oposición real al sistema corrupto y caciquil que se tejía en Madrid al menos desde el Tamayazo.

Ya el Tamayazo reflejó esa lógica en la que lo más turbio del PP de Madrid encontraba aliados en otros partidos para impedir que cambiara lo sustancial y, en aquel momento, bien parece que el imprudente aviso de Rafael Simancas de ir a sustituir a Blesa al frente de Cajamadrid (con lo que ello suponía para el ladrillismo madrileño) fuera uno de los detonantes. La propia Esperanza Aguirre explicó en el décimo aniversario que ella siempre pensó que al final habría un acuerdo por el que Simancas acabara de presidente: parecía decirnos que el Tamayazo no tenía como objetivo tanto garantizar la permanencia del PP en el gobierno sino la del tinglado, de la forma de hacer, de la Trama.

Apenas estamos conociendo una parte del sumario de la Púnica (la confesión de Marjaliza) y lo que queda claro es que había muchos invitados a la fiesta, que la red no era un secreto guardado en el despacho de Granados, sino que estaban invitados al festival cuantos ayuntamientos lo desearan. Según la confesión de Marjaliza, es lo que llevó a actuales diputados del PP de Madrid a embolsarse unas buenas cantidades, pero también a Tomás Gómez a tener sus mítines municipales gratis.

Valdemoro, capital de la Trama, repitió el esquema. En 2007 el PSOE expulsó a la que había sido su portavoz en el Ayuntamiento. En un proceso de primarias internas detectaron una sorprendente riada de nuevos simpatizantes socialistas que venían del PP de Granados, del PP de Valdemoro. Esto es: el jefe político de la Trama estaría ayudando a la supuesta jefa de la oposición a consolidarse en su partido. Con el tiempo aparecerían numerosas fotos de la expulsada portavoz con Marjaliza, el jefe empresarial. Todo ello lo sabía Ciudadanos antes de presentarla en su candidatura autonómica como número tres (tuvo que dimitir por haber mentido sobre su relación con Marjaliza), pero es de suponer que era más importante fichar un aparato político para Valdemoro, que se convertiría en el ayuntamiento más importante que gobierna Ciudadanos en Madrid (y probablemente de España, aunque algunos otros tienen y, a veces, también problemáticos).

¿Quiere esto decir que en Madrid “todos han sido iguales”? No. La Trama es el funcionamiento estructural del PP de Madrid. Y desde la Trama se tuvo la inteligencia de invitar a dirigentes muy importantes de su oposición a la fiesta. Es decir, la Trama es la forma en la que el PP de Madrid funciona, pero también la forma que tuvo el PP de impedir que funcionara su oposición. La Trama era el éxito del PP y el fracaso de la oposición que hubo en Madrid y que convirtió a esa oposición en impotente para desalojar a la Trama del PP pese a que la infinita mayoría de su gente fuera absolutamente decente.

La Trama es el funcionamiento estructural del Partido Popular de Madrid. Pero hay pasos irrevocables para ese desalojo. Algunos de estos pasos son desgraciados, como el hecho de que el saqueo haya sido tan duro que ya quede muy poco que robar. Pero otros permiten pensar que se están generando sólidos anticuerpos políticos y ciudadanos contra la Trama: desde una serie de municipios que están gobernados por candidaturas plurales que nunca han participado del fango a la emergencia política de Podemos, segundo partido en votos el 20D en Madrid y único grupo de la Asamblea de Madrid en cuyo partido no aparecen infiltrados de ese aparato que “linda con lo mafioso” (Esperanza Aguirre dixit). Quizás ello explique la virulencia con la que el PP de Cifuentes y su pesebre mediático arrojan sus mentiras e insultos.

Queda mucho para desalojar a la Trama de Madrid: sólo hay que ver el goteo de dimisiones que va teniendo que conceder el PP de Cifuentes desde el principio pese a que la propia Cifuentes coloca en su gobierno y en su gestora a gente que sabe acusada de haber sido protagonista activa de la Trama. Sin duda veremos muchos golpes de pecho, escucharemos la letanía de la Tolerancia Cero contra la corrupción. Pero las estructuras de la Trama son la Trama. Otros pueden regenerarse, pero la estructura de la Trama no puede ser otra cosa que Trama.

(*) Hugo Martínez Abarca es diputado autonómico de Podemos y autor del blog Quien mucho abarca.

Artículos Relacionados

  • Juan L.

    Qué sensación de desprotección tenemos los ciudadanos frente a estos predadores. Parece un mal sueño. Anclados en la época de los caciques.

  • Juanjo

    Efectivamente, sobre todo el Partido Popular. Pero no sólo el Partido Popular

    Pero ¿es que la España de las autonomías se inventó para otra cosa?

    Corrupciones, caziquismo, latrocinios, prevaricaciones, cohechos, defraudaciones, tráficos de divisas…… y destrucción de los bienes y los servicios públicos, enchufismo y más paro que nunca.

    Madrid, Valencia, Cataluña, Andalucía, Galicia, Extremadura, Murcia… Evidentemente, no son inútiles, sino perniciosas.
    ….
    Y si antes en medio de una España pobre había muchos ricos. Ahora, en medio de una España rica y hasta opulenta, hay muchíiiisimos pobres y más pobres que cuando éramos pobres.

  • Francisco de Asís de Todos los Santos

    El Musel, los ERE, los cursos de formación y la variante del Pajares dejan todo esto en moneda de chocolate.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend