Putitas de confianza

1
Imagen de archivo de Francisco Granados y Esperanza Aguirre en un acto electoral del PP. / Efe
Imagen de archivo de Francisco Granados y Esperanza Aguirre en un acto electoral del PP. / Efe

Francisco Granados, exconsejero de Presidencia de Esperanza Aguirre, la política que destapó la trama Gürtel, recibía regalos de los empresarios con los que hacía negocios. Bueno, negocios, negocios… Con los que intercambiaba “favorcillos”, como enajenar unas parcelas o adjudicar un contrato de intermediario para colocar un colector de seis millones de euros en Valdemoro. “Favorcillos”, insisto, que eran correspondidos con los habituales presentes: “Granados nos ha dado de comer y hay que repartir”, dice el constructor Antonio Pardal en el sumario de la operación Púnica. 

¿Repartir? Para nosotros la recalificación y el contrato de intermediario y para Granados las cabezas disecadas de “Saltador” y “Rompelindes”, toros de Miura, que este hombre es muy taurino. Y además, caballos, invitaciones a la feria de Abril, hoteles de lujo, más de 350 cestas de navidad, dinero y… “dos putitas de confianza” llegadas desde Barcelona. Vaya, vaya, con la mano derecha de Esperanza Aguirre.

Publicidad

Desde el famoso “volquete de putas” de la reunión de espías en el chalé de Granados, los españoles que primero financiamos y luego asistimos atónitos a los casos de corrupción que rodean al Partido Popular no escuchábamos unos términos de celebración tan sórdidos. Pero lo importante no es la zafiedad del lenguaje, ni lo burdo del trapicheo, ni siquiera el ambiente mafioso que impregna cada milímetro de la política 'popular' madrileña. Lo verdaderamente importante es la confianza.

La confianza de las putitas llegadas de Barcelona, claro. Pero sobre todo, la confianza que depositan los jefes en los empleados: la base del funcionamiento de las instituciones. Ahí tiene usted a Esperanza Aguirre, la cazatalentos, la política con olfato de sabueso, la presidenta que nombró a Granados consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid el 25 de julio de 2008 y le mantuvo hasta el 17 de junio de 2011. Confianza absoluta. Tanto como para no saber nada, no sospechar nada, no tener ni idea de qué estamos hablando cuando hablamos de corrupción. Y eso que la Púnica incluso realizó trabajos para mejorar la imagen y la reputación online de Aguirre.

Las putitas y la reputación. Cuestión de confianza, ya sabe. Y si no lo sabe, escuche a Susana Díaz, la mujer que presume de tener un marido “tieso”, reiterando su confianza en “la honestidad de Chaves y Griñán”. O escuche al mismísimo Chaves cuando decía que no tenía confianza en cómo la juez Alaya estaba instruyendo la causa de los ERE. Ahora, meses después, el juez del caso procesa a los expresidentes andaluces y los manda al banquillo por malversación y prevaricación administrativa.

Confiemos. En las putitas o incluso en la justicia. Y por supuesto en nosotros mismos, esa causa y fundamento de la vida feliz de la que habló Séneca.

1 Comment
  1. SINCERAMENTE. says

    El franquismo es terrorismo y genocidio de Estado, del PEQUEÑITO APARATO DEL ESTADO, contra millones y millones de personas.
    El terrorista y genocida de Estado llamado Benito Mussolini ya adoctrinaba e imponía sus crímenes, y decía que “TODO ES ESTADO, TODO ESTÁ DENTRO DEL ESTADO Y NADA FUERA DEL ESTADO”, es decir, que para este terrorista y genocida del PEQUEÑITO APARATO DEL ESTADO, la Nación, el Pueblo, no existían, ni podían existir y debían ser aterrorizados, acosados, saqueados, basureados, desintegrados, anulados o incluso gaseados llegado el caso, con tal de que ESE PEQUEÑITO APARATO DEL ESTADO QUE SEGÚN ÉL TODO LO ES pudiera sobrevivir a costa de masacrar, esclavizar, idiotizar, aterrorizar, asesinar, etc. a cuantas personas hicieran falta.
    Bien, pues el franquismo es en ese criminal, terrorista y genocida aspecto exactamente igual que el fascismo de Benito Mussolini y compañía: PURO TERRORISMO Y GENOCIDIO DEL ESTADO, DEL PEQUEÑITO APARATO DEL ESTADO.
    En España, a día de hoy, LA NACIÓN no está separada del ESTADO; es más, a día de hoy aquí en España ESE PEQUEÑITO APARATO DEL ESTADO HA ANULADO, EXTERMINADO POLÍTICAMENTE Y TIENE COMPLETAMENTE SECUESTRADA A LA NACIÓN.
    Cuando en España, antes con el franquismo y ahora por ejemplo con los independentistas catalanes o vascos, se habla y se hablaba de NACIONALISMOS (español, catalán,vasco, etc.) REALMENTE DE LO QUE SE TRATA ES DE PURO Y DURO ESTATALISMO, AL MARGEN DE LA NACIÓN, AL MARGEN DEL PUEBLO, AL MARGEN DE LA SOCIEDAD CIVIL. Y DONDE HAY ESTATALISMO JAMÁS PUEDE HABER DEMOCRACIA, NI LIBERTAD POLÍTICA COLECTIVA, NI SEPARACIÓN DE PODERES, NI EL VOTANTE PUEDE ELEGIR A SUS REPRESENTANTES, NI HAY REPRESENTACIÓN DEL VOTANTE; y bueno, con todas estas vitales carencias, lo que sí se da SIEMPRE en esto que es ESTATALISMO son toda clase de abusos, saqueos, expolios, leyes que el mismo Estado se hace a sí mismo ad hoc y él mismo (El Pequeñito Aparato del Estado) luego mismamente él mismo aplica, etc., etc., etc., por no hablar de que en EL ESTATALISMO VIGENTE la idiotez, la fealdad, la falsedad, la ignorancia, la imbecilidad, el terror que siente cualquier individuo, etc., etc., etc. no tienen límites y pueden ir a peor, ¡¡¡como si ya no hubieran muchos genocidios!!!

Leave A Reply

Your email address will not be published.