ION ANTOLÍN LLORENTE | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 18:31

Un joven, que se cubre el rostro con una careta de las utilizadas por Anonymus, exhibe un cartel en una reciente protesta de los 'indignados'. / Javier Lizón (Efe)

El movimiento Anonymous, cuyo mayor logro a gloria de sus supuestos objetivos es hacer caer webs de instituciones y de partidos políticos, además de bancos y la SGAE, ataca ahora en un duro comunicado a los medios de comunicación. Así, en general. Para los enmascarados, toda la prensa es lo mismo, como cualquier medio es lícito para ellos, aunque sea ilegal, para llamar la atención. Desde hace poco tiempo se han aliado con Lulzsec, otro grupo con objetivos y métodos similares.

Tertulianos y mamporreros del mundo mediático”, es la denominación con la que los anónimos quieren ganarse el respeto de la sociedad, faltando al de tantos y tantos profesionales de la información. Con estas bellas palabras pretenden defender a otro movimiento, el generado tras las movilizaciones del #15M. “Primero ignorasteis a la gente; luego la tratasteis como a desechos sociales; dijisteis que se disolverían tras las elecciones; que nadie les apoya y son una despreciable minoría. Los etiquetasteis como violentos; como terroristas; incluso ideológicamente. Mentisteis.” Una vez más, la retórica peliculera se impone sobre la realidad en los comunicados de Anonymous, que parecen salidos de la pluma de un guionista de ficción. Si hay medios de comunicación que han maltratado el movimiento #15M, por cada una de esas cabeceras hay otra que le ha otorgado más minutos y espacio del que merecía. El tratamiento mediático de estos acontecimientos, más allá de la posición a favor o en contra, merece un debate único. “¿Pretenden luchar contra la voluntad humana? Más dura será entonces su caída y nuestra victoria será célebremente épica; porque la paz es nuestro camino y no existe mayor victoria que vencer, sin combatir.”  Otra vez las frases escogidas con mimo para terminar el comunicado dejan de lado la realidad. Anonymous pelea, y lo hace tomando decisiones de manera unilateral que provocan daños en terceros. Tumbar webs puede parecer un juego a los ojos de quien no ve bien a través de la careta, pero se trata de un acto tan arrogante y autoritario como los que dicen combatir.

[youtube width=”600″ height=”344″]http://www.youtube.com/watch?v=RvzChkRLXxE[/youtube]

Podríamos enumerar aquí cuantos procesos de liberación autoproclamados terminaron en gobiernos autoritarios que se volvieron contra su pueblo. Cómo aquellos que decían defendernos de males mayores se convirtieron en el problema. Anonymous nos da lecciones a todos, pero en su catecismo lleva latente una tenia poco democrática. Sólo así se explica el tono de matón de barrio que impera en cada uno de sus textos y, sobre todo, esa frase final, lapidaria, como amenaza que pesa sobre quienes no se plieguen a sus exigencias: “Somos anónimos; somos legión. No olvidamos; no perdonamos. Esperadnos.” En realidad, cada día son menos anónimos gracias a la policía. Comparados con la gente que llenó las urnas hace unas semanas, también ciudadanos como ellos, son bastante pocos. De la legión no quiero hablar. No olvidar ni perdonar define al individuo que bucea en su rencor. Es una sensación que no le deseo a nadie. No os esperamos. Tenemos suficientes salvapatrias en la vida pública como para sentarnos a mendigar vuestra acción redentora. El acercamiento al movimiento #15M tiene toda la intención de un lavado de cara, pero no son lo mismo. Las gentes que salieron a la calle el pasado día 19 han renegado de la violencia una y otra vez. Anonymous utiliza esa misma violencia, en forma telemática, cada vez que se tira abajo una página web que no les pertenece. Dicen que es como una acampada digital, pero la realidad es que la mayoría de los ordenadores que solicitan entrar en la web atacada lo hacen de forma automática, sin el conocimiento de sus dueños, al estar contaminados previamente con un virus para que la máquina actúe a las órdenes de un individuo que puede estar a miles de kilómetros de distancia.

Captura de pantalla del canal de chat #optelefonica / cuartopoder.es

Para este domingo 26 de Junio han convocado un nuevo asalto contra Telefónica y Movistar, denominado #OpTelefonica. “El ataque será de grandes dimensiones – afirman – creando el caos en toda la Red”. Toda una declaración de intenciones que deja en evidencia sus letanías esparcidas al mundo en forma de vídeos en Youtube. De momento la repercusión en Twitter de su llamada está siendo más bien escasa, por lo que, si las páginas de Telefónica y Movistar acaban cayendo este domingo, no será gracias a las peticiones de miles de ciudadanos indignados.

Artículos Relacionados

  • Pingback: Bitacoras.com()

  • Bat

    Aunque con reservas, simpatizo con Anonymous, y por lo que conozco de ellos NUNCA atacan a medios de comunicación, por lo menos hasta ahora, infórmense mejor, porque da la sensación de que ustedes pecan de lo que ellos precisamente denuncian.
    No veo ningún tipo de amenaza en el vídeo, no al menos una amenaza que venga de la mano de Anonymous, ellos se limitan a advertir lo que está ocurriendo y ocurrirá, la información en el siglo XXI ya no es unidireccional, es bidireccional, y a los medios de comunicación tradicionales se les está viendo el plumero, un plumero demasiado oficialista, su credibilidad decrece, ya no cuela todo, entiéndanlo, la transparencia es la que les acecha, no Anonymous.

  • Bat

    Aclaro que mi comentario anterior NO se refiere a este vídeo en el que es evidente que SÍ amenazan a Telefónica y Movistar. Todo lo que he comentado se refiere a los medios de comunicación y a este otro vídeo:
    http://www.youtube.com/watch?v=NqXSG50FuH8
    El autor de esta entrada mezcla ambas cosas de manera confusa, y el periodismo ha de servir para alumbrar.

  • Gorka

    Pues a mí me parecen igual de amenazantes y perdona vidas todos los comunicados que saca esta gente. No sé qué se han creído pero parece que han visto demasiadas películas.

  • Patricia

    Simpatizo con Anonymous pero no se si es la mejor estrategia bloquear la pagina de movistar. Al fin y al cabo las empresas privadas son eso privadas y pueden hacer lo que consideren con su servicio y plantilla.

  • anonimo

    Pues el que ha escrito este artículo tampoco me parece que sea muy objetivo, ni razonable, ni coherente. Simplemente actua como un siervo tiene que actuar ante su señor.

  • Dani

    Anonymous y cualquier persona con dos dedos de frente carga contra los medios de comunicación. De momento que yo sepa no los han atacado (almenos eso dicen ellos mismos).

    Hoy “Tertulianos y mamporreros del mundo mediático” no solo presentan telediarios sino que también son diputados o ocupan otros puestos de responsabilidad social.

    Sin embargo igualar la supuesta violencia que puedan ejercer los anonymous con la violencia que puede ejercer, por ejemplo, telefonica es esperpéntico. Telefonica ha gozado de una posición privilegiada en el mercado y solo la ha usado para ofrecer un producto pesimo, caro y fundamental en los tiempos que corren (lo dice la misma ue), por si fuera poco abuso, ahora con cifras de beneficio record va a hacer un ERE de miles de trabajadores.

    No comparemos una ataque por lo general es simbolico (tumbar paginas web) con acciones que tiene consecuencias sobre miles de personas y durante años.

  • jorge rodríguez

    Lo que tiene que hacer Anonymous es coger los sumarios de los casos Gürtell y Brugal y sacar a los periodistas trincones que aparecen ahí. Ya es hora de que comencemos a decir quiénes son los tertulianos, para quién trabajan y de quién cobran. Hay que quitarle la careta a todos ese personal que va dando clase de moralidad y ética y luego son unos simples trincones. Están con nombre y apellido en esos dos sumarios.

  • Armando

    Un ataque DDoS a un web corporativo en domingo es un acto violento, quizá equivalente al disparo de una pelota de goma (si no hiere a nadie, por supuesto)

  • Leandro

    Pues nada Armando, viva Robin Hood y la ley de la selva.

  • Aleve Sicofante

    El autor incurre en el mismo melodrama que denuncia en los anónimos: simplemente la cosa no es para tanto. “Tumbar” una web es una molestia, no un destrozo. También sirve para ponerle las pilas a los encargados de seguridad de esas webs, que casi siempre son un desastre. No provoca heridos, ni muertos, ni pérdidas económicas millonarias ni nada que pueda considerarse una consecuencia terrible.

    Así que menos drama y un poco más de humor. Claro que los comunicados de Anonymous son de épica de cómic. Y usted se los ha tomado en serio.

  • Jorgito

    Así que en definitiva estos anónimos son un grupo de frikis que están en la habitación de casa de sus padres sin salir ni para tomar una cerveza los viernes leyendo comics? Sr. Sicofante, si esto fuese así y además lo parece, podrían dedicarse a hacer caer sus blogs entre ellos, como una competición, en vez de molestar y causar problemas a muchos clientes de las empresas a las que incordian. Es además una cuestión de lógica: no les hemos pedido ayuda.

  • sam

    Y con la lectura de este artículo doy por terminada mi relación con Cuarto Poder. Una pena no volver a leer a Mónica G. Prieto y a Luis Díez ente otros, pero intentaré buscarlos por otros sitios. Os quito de marcadores, a partir de ahora soy un visitante menos.

  • sam

    Que te parezca más violento tumbar una web que dejar a miles de personas a la calle porque a una empresa que ha obtenido grandes beneficios le salga de las pelotas es para mirárselo.

  • Jorgito

    Y qué tendrá que ver una cosa con la otra? Disculpar las acciones de quien viola los bienes de otros porque ese tercero despide a gente es tan absurdo como peligroso. Mucha violencia en el mundo tiene justificación si le preguntas a su autor. Es una barbaridad y un asalto, te pongas como te pongas. Ahora, si te parece bien estás en tu derecho igual que la gente que lo critica. Qué mal encajáis esto último los que pensáis que estáis en posesión de la verdad colega.

  • ña

    Anonymous somos todos lo que luchamos en contra de articulos como este, en donde la pretencion objetiva de la prensa se pierden en los juegos de poder que circundan al estado. Sin quererlo ustedes han hecho un ejemplo claro de la manipulación mediatica. Gracias! asi somos mas!

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend