Diez recomendaciones para navegar seguro en Internet

seguridad internet
La seguridad en Internet ha quedado en entredicho tras el descubrimiento de un grave fallo la semana pasada, conocido bajo el nombre de ‘Heartbleed’ / Foto: Shutterstock.com

El descubrimiento la semana pasada de un grave fallo de seguridad en Internet, que afecta a los sistemas de cifrado de transacciones supuestamente seguras (como el intercambio de correos o las transferencias bancarias) desde hace más de dos años, ha puesto en evidencia la protección de los datos de los usuarios en la Red.

La preocupación por la desprotección de los internautas ha crecido en los últimos días, sobre todo teniendo en cuenta que todavía no se ha encontrado una solución al problema y que, al parecer, con cambiar las contraseñas de todos los servicios online que utilizamos no es suficiente.

Pero el caso de Heartbleed (como se ha bautizado al fallo recién encontrado) no es más que el último de una serie de agujeros y vulnerabilidades que amenazan a los internautas. En cuartopoder.es hemos hablado con tres empresas de seguridad informática (G Data, Panda Security y Sophos Iberia) y con los consejos que unas y otras nos han dado podemos elaborar este listado de pistas que ayudarán a los usuarios a que su navegación por la Red sea más segura.

  1. Mantén  siempre actualizados tus programas: Esto es fundamental, ya que las compañías de software suelen lanzar parches que solucionan problemas de seguridad. Según recuerdan desde Sophos Iberia, el 90% de los ataques de seguridad pueden evitarse con actualizaciones que ya existen, pero el usuario debe preocuparse por mantener tanto su sistema operativo como los programas informáticos que utiliza habitualmente.
  2. Configura el nivel de protección de tu navegador: Ya se utilice Microsoft Explorer, Firefox, Chrome o cualquier otro navegador para acceder a Internet, es necesario prestar atención a las opciones de seguridad y controlar, entre otras cosas, el bloqueo de elementos emergentes o la prohibición de la instalación automática de complementos.
  3. Utiliza contraseñas seguras: Lo mejor es usar secuencias aleatorias de números, caracteres especiales, mayúsculas y minúsculas, evitando incluir palabras que aparecen en los diccionarios. Siempre es bueno contar con una contraseña distinta para cada servicio online que utilicemos (correo electrónico, banca online, redes sociales…)
  4. Utilizar un buen antivirus. Resulta obvio, pero es fundamental. Hay soluciones gratuitas aceptables y completos programas de pago que además de la navegación protegen los archivos almacenados en la nube o el correo electrónico de manera especial, dependiendo de las necesidades del usuario. Tanto en un caso como en otro, lo fundamental es mantenerlo siempre actualizado para estar protegido frente a nuevas amenazas.
  5. Toma precauciones al comprar online. Al realizar compras a través de Internet, hazlo sobre todo en páginas web que te generen confianza. Aun así, asegúrate de que la URL en la que estás corresponde a la de la web en la que quieres comprar y que la dirección empieza por https://
  6. Utiliza sólo redes Wi-Fi de confianza. Sobre todo, a la hora de realizar transacciones delicadas, en la que se intercambie información sensible (operaciones bancarias, por ejemplo), es mejor no conectarse desde cualquier red Wi-Fi abierta.“Para todos es muy cómodo conectarse a redes de bares, centros comerciales o tiendas pero tenemos que tener en cuenta que  suelen ser poco seguras. Los paquetes de información transmitidos a través de las conexiones públicas pueden ser capturados fácilmente por hackers o ciberdelincuentes”, señalan desde Panda Security.
  7. Elimina cualquier correo sospechoso. Al recibir un email de cuya seguridad dudemos, lo mejor es no abrirlo y enviarlo a la papelera de reciclaje directamente. Es algo que también debería hacerse con cualquier correo clasificado como spam. “Los usuarios nunca deben hacer clic en los enlaces o archivos adjuntos en dichos correos. Los enlaces a sitios de banca, tiendas o servicios de pago deberían, idealmente, ser escritos en el navegador manualmente”, recomiendan desde G Data.
  8. Cuidado con las URL acortadas. En las redes sociales es muy común utilizar enlaces cortos. Éstos pueden ser utilizados por los ciberdelincuentes para esconder páginas comprometidas en las direcciones de destino. Antes de abrir un enlace corto, conviene pararse a pensar dos veces cuál es su procedencia. Nunca se deben abrir URL acortadas que hayan sido remitidas por un desconocido.
  9. Borra programas antiguos que ya no utilices. Si un fabricante de software ya no da soporte a un determinado programa, porque se ha quedado obsoleto o es muy antiguo, no podrá ser actualizado. Esto lo convierte en una puerta de acceso fácil a cualquier ordenador para cualquier hacker. Por eso conviene mantener los programas actualizados o, en su caso, si no se puede, eliminarlos del equipo.
  10. Realiza copias de seguridad periódicamente. Cuando un PC es atacado, toda la información que contiene en su disco duro queda comprometida. Para no perder los datos que consideremos valiosos (fotografías,etc..) lo mejor es realizar copias de seguridad periódicos en un dispositivo de almacenamiento externo. Así estaremos minimizando desastres que pudieran ocurrir por un ataque de hackers o por un fallo del sistema.

Estos 10 consejos podrían resumirse en una máxima: el uso de Internet con mucho sentido común. “Siempre es importante contar con sistemas de seguridad a la hora de navegar por internet, de tal forma que minimicemos los riesgos que puedan correr nuestros datos personales. En cualquier caso, el mayor sistema de protección con el que podemos contar es nuestro sentido común”, señala Pablo Teijeira, Director General de Sophos Iberia.

Publicidad