Interior investigará las mofas y otros comportamientos «bochornosos» en Twitter tras la muerte de Isabel Carrasco

7
El ministro del Interior, Jorge Fernández, en una imagen de archivo en el Congreso. / Efe
El ministro del Interior, Jorge Fernández, en una imagen de archivo en el Congreso. / Efe

Los partidos políticos quieren que se regule de alguna manera el comportamiento de los usuarios en las redes sociales. Muchos internautas, aprovechándose del supuesto anonimato que otorga el ocultarse tras un nick y un avatar en redes sociales, se lanzan a realizar todo tipo de comentarios, en ocasiones despectivos o amenazantes, en las distintas plataformas 2.0

No es la primera vez que se detiene a un tuitero, por ejemplo, por enaltecimiento del terrorismo en la red social (como ocurrió hace unas semanas con 21 personas que fueron arrestadas) o por amenazar a otro usuario. Tampoco la primera que una situación trágica es objeto de bromas y mofas en las plataformas sociales, pero parece que el asesinato el pasado lunes de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León, ha sido la gota que ha colmado el vaso de la paciencia de nuestra clase política.

Segundos después de conocerse el fallecimiento de Carrasco, las redes sociales, especialmente Twitter, se llenaron de todo tipo de comentarios con respecto a su muerte y su persona. Algunos usuarios de Twitter incluso denunciaron ante la compañía el comportamiento de otros tuiteros, muchos otros censuraron su actividad enviando tuits recriminatorios e incluso el ministro del Interior, Jorge Fernández, ha decidido tomar cartas en el asunto.

El titular de la cartera de Interior ha anunciado que se ha abierto una investigación para conocer si algunos de esos mensajes que los usuarios vertieron en las redes sociales pueden ser constitutivos de delitos.

Fernández calificó de “bochornosas” algunos de los comentarios que han podido leerse durante los últimos días en las redes sociales, muchos de ellos publicados “cuando todavía estaba el cuerpo yacente”. “Son comentarios absolutamente injuriosos, calumniosos y que a la inmensa mayoría de personas nos abochornan”, reconocía el Ministro.

Para Fernández, este tipo de actualizaciones de estado en las redes sociales están realizando apología de la violencia y del delito y fomentan el odio. “Estas son conductas que, entiendo, están tipificadas en el Código Penal”, señaló.

Por este motivo tanto Policía como Guardia Civil van a investigar los mensajes enviados por los usuarios. “Son mensajes que no pueden quedar impunes”, puntualizó. Algunos de estos tuits ya han traído consecuencias negativas a quienes los enviaron. Por ejemplo, una concejal del PSOE en el ayuntamiento de Vilagarcía de Arousa, en Pontevedra, se ha visto forzada a dimitir tras haber subido una foto a Twitter de Isabel Carrasco con el comentario “Quien siembra vientos…” minutos después del asesinato de ésta.

Su propio partido también ha solicitado una regulación del comportamiento de los usuarios en las redes sociales. Ha sido precisamente el portavoz de Sanidad del PSOE en el Congreso, José Martínez Olmos, el que ha reconocido que cada día en las redes sociales pueden verse insultos, amenazas, presiones y todo tipo de comentarios que ensombrecen el comportamiento ejemplar de la mayoría de los usuarios.

“Pero ante la cataratas de comentarios indignos que muchas personas desalmadas han vertido en las redes sociales …/… y los cada vez más llamativos abusos que personas y grupos organizados cometen para insultar y denigrar a quienes no piensan igual que ellos”, Martínez Olmos ha solicitado la creación de un código de conducta y un observatorio que regule y castigue las conductas inapropiadas en las redes sociales.

La Unión Federal de Policía (UFP) ha realizado una solicitud similar para que se eviten en el futuro este tipo de situaciones. Sin embargo, asociaciones de internautas han señalado que se trata de un recorte de la libertad de expresión que tienen los individuos, también en las plataformas 2.0.

7 Comments
  1. pedro says

    Pueden investigar lo que quieran, pero en interior son los primeros en desprestigiar a mucha personas asesinadas indicando sin prueba alguna que se trata » de un ajuste de cuentas», en cuanto el fallecido es pobre, inmigrante o gitano, y aunque luego se sepa que era falsa la nota de interior no lo desmienten en titulares tan grandes como la primera noticia. En el caso del asesinato de la señora del PP, la derecha trata de ocultar o minimizar que asesina y asesinada eran militantes del PP con una larga relación de jefa subordinada, en la que seguramente hubo muchas cosas extrañas, desde la creación de la plaza para al persona adecuada, como su posterior eliminación. Ocultan cosas como el ansia de poder, la competencia por cargos o por tener influencia en el partido, la fama de autoritaria de la finanda, su aculación de cargos públicos en su persona en detrimento del resto de militantes importantes del partido, etc,etc. Muchas cosas apuntan a prácticas poco claras y cuasi delictivas en el partido, pero los medios lo ocultan (es la hora de las alabanzas), y echan balones fuera culpando a un (Creado por ellos) «clima de odio contra los políticos», cuando en realida son los políticos los que se desprestigian a si mismos, sea robando como en la gurtell o el resto de cientos de casos de courrupción que implican a miembros del PPSOE o como en este caso extremo donde son DOS POLITOCOS de un mismo partido los implicados en la muerte de un tercero. ¿Dirían lo mismo los medios si esto hubiese pasado entre dos políticos de por ejemplo BILDU? Seguramente no, seguramente acusaría a unos y otros de ser pro o contra, y tratarían de buscar finalidad política la crimen. En este caso por desgracia tembién la hay, aunque lo oculten, o minimicen, no se trata de una «simple venganza por despido» o «por odio personal», el asunto va mucho mas allá tienen que ver con el funcionamiento antidemocrático de las partidos y las asesinas algúndía explicarán cuales fueron sus motivaciones, que nunca justificarán un crimen tan despreciable, pero si nos ayuudarán a comprender la miseria moral de los que ascienden al poder en nuestro jerarquico y clientelista modelo de listas cerradas. Menos manipulación, menos criminalización y más análisis serio de este tipo de asesinatos con clara carga politica. Dentro del contexto de una época dónde política y corrupción alimentan sistemas mafiosos.

  2. r.campoamor says

    Deleznable el asesinato, aborrezco el crimen. Pero los insultos y comentarios bochornosos, ofensivos a la inteligencia humana son perseguibles a instancia de parte…..¿ha habido denuncia por parte de algún familiar de la asesinada?
    Otro síacaso no eran tan perseguibles de oficio, como en este caso, los comentarios sobre S. Carrillo a su muerte??? ¿ o los de Pilar Manjón??
    Sr. Ministro siga poniendo medallas a las Vírgenes y deje a los muertos y descerebrados en paz. Na haga campaña con el dolor y la miseria.

  3. bella durmiente says

    El estado represivo que representa Fdez. Díaz es increible, los comentarios despectivos o el reirse de la muerte de una persona NO es un delito y si es injurioso será perseguible a instancia del perjudicado o su familia. Deje a twitter en paz Sr. ministro y al que no le gusten los comentarios que lee que afee al que los hace, hay mucho cafre suelto pero la policía no debería estar a esto si no a buscar las cuentas en Suiza

  4. CONSPE says

    ¿Conspiración versus conspiranoia?

    ¿Acaso Isabel Carrasco es un nuevo instrumento (de falsa bandera) del poder para tener excusa para leyes restrictivas?
    ¿Deberían analizar los adheridos si son prescindibles o no para sus jefes?
    ¿esperaban con esto solidaridad ciudadana y criminalizar a los beligerantes matando dos pájaros de un tiro?
    ¿era molesta Carrasco para sus correligionarios?

    ¿por que siempre antes de unas elecciones?

    ¿Es la ridiculización de los conspiranoicos una estrategia para evitar el análisis crítico de los tejemanejes del poder?

    ¡Los designios del fascismo son inexcrutables…!

Leave A Reply

Your email address will not be published.