MANUEL MORENO | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 01:08

El 10% de los perfiles de Twitter permanecen inactivos / Foto: Shutterstock
El 10% de los perfiles de Twitter permanecen inactivos / Foto: Shutterstock

¿Y qué voy a contar yo en Twitter que pueda interesar a los demás? Posiblemente os hayáis hecho esta misma pregunta en más de una ocasión y quizá hayáis desistido a la tentación de abriros un perfil en Twitter, la red social donde los mensajes tienen un máximo de 140 caracteres.

Es el denominado “síndrome de la hoja en blanco” de los escritores pero aplicado a la red de microblogging. No hay que preocuparse demasiado, porque se trata de una sensación muy habitual, que afecta sobre todo a quienes llegan a Twitter por primera vez, impulsados principalmente o por la popularidad que la plataforma ha obtenido en los últimos años o por la visibilidad que ha obtenido al ser utilizada cada vez más por los programas de televisión.

No en vano, Twitter es la red social que mayor índice de abandono tiene entre los usuarios transcurridas las primeras semanas desde la inscripción. El no acostumbrarse a sus peculiridades y el no saber cómo comunicarse con otros, hace que más del 10% de los perfiles sean abandonados al poco de ser creados.

Para superar ese reto y sacarle el máximo partido a Twitter no hace falta ser un experto en el mundo digital ni realizar un curso de Community Manager. Siguiendo estos pequeños consejos, cualquiera puede iniciarse en la red de microblogging y comenzar a recibir seguidores con los que interactuar y mantener una conversación interesante y bidireccional en poco menos de 140 caracteres:

  1. ¿Debo estar en Twitter? Quizá la primera pregunta a la que nos enfrentamos es saber si deberíamos abrir un perfil en Twitter o no. Obviamente, no es un acto obligatorio, pero si tenemos en cuenta que más de 400 millones de personas utilizan esta red en el mundo y que la mayor parte de las noticias ya casi se comunican antes en Twitter que en muchos medios de comunicación, la respuesta parece obvia. ¿Por qué no animarse y probar?
  2. Completa el perfil. Para sacarle provecho a la estancia en Twitter es necesario rellenar todos los datos del perfil. También la denominada “bio”, que es un espacio en el que tenemos que describirnos en sólo 160 caracteres. Conviene ser descriptivo y utilizar palabras que nos identifiquen, decir nuestra profesión y nuestros intereses. Hay que ser claro, conciso y, si se puede, algo original, puesto que al final será nuestra carta de presentación y el texto que motivará (o no) a otros usuarios a seguirnos en Twitter.
  3. ¿A quién seguir? Identifica a las personas que puedan ser interesantes para ti y con la herramienta del buscador trata de encontrar personalidades relevantes en tu sector, individuos que puedan informarte de lo que ocurre o únicamente divertirte con sus comentarios sarcásticos. Configurando la lista de personas a las que seguir en Twitter estarás definiendo el uso que le darás a la plataforma.
  4. ¿A cuántos usuarios seguir? De media, el usuario estándar de Twitter sigue a unos 50 perfiles. Si seguimos más debemos asumir que nos será imposible estar al tanto de todas las conversaciones, pero esto tampoco tiene por qué ser negativo. Es un hecho que la mayor parte de los usuarios no lee todo lo que publican las personas a las que siguen. Además, no te preocupes por seguir a más personas de las que te siguen a ti, o al contrario. Guíate valorando el interés y sigue a aquellas personas de las que puedes obtener algo positivo, sean cuantas sean.
  5. Conversa. Escribe tus opiniones, responde a otros usuarios, inicia una conversación… En Twitter lo fundamental es la bidireccionalidad y aprovechar la comunicación en ambos sentidos. Hazlo siempre con el máximo respeto y haciendo uso del sentido común.
  6. Contenido multimedia. Tuitea fotos, vídeos… enriquecerás la conversación y además conseguirás más respuestas, ya que los tuits con imágenes obtienen entre 3 y 4 veces más interacciones.
  7. Comparte con honestidad. Se tú mismo. Expresa lo que piensas, promete lo que puedes prometer… Deberías ser en Twitter la misma persona que eres en la vía real.
  8. Retuitea (RT) a otras personas. Sólo comparte mensajes de la gente a la que conoces y selecciona con cuidado, para que lo que hagas ver a tus usuarios conserve un mínimo de calidad o sea útil para ellos. Es bueno, además, añadir algún comentario para hacer una aportación al mensaje de otra persona que vamos a retuitear.
  9. Menciona a otros usuarios. Hazlo siempre que sea justificado. Lograrás llamar la atención de otros usuarios, pidiéndoles su opinión o su respuesta, o incluso manifestándoles tu agradecimiento. Es posible que incluso consigas que se conviertan en seguidores de tu cuenta. Se calcula que los usuarios que mencionan a otros consiguen un 20% más de seguidores.
  10. Utiliza los hashtags. Los hashtags son etiquetas que permiten ordenar la conversación en Twitter. Así podrás buscar por temas y ver todos los mensajes que se originan en torno a un suceso o evento determinado. Usa hashtags ya existentes o crea los tuyos propios, pero no utilices más de dos por mensaje. Puedes echar un vistazo a las recomendaciones de uso de los hashtags que publicamos recientemente.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend