¿Qué supone un día sin Twitter?

Twitter caida 1
Mensaje de error que mostró ayer Twitter durante horas. / captura de twitter.com

Twitter estuvo ayer casi más tiempo caído que en funcionamiento. Los usuarios se pasaron el día intentando entrar a la red de microblogging pero esta, o mostraba un mensaje de error que impedía el acceso por completo o registraba una lentitud inusual que dejaba prácticamente inoperativo el servicio. Cuando parecía arreglarse, dejaban de cargarse bien las imágenes adjuntas, no funcionaba el buscador… ¿Qué le pasó ayer a Twitter?

Publicidad

Hacía mucho tiempo, años, que la red social no experimentaba una caída tan prolongada, que se extendió durante horas. Durante sus primeros años en servicio (la plataforma fue fundada en 2007) era normal que apareciera el popular icono de la ballena frecuentemente - con él se diseñó la primera página de error de la red de microblogging -, sobre todo cuando se producía un exceso de envío de mensajes y se caía el servicio.

Sin embargo, en los últimos años Twitter se ha estabilizado considerablemente. Tanto, que apenas ha dado problemas de funcionamiento y la imagen de la ballena se ha desterrado por completo. Ya ni se usa y se ha cambiado por la de un robot que, por cierto, ayer fue bastante popular.

El problema es que ayer Twitter estuvo fuera de línea durante muchas horas en varios momentos del día, ¿por qué? Desde la compañía no han querido dar ninguna explicación oficial a cuartopoder.es y nos han remitido a los escuetos comunicados que se han publicado en la página de soporte del servicio.

En ella se puede ver cómo a primera hora de la mañana la compañía reconocía que “algunos usuarios estaban experimentando problemas para acceder al servicio tanto a través de la web como del teléfono móvil”. Ante la falta de una explicación oficial por parte de Twitter, se pensó que la inoperatividad podía deberse a que en San Francisco (donde se encuentra la sede central del servicio) estuvieran llevando a cabo tareas de mantenimiento. Estas suelen desarrollarse de madrugada (primera hora de la mañana en España) pero lo cierto es que la compañía ya cuenta con un sistema de contingencia potente que permite que las acciones se desarrollen sin afectar al funcionamiento habitual del servicio.

Además, el servicio fue restablecido a las pocas horas, pero, por la tarde, se volvió a caer, por lo que ya no podía contemplarse la opción del “mantenimiento” como una razón convincente. Como publica hoy Twitter en su página de soporte, todo se debió a un error de código interno. Sin más explicación.

Twitter es mucho más opaca que otras redes sociales cuando ocurren este tipo de problemas. Mientras que Facebook suele proporcionar –aunque sea unas horas después de haber restablecido el servicio– datos exactos de qué ha ocurrido y qué ha podido motivar la interrupción del servicio, Twitter guarda silencio o da una escueta explicación.

twitter caida 2
La popular ballena de Twitter, que dejó de aparecer hace unos años y ha sido sustituida por un robot como el de la imagen superior. / captura de twitter.com

Posiblemente, esta cerrazón venga motivada por la delicada situación que atraviesa la compañía, que no encuentra su rumbo en bolsa y que tiene a los inversores preocupados por la salud de su aparato financiero. La rumorología tampoco ha contribuido en los últimos días a estabilizar las aguas con respecto a la firma. Después de que el cambio de las estrellas de “favorito” por los corazones de “me gusta” fuera bien aceptado por los usuarios, éstos se han levantado en contra de la próxima gran modificación que se están planteando en el seno de la compañía: la eliminación del límite de 140 caracteres en los tuits, como ya se hiciera hace unos meses con los mensajes directos, lo que acabaría con la esencia misma de la red social y, para muchos, con el servicio de forma definitiva.

Sea como sea, estas caídas –y la falta de explicación– no benefician en absoluto a la estabilidad de la plataforma ni a sus relaciones con los clientes que, al fin y al cabo, son los que generan ingresos al contratar campañas de publicidad.

“Caídas como las producidas ayer nos obligan a parar campañas y, por tanto, la difusión del mensaje en horas en las que el target de algunos de nuestros clientes es más receptivo”, explica Adriana Bombín, directora de cuentas en la agencia Drygital, especializada en gestionar los perfiles corporativos de grandes empresas en redes sociales.

Si los clientes paran la inversión, Twitter deja de ingresar dinero durante estas caídas. La compañía no ha querido pronunciarse ante nuestra pregunta de cuánto le hace perder una jornada de caídas constantes como las vividas ayer pero, sin duda, serán considerables.

Incluso puede que haya empresas que tengan un lanzamiento especial o unas necesidades especiales de comunicación y decidan invertir su presupuesto en otras redes sociales más estables. “Al final, las caídas dificultan enormemente el trabajo de comunicación que realizan nuestros clientes a través de este medio”, apunta Bombin.

No sólo los anunciantes en la plataforma de microblogging se vieron afectados por las interrupciones en el servicio. También perjudicó a las empresas que utilizan el canal como vía de atención a sus clientes, a medios de comunicación que buscan difundir sus contenidos a través de la red o a los autónomos que buscan oportunidades de negocio.

Por supuesto, también a centenares de miles de usuarios que no pudieron utilizar durante casi todo el día la red para informarse o entretenerse. Muchos de ellos trataron de tomárselo a risa, publicando memes en otras redes sociales como Facebook, que posiblemente ayer registrara un considerable aumento de actividad tras la caída de su rival.