MANUEL MORENO | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 01:07

shutterstock_342230078
Periscope cuenta en la actualidad con más usuarios, pero Facebook Live ha anunciado nueve mejoras esta semana y acorta diferencias en cuanto a tiempo de uso. / Shutterstock

Twitter golpeó primero con el lanzamiento de Periscope hace justo ahora un año, pero Facebook ha puesto toda la carne en el asador para no quedarse atrás y en las últimas semanas ha anunciado considerables mejoras de Facebook Live, producto que ya puede utilizar cualquier usuario de la red social en cualquier parte del mundo y que esta semana estrena hasta nueve funcionalidades para plantarle cara –muy seriamente- a su rival.

Las dos compañías quieren convertirse en las reinas del vídeo en streaming, pero… ¿por qué? Ambas han identificado el vídeo en directo como prioritario a nivel estratégico: la clave para retener a los usuarios y aumentar el tiempo que pasan online pasa por ofrecerles un producto de calidad con el que puedan realizar emisiones en tiempo real.

Según datos de Facebook, los usuarios que ven vídeos en directo interactúan con la publicación 10 veces más que quienes ven cualquier otro vídeo. Teniendo en cuenta que los vídeos subidos a la plataforma generan ya de por sí cuatro veces más interacciones que las actualizaciones compuestas sólo por texto, estaríamos hablando de que una transmisión en directo generaría 40 veces más “me gustas” y más comentarios que un post tradicional.

Esta es la razón principal por la que las dos plataformas apuestan por el vídeo en directo: la posibilidad de atraer a más usuarios y de retenerlos más tiempo consumiendo este tipo de contenidos generados por otros usuarios. Si aumenta el tiempo medio de estancia de un individuo en la red social, también aumentarán los ingresos que la compañía pueda obtener por publicidad.

Todo ello en un contexto, además, en el que Facebook obtiene ya el 75% de sus ingresos a través del teléfono móvil. En el caso de Twitter el porcentaje es algo menor, pero también pesan más sus aplicaciones móviles que la versión de escritorio a la hora de obtener rendimientos económicos. Y tanto Periscope como Facebook Live hacen del móvil su principal herramienta, aunque también puedan usarse vía web.

A esto hay que añadir la buena aceptación por parte de los usuarios, que se han lanzado en masa a transmitir contenidos “en cualquier momento y desde cualquier lugar” apoyándose en la popularización de las redes móviles de alta velocidad (el 4G está disponible ya en más de la mitad del territorio nacional) y lo harían todavía más si las operadoras redujeran el precio de los planes de datos necesarios para conectarse a Internet. Disfrutar de 5 GB (cantidad que puede emplear un usuario que realice unas 10 emisiones a lo largo del mes) supone un desembolso medio cercano a los 25 euros mensuales.

Con todo esto, las dos principales redes sociales libran una interesante batalla por atraer al usuario y conseguir que “emita” a través de su plataforma. Para ganarse su fidelidad, prácticamente cada semana lanzan novedades que hagan más atractivo el uso del vídeo en directo a través de ellas.

Periscope, por ejemplo, acaba de anunciar que en las próximas semanas incorporará la posibilidad de dibujar sobre los vídeos durante la emisión. Esto permitirá a la persona que transmite realizar subrayados o marcar de alguna manera una parte del vídeo para llamar la atención de los espectadores sobre esa zona.

Es el primer cambio que llega a Periscope, pero la compañía ha anunciado que hará más para mejorar su producto en los próximos meses. Mientras tanto, Facebook trata de recuperar el terreno perdido. Aunque anunció Live el pasado verano, sólo podían utilizarlo las personas con cuentas verificadas y residentes en Estados Unidos.

Ha tardado casi un año en abrir el uso de la plataforma de vídeo en streaming a todos los usuarios, pero Facebook cuenta con una fuerza bruta mucho mayor que Periscope: 1.590 millones de miembros, a los que sólo debe convencer de que, si quieren emitir en directo, lo mejor es que lo hagan a través de su red social de confianza.

Para lograrlo, ha empleado además todos sus recursos. Durante los últimos meses Facebook ha dedicado a buena parte de sus desarrolladores a la mejora del producto de vídeo. El fruto de su trabajo está viéndose ahora: en la última semana la compañía ha anunciado nada menos que nueve mejoras que estarán disponibles para todos los usuarios en los próximos días.

A partir de ahora, cualquier usuario podrá hacer directos dentro de los grupos y de los eventos de Facebook. Además, se podrá dar a “me gusta” y a cualquiera del resto de botones de reacción durante la emisión de los vídeos.

También se incorporan los comentarios a la emisión y se añaden cinco filtros que los usuarios podrán utilizar mientras usan Live. Además, podrán enviar invitaciones a sus amigos para que sepan cuándo se va a realizar una emisión y también se ha estrenado un buscador para encontrar contenidos. Pero quizá lo más llamativo es el nuevo mapa en Directo de Facebook, disponible sólo para la versión web de la red social, que muestra en qué lugares del mundo los usuarios están transmitiendo vídeo en directo a través de Facebook en un determinado momento.

A pesar de que Periscope le tomó la delantera, Facebook parece en mejor forma como compañía para ganar la partida del vídeo en directo. Posee una mayor base de usuarios y, en la actualidad, puede destinar más recursos al desarrollo del producto. ¿Convivirán en el futuro los dos sistemas o sólo quedará uno, como pasó hace 30 años al librarse la batalla del vídeo en el hogar? En aquel entonces, Beta fue batido por VHS.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend