La ausencia de padres, clave del éxito de Snapchat

shutterstock_427370260
Snapchat tiene 125 millones de usuarios activos al mes. / Foto: Shutterstock

Aunque los mensajes que se envían a través de Snapchat sean efímeros, el éxito de la aplicación no lo es. No hay red social móvil que en la actualidad pueda hacerle sombra ni igualar su crecimiento, sobre todo entre los usuarios más jóvenes.

Publicidad

La aplicación, que permite enviar mensajes, imágenes y vídeos que se borran segundos después de haber sido leídos, tanto del teléfono del destinatario como de los servidores de la compañía, ya cuenta con unos 125 millones de usuarios activos al mes. Esta cifra la sitúa por encima de Twitter, que posee unos 111 millones de usuarios activos mensuales y 310 millones de miembros inscritos en la plataforma. No se tienen datos oficiales de cuántas personas se han registrado en Snapchat, pero posiblemente la aplicación supere la cantidad de personas que han abierto cuenta en la red de microblogging.

Además de rebasar a Twitter en cuanto a usuarios y en impactos, Snapchat acaba de levantar una nueva ronda de financiación en la que ha captado 1.809 millones de dólares de inversores como General Atlantic y Sequoia Capital. De momento, le salen las cuentas. Aunque la aplicación no ha desvelado oficialmente su valor, se estima que éste puede rondar los 20.000 millones de dólares, muy por encima del precio que se pone en la actualidad a la red de microblogging, que ronda los 10.000 millones de dólares.

Sin embargo, a pesar del boom que está protagonizando, Snapchat todavía no es muy popular entre determinados grupos de internautas, sobre todo los de mayor edad. Esto tiene su explicación: son los jóvenes y adolescentes los que se han lanzado principalmente a “snapchattear” (como se denomina coloquialmente al uso de la aplicación) precisamente por eso, porque la aplicación aún no se ha llenado de adultos.

El hecho de que la aplicación no sea demasiado intuitiva y que la forma de utilizarla no siga un patrón similar al de otras redes sociales hace que muchos usuarios de mayor edad “se pierdan” a la hora de utilizarla. Que no estén los padres en ella es señalado como el motivo principal para estar en Snapchat por más de la mitad de sus usuarios.

El 90% de los miembros de Snapchat tiene entre 13 y 34 años. Entre los internautas de esa franja de edad, el 72% señala que es su aplicación favorita, por delante Facebook o Instagram. De hecho, según Global Web Index, el 45% de los usuarios menores de 24 años asegura que se aburre en Facebook, red social que en 2014 era utilizada por el 80% de los jóvenes, mientras que este porcentaje ha caído en 2016 hasta el 68%.

Además, los usuarios de Snapchat son mucho más activos que los de otras aplicaciones sociales. Por ejemplo, cada día visualizan más de 10 billones de vídeos y, de media, envían una veintena de mensajes a través de la aplicación. El hecho de que éstos desaparezcan en un breve espacio de tiempo les anima a ser más creativos y más prolíficos.

Muchos periodistas, personajes conocidos e “influencers” han caído rendidos al uso de Snapchat, que también comienza a ser utilizado por algunos medios de comunicación como canal para hacer llegar sus informaciones al público más joven. En este sentido, la app posee un espacio especial, que lleva por nombre 'Discover', en el que se incluyen contenidos de compañías como The Wall Street Journal, MTV o Cosmopolitan, entre otras. Los editores de estos medios con los que Snapchat tiene acuerdos –de momento, únicamente en Estados Unidos- utilizan sus espacios en la aplicación como un canal para contar historias de manera novedosa, centrándose en lo instantáneo y lo efímero.

De momento 'Discover' es la única aplicación de Snapchat que aporta ingresos a la compañía, que encuentra en la búsqueda de la rentabilidad su principal escollo. La app todavía no gana dinero, y eso que lo ha intentando apostando por diversos modelos de negocio con todo tipo de iniciativas: desde una tienda de filtros hasta una selección de historias de pago de actualización diaria. A Snapchat le cuesta encontrar anunciantes, pero si sigue creciendo tanto en uso como en interés, éstos acabarán llegando a la plataforma si se les ofrecen los formatos adecuados. De momento, la obtención de ingresos no parece preocupar a sus accionistas, aunque a medio plazo este puede ser el principal problema al que tenga que hacer frente la compañía.