MANUEL MORENO | Publicado: - Actualizado: 7/1/2017 01:07

shutterstock_408578668
Facebook comenzará a sacar partido a sus gafas de realidad virtual en menos de cinco años. / Shutterstock

En Facebook están obsesionados con los contenidos en vídeo. Tanto, que la red social se ha propuesto ser el máximo competidor de YouTube y potencia que los usuarios suban sus creaciones directamente a la plataforma, prometiéndoles mayor velocidad de carga y la posibilidad de que se reproduzcan automáticamente en los timelines de sus contactos. Como fruto de su apuesta por este tipo de contenidos, Facebook ha lanzado también Live, su propia aplicación para transmitir vídeos en directo, que compite directamente con Periscope, de Twitter.

Pero … ¿por qué a Facebook le interesa el vídeo? Porque estos formatos son los que más interacciones generan (más “me gusta”, más comentarios y más compartidos) y, por lo tanto, hacen que los usuarios pasen más tiempo en la plataforma. Si aumenta la permanencia, aumentan los ingresos por publicidad, cuyos formatos pueden ser comercializados a un precio mayor.

Esto supone que Facebook se esté llenando de vídeos y todavía lo hará más en el futuro. Según ha reconocido esta semana la vicepresidenta de Facebook para la zona de EMEA (Europa, Oriente Medio y África), Nicola Mendelsohn, “en cinco años la red social podría estar compuesta únicamente por vídeos”. Las declaraciones de la directiva, realizadas durante el encuentro internacional de las mujeres más poderosas del mundo que se ha celebrado en Londres esta semana, han sorprendido a muchos usuarios.

Según Mendelsohn, en la compañía perciben que, año tras año, los internautas cada vez publican menos actualizaciones de estado compuestas únicamente por texto. Por el contrario, se suben más fotografías y, sobre todo, más vídeos, gracias a la popularización de todo tipo de gadgets que permiten crear y subir vídeos a Internet fácilmente, como los smartphones, las tabletas o las cámaras Go Pro. La directiva señala que, para 2021, serán mayoría los contenidos en vídeo en Facebook. Sin embargo, a pesar de sus palabras, lo más seguro es que también haya espacio para los textos escritos. Al fin y al cabo, éstos se pueden pensar con más calma, se pueden editar y permiten expresar otras emociones distintas a las que se pueden transmitir con los vídeos y, sobre todo, con la inmediatez de las transmisiones en vídeo en directo.

Cuesta pensar que Facebook se convertirá únicamente en una plataforma de vídeos puesto que, a no ser que se les ofreciera un valor añadido, los usuarios podrían decantarse ya por pasar más tiempo en sitios establecidos como YouTube o Vimeo. Además, el vídeo es un formato idóneo para contar historias complejas, pero requiere demasiado esfuerzo al usuario si lo único que se quiere comunicar, por ejemplo, es un estado de ánimo. En estos casos, el vídeo no compensa.

Pero aunque no sea una plataforma únicamente concebida para vídeo, lo que parece claro es que Facebook se convertirá en un lugar que albergará todo tipo de formatos de imágenes en movimiento. En los próximos años crecerá exponencialmente el uso de archivos GIF, de pequeños clips que se reproducen en loop, como los de Vine y también de las imágenes en 360 grados, que ya pueden disfrutarse en la red social desde hace unos días. Éstas darán paso a otra de las tendencias que veremos en el futuro más inmediato en la red social de Mark Zuckerberg: la realidad virtual. Facebook compró en 2014 Oculus, una firma que desarrolla gafas de realidad virtual similares a las Galaxy Gear de Samsung. La compañía, que pagó 2.000 millones de dólares por ella, aún no ha empezado a sacarle partido a las ‘Rift’ (nombre que reciben sus gafas) pero todo parece indicar que comenzará a hacerlo en breve y que pondrá a disposición de los usuarios nuevas formas de consumir y compartir contenidos enriquecidos.

Y junto a todo ello, en cinco años también resultará cotidiano el uso de bots en la plataforma, que permitirán automatizar procesos de atención al cliente y ofrecer respuestas personalizadas a los usuarios a través de, por ejemplo, Facebook Messenger. Esta aplicación también experimentará una importante renovación que acaba de comenzar con un rediseño pensado para mostrarla como una app independiente a la red social. Hay quien asegura que en un futuro cercano llegue a “fusionarse” con WhatsApp, su principal rival y también propiedad de Facebook, pero parece lógico pensar que Zuckerberg aprovechará las funcionalidades propias de cada producto –y sus miles de millones de usuarios- para mantener dos comunidades de internautas con entidad propia.

Hacer predicciones a cinco años en un universo tan cambiante como es el del Social Media es complicado y no puede resumirse en un ejercicio tan simple como el realizado por Mendelsohn, pero lo que parece claro es que, aunque no sea el único elemento del que se componga Facebook, el vídeo será un ingrediente predominante en la red social, donde también se darán la mano inteligencia artificial, realidad virtual y…  más de dos mil millones de usuarios, cifra que podría alcanzarse incluso antes de 2018.

Artículos Relacionados

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend