Netanyahu atribuye al EI el ataque con un camión que ha matado a 4 militares en Jerusalén

Euronews (Youtube)

Cuatro aspirantes a oficiales del Ejército israelí, tres mujeres y un hombre, han muerto a primera hora de esta tarde en Jerusalén cuando un camión de reparto conducido por un palestino israelí embistió contra un grupo de militares que acababan de descender de un autobús. El chófer del vehículo, que según el primer ministro Benjamín Netanyahu es simpatizante del Estado Islámico, fue abatido por miembros de las fuerzas de seguridad. Como consecuencia del atropello también resultaron heridos otros 15 militares. Una cadete se encuentra en estado muy grave, cuatro de sus compañeros presentan heridas de carácter grave, mientras que las de los otros diez fueron diagnosticadas como leves.

Testigos presenciales del atropello de los militares ayer en Jerusalén indicaron que el conductor del vehículo, que en ningún momento intentó darse a la fuga, llegó a recular con su vehículo para rematar a los heridos que habían quedado tendidos en el suelo, aunque fue abatido a tiros antes de que lo consiguiese.

Publicidad

Roni Alsheich, jefe nacional de policía, señaló que este ataque está inspirado en el perpetrado el pasado 19 de diciembre en Berlín, cuando un camión conducido por un hombre de nacionalidad tunecina arremetió contra la multitud que visitaba un mercado navideño en el céntrico barrio de Charlottenburg, matando a 12 personas. A su vez, esta acción terrorista siguió el guión utilizado, el 14 de julio de 2016, fiesta nacional francesa.

Este atropello es tan sólo uno de los múltiples ataques que el Estado Islámico ha llevado a cabo en los últimos días en Oriente Próximo y en Irak. Ayer mismo, militantes del Estado Islámico, de confesión sunní, llevaron a cabo dos ataques contra sendos mercados ubicados en zonas de mayoría chií de Bagdad, donde el domingo, al ser un país musulmán, no es festivo. En el primer caso, un coche bomba estalló causando 13 muertos y multitud de heridos. Horas más tarde, un suicida hizo detonar su chaleco explosivo en medio de la multitud, provocando siete muertos y decenas de heridos.

El ataque llega cuatro días después de que un tribunal militar israelí, en un fallo sin precedentes en la historia del país, condenara por asesinato el pasado miércoles, 4 de enero, al sargento Elor Azadia, de 20 años. En marzo de 2016, el suboficial remató de un tiro en la cabeza a un palestino --Abdelfatá el Sharif, 21 años-- que había resultado herido al atacar a un soldado israelí, que presentaba lesiones leves. Ese mismo día, Netanyahu manifestó que era partidario de indultar a Azaria, cuya sentencia se conocerá esta semana entrante y podría ser de un máximo de 20 años.