La justicia francesa inculpa a Fillon y sentencia a la derecha en las presidenciales

0
Euronews (YouTube)

La inculpación de François Fillon, líder de la derecha francesa y claro favorito para las elecciones presidenciales de abril y mayo, que ha sido formalmente inculpado de presunta malversación de fondos públicos, convierte al candidato en un zombie de la política y las elecciones presidenciales en una carrera suicida para la derecha francesa. También reduce la carrera hacia el palacio del Elíseo a un mano a mano entre dos candidatos: el liberal Emmanuel Macron, exministro de Economía con François Hollande y líder del movimiento ¡En Marcha!, y Marine Le Pen, jefe de filas del ultraderechista Frente Nacional y también acuciada por la justicia por presunta malversación.

A pesar de que aún quedan 40 días hasta el domingo 23 de abril, cuando está convocada la primera vuelta de los comicios presidenciales, el plazo para cerrar candidaturas es de tan sólo 72 horas. La segunda vuelta será el 7 de mayo. Esto significa que no queda tiempo para elegir a otro candidato y reunir los avales necesarios. Aunque Alain Juppé parece el mejor situado, con Nicolas Sarkozy en una distante segunda posición, los analistas consideran que el plazo es insuficiente.

Publicidad

En estas circunstancias el partido Los Republicanos, heredero del Rassemblement du Peuple Français (RPF) fundado en 1947 por el general Charles De Gaulle, se ve obligado a competir en unas elecciones especialmente reñidas con un candidato condenado de antemano. Aunque se había comprometido a apartarse de la carrera presidencial si era imputado, Fillon luego se desdijo de su palabra y, al final, acabará concurriendo habiendo sido acusado formalmente por la Fiscalía. Se da la circunstancia de que Juppé también fue condenado por cargos similares en 2004 y que Sarkozy se haya incurso en varios casos judiciales por corrupción.

Las cosas tampoco pintan mucho mejor para Benoît Hamon, que arrancó con mucha fuerza tras derrotar en las primarias del Partido Socialista a Manuel Valls --que abandonó su puesto de primer ministro para pugnar por la Presidencia--, pero su empuje parece haberse diluido en pocas semanas, dejando la vía expedita al outsider Macron.

La imputación de Fillon, que ya se da por hecho que será eliminado en la primera vuelta, llega después de que el semanario satírico Le Canard Enchaîné desvelase que Penelope Fillon, de soltera Penelope Kathryn Clarke, esposa del candidato del partido Los Republicanos, había cobrado 800.000 euros brutos entre 1986 y 2003 por haber trabajado, supuestamente, como asistente parlamentaria de su marido, aunque nunca se la vio por la Asamblea Nacional. Fillon también habría contratado a dos de sus hijos para el mismo cargo que su madre, a pesar de que no disponían de la cualificación profesional requerida. Entre ambos percibieron 80.000 euros brutos.

Le Canard Enchaîné (canard quiere decir periódico en argot) es un semanario satírico y auténtico azote de la clase política francesa, cuyas vergüenzas destapa con cierta regularidad. El periódico tiene a gala estar disponible tan sólo en papel, sin ningún tipo de edición digital.

Leave A Reply

Your email address will not be published.