PALESTINA 70 AÑOS DESPUÉS DE LA PARTICIÓN / Una juventud sin futuro

Hassan: ver mundo y regresar… tal vez

0
hassan-hijo-imti-joub-palestina
Hassan, hijo de Imti Joub, 20 años, estudiante de Informática. Su sueño es probar cómo es vivir fuera de Palestina.

NABLUS (CISJORDANIA).-- Imti Joub conoce bien el temor de ver a un hijo cruzar diariamente un puesto de control israelí. Es profesora en una escuela infantil de Nablus, la ciudad donde vive con su familia. Tres de sus hijas, que tienen entre 21 y 24 años, han estudiado en distintas universidades cercanas a su casa, pero su hijo mayor empezó a estudiar informática hace dos años en la Universidad de Birzeit, a unos cincuenta kilómetros de su ciudad. “Tengo mucho miedo de que le pase algo en un checkpoint (puesto de control israelí)”, cuenta entre lágrimas mientras muestra en su teléfono móvil el vídeo de un joven abatido por las fuerzas de seguridad de Israel. Podría tratarse de Amir Jamal, Rami Muhammad, Maram Saleh o cualquiera de la larga lista de jóvenes asesinados en puestos de control israelís que la organización B’Tselem documentó durante 2016. “Tenía su edad y no iba armado. Cualquier día podrían matar a mi hijo”, se lamenta Imti.

Su hijo se llama Hassan y acaba de cumplir 20 años. En su cuello luce un collar del Che Guevara, a quien admira desde adolescente. Él, como muchos otros jóvenes, siente que su deber es vivir cerca de su familia, no rendirse ante las dificultades del conflicto. Su padre lo escucha hablar, con resignación, de las tierras que Israel confiscó a su familia, una historia que ha memorizado a base de repetírsela una y otra vez a los visitantes. Rayan, su hermana, intenta disimular con el pelo la humedad que se forma en sus ojos al observar la valla * que ahora les impide acceder a lo que una vez fue su patio de juegos. Su madre lo mira con amarga dulzura, inclina la cabeza y, con una caricia en la frente, le recuerda: “Esta es tu tierra, habibi”.

Publicidad

Hassan lo sabe, así que busca la manera de cumplir sus deseos sin traicionar sus raíces: “Amo Palestina y quiero vivir aquí, pero me gustaría saber qué es empezar una nueva vida por mi cuenta. No será para siempre, sé que mi sitio está aquí, pero tal vez podría estudiar un año en Alemania y luego volver”. No es el único. Según datos recientes del PCBS, más del 60% de los jóvenes que viven en Cisjordania se plantean migrar temporalmente, y casi la mitad de ellos afirma que la razón principal son las difíciles condiciones de vida en el propio país.

* El muro de más de 700 kilómetros de longitud que Israel está levantando en Cisjordania, aduciendo razones de seguridad, y con el que ha arrebatado casi el 10% del territorio palestino.

Leave A Reply

Your email address will not be published.