ENTREVISTA

Miguel Urbán: “Cuando haya vacuna, los hombres de negro vendrán a cobrar la factura”

  • Eurodiputado y militante de Anticapitalistas

0

La pandemia de la covid-19 y la crisis económica y social derivada de ella genera un enfoque especial en la Unión Europea y en la respuesta que den a la misma las instituciones comunitarias. Estos días, además, se han filtrado algunas noticias que hablan de un futuro endurecimiento de la política migratoria de la UE, poniendo en valor la senda seguida en los últimos años por países como Grecia, Polonia o Hungría. Mientras, la vicepresidenta económica del Gobierno, Nadia Calviño, suena como futura presidenta del Eurogrupo, una decisión que se conocerá inminentemente. De todo ello, y también en clave de política interna, habla el eurodiputado anticapitalista Miguel Urbán (Madrid, 1980).

- La UE trabaja en un pacto que refuerce las fronteras y prioriza la exclusión de personas migrantes, informaba el lunes El País.

- De momento, lo que tenemos son filtraciones interesadas y rumores, al Parlamento no ha llegado ninguna propuesta firme. Hemos tenido en varias ocasiones a la comisaria Johansson para interpelarla, yo lo he hecho en dos ocasiones, y se ha negado a dar verosimilitud a estos rumores. Todo indica, por las conversaciones informales que se dan en el marco del Parlamento, que vamos a una institucionalización de la excepcionalidad en políticas migratorias que estábamos viendo. Eso es institucionalizar la xenofobia dentro de las políticas de la UE, las políticas que han defendido Hungría y Polonia, los principales gobiernos de la extrema derecha. Al final, habría ganado Orban.

- ¿En qué se basan estas políticas que podrían, como dice, institucionalizarse?

"La fosa común se traslada del Mediterráneo al Sahel"

- Se va a institucionalizar la externalización de fronteras en terceros países según el modelo australiano. Es decir, también se externaliza la gestión de los centros de internamiento, algo que había pedido Salvini como ministro del Interior italiano y ahora hace Malta. En medio de la pandemia, Malta llega a un acuerdo con Libia para externalizar la gestión de las personas que llegan a Malta en centros de internamiento, pagados con dinero europeo, situados en Libia. A día de hoy, hay centros de internamiento en Libia considerados por altos representantes de la ONU como campos de concentración, lugares de tortura... Eso es lo que se institucionalizaría ahora mismo. El modelo australiano es este modelo justamente. En el caso de Australia lo gestionan dictaduras de Papúa Nueva Guinea con dinero australiano que va a parar a multinacionales que gestionan esos centros, como Ferrovial. Esto ha sido denunciado por la ONU y el propio estado australiano ha sido condenado.

Otro elemento es la institucionalización de la ayuda al desarrollo con la condicionalidad del control migratorio. Algo que ya se hacía, pero ahora se institucionaliza. Por ejemplo, un país como Níger, el país más pobre de África, vive de la ayuda al desarrollo, recibe unos 1.000 millones de euros y es por donde pasan el 80% de los migrantes que después cogen una patera para llegar a Europa. Esa ayuda al desarrollo estará condicionada a que haga de estado tapón para Europa. Ahora mismo la UE controla los accesos al desierto nigerino, los puntos de agua... La fosa común se traslada del Mediterráneo al Sahel.

Otra cuestión que se institucionaliza es que, en periodos especiales y de especial tensión e importancia, un estado miembro puede paralizar de forma temporal el Derecho Internacional y el Comunitario. Esto es institucionalizar lo que el Gobierno griego hizo en marzo en sus fronteras, que suspendió durante un mes el derecho de asilo. También se institucionaliza el crecimiento exponencial del peso de Frontex como una agencia propia con capacidad de intervención con un presupuesto cada vez más desorbitado. En sus 12 primeros años de vida, Frontex aumentó un 5.000% su presupuesto. Esto demuestra la importancia política del rol que cada vez va jugando Frontex de control de fronteras y nunca como una agencia pública de rescate.

Por otro lado, se va a simplificar la definición de países seguros, otra vez la institucionalización de lo que ya se hacía. Por ejemplo, se considera que Afganistán es un país seguro; se llega a acuerdos con Libia, diciendo en cierta medida que Libia, donde están en guerra y no hay Estado, es un país seguro. Se favorece, también, la devolución en caliente. Se traslada la petición de asilo y refugio a frontera para facilitar los trámites y permitiendo expulsar antes a los demandantes. Ya se está haciendo en Grecia, con la EASO, la agencia europea del refugio, se dificulta la petición y el acceso a un derecho fundamental considerado por los 27 estados miembros. Una cosa más, va a haber una revisión del Acuerdo de Dublin, pero uno de los aspectos más lesivos, el que la persona solo pueda solicitar asilo o refugio por el país de entrada, no se va a revisar. Parece ser que el caramelo que se quiere vender como una mejora es intentar crear un tipo de protocolo contra la criminalización de las ONG. Eso sería lo único.

- Un Gobierno progresista como el español, ¿puede aceptar eso?

- No debería aceptarlo. Sobre todo, debería demostrar que hay capacidad de presionar por la izquierda a la hora de defender los derechos humanos y que no se condicione toda la política migratoria solo por parte de la extrema derecha. Un gobierno que se diga defensor de los derechos humanos, ya sea el portugués, español o italiano, no podría aceptar esto que es institucionalizar la xenofobia.

Es vergonzoso que el Parlamento Europeo haya aprobado una declaración sobre el Black Lives Matter y las movilizaciones en Estados Unidos y vote a favor de esta reforma. Qué malo es Trump, pero en Europa miramos hacia otro lado. Eso es hipocresía, la hipocresía que adorna las moquetas de Bruselas y la mayoría de los parlamentos nacionales. Sobre migraciones y derechos humanos hay una hipocresía deleznable. Los derechos humanos son incompatibles con este pacto migratorio.

- Cambiando de tema. Hay un mantra que dice que la UE está más implicada para la salida de esta crisis generada por el coronavirus.

"Esta crisis ha vuelto a desnudar a la UE, un proyecto a favor de la élite"

- Tenemos una memoria muy corta. La UE ha tenido una respuesta ante esta crisis insolidaria, pero yo creo que ha demostrado su verdadera cara. Esta crisis ha vuelto a desnudar a la UE, un proyecto a favor de la élite, de construir una Europa de millonarios a costa de millones de pobres. Una Europa que no tenía capacidad de producir mascarillas o respiradores, que ha hecho un sálvese quien pueda, y un mes y medio después, como el rey emérito, sale la presidenta de la Comisión pidiendo disculpas.

Verdaderamente no se eliminó la condicionalidad del MEDE, que para que todo el mundo lo sepa, el MEDE son memorándums y hombres de negro. Se habla de transferencias directas, veremos cuánto de ello hay al final. Se había puesto sobre la mesa que como mínimo hacía falta 1'5 billones de euros para afrontar el primer año de la reconstrucción y al final son 750.000 y veremos lo que sale del Consejo al final y cuánto sin condicionalidad. ¡Y hay que decir que Alemania ya se ha gastado 2 billones de euros en rescatar a sus empresas!

Estamos viendo las mismas medidas que en el 2008 como respuesta a la crisis, entonces fueron bancos y ahora otras muchas empresas rescatadas con dinero público. Se dice que no se va dar dinero público a empresas que utilicen paraísos fiscales y no es verdad, el IBEX 35 tiene 852 filiales en paraísos fiscales y están acogiéndose a los ERTE. No es cuestión de este Gobierno, tampoco lo cumple Francia, Polonia o Dinamarca. Se vuelve a ver una vez más la cara de esta UE a favor de las élites. Todo está mitigado por la emergencia social y sanitaria. Cuando haya vacuna, los hombres de negro vendrán a cobrar la factura. Si el Ingreso Mínimo Vital ha costado 3.500 o 4.000 millones de euros. Las 23 fortunas más importantes de este país ya han ganado 20.000 millones en los tres meses de pandemia.

- Calviño se postula a presidenta del Eurogrupo. Algunos dicen que una española en ese cargo puede ser beneficioso para España...

"A Calviño no la va a poner Sánchez, la va a poner Merkel"

- Qué cuestión tan provinciana hay en España con los debates europeos. Mejor un español, ¿por qué? Mejor un alemán de izquierdas que una española de derechas. Es tan absurdo. El problema no es si es española o alemana, es qué políticas va a hacer. Recordemos el Eurogrupo en 2014 y 2015, el chantaje a Grecia y el golpe financiero, entonces estaba el holandés Jeroen Dijsselbloem al frente. ¿Calviño haría una política distinta a él? Calviño va a defender la ortodoxia neoliberal del ordoliberalismo europeo. Calviño es una mujer de negro, de la troika, en el Consejo de Ministros de España. No tiene que dejar el Gobierno para ser presidenta del Eurogrupo, lo único que hará es aumentar su poder. Además, a Calviño no la va a poner Sánchez, la va a poner Merkel.

¿Qué intereses va a defender? La gente cree que está defendiendo intereses de país, son intereses de clase. Calviño sabe qué intereses de clase ha de defender. No entiendo que ciertos sectores progresistas digan que tener a una española ahí nos pueda ayudar.

- Pero, desde distintos sectores, se ha insistido mucho en que ha habido un cambio con respecto a la anterior crisis. ¿Para nada comparte esa percepción?

"Cuando terminen los ERTE, ¿no van a despedir?"

- En absoluto. En 2008 hasta se habló de reformar el capitalismo, un capitalismo con rostro humano. Recordemos a Sarkozy, Blair, a dirigentes de populares y socialistas, del extremo centro, rasgándose las vestiduras contra los bancos y dos años después se intervenían países con los hombres de negro para salvar a la gran banca. La semana pasada, la Agencia Tributaria decía que la gran banca española del 2008 al 2018 había pagado de impuestos cero euros, y tenía más de 25.000 millones de beneficio.

Ahora van a rescatar a Air France y a Lufthansa. En Alemania gobierna la gran coalición, también los socialistas que tienen el Ministerio de Economía. 25.000 despidos, Lufthansa. La condicionalidad de no despedir a las empresas que reciben ayuda pública no existe. Cuando terminen los ERTE, ¿no van a despedir? ¿Qué creemos que va a pasar? Creo que estamos viendo la propaganda cotidiana de cada vez que hay una crisis por parte de la UE y las mismas políticas. Cada vez que hay una crisis se habla de la "nueva Europa". Es como la "nueva normalidad", se parece demasiado a la "vieja normalidad".

La gente ve una cantidad ingente de dinero: 750.000 millones de euros. Según el señor De Guindos, que no es el alma del comunismo, se necesitaban 1,5 billones, el doble. Alemania se ha gastado el doble de lo que se va a poner en el resto de Europa solo para sus empresas. Por cierto, del gasto actual, el Gobierno español solo ha computado el 4%. Para que veamos de lo que estamos hablando. Quiero aclarar que los ERTE van por la ayuda de 100.000 millones de ayuda al empleo que aprobó la Comisión. Pero quiero decir que va a ser muy complicado afrontar un cambio de modelo productivo. Si la UE no ha sido capaz de afrontar esta pandemia, para afrontar un reto mayor como la emergencia climática, ¿qué va a hacer? La mayoría de políticas tomadas hasta el momento son parches hasta que se encuentre una vacuna, cuando se encuentra una vacuna, los hombres de negro volverán. Pero no se han ido, de hecho, sigue Calviño en el Consejo de Ministros.

- Ha mencionado al Black Lives Matter. Hemos visto esta semana un caso similar en Francia al de George Floyd. Han habido grandes manifestaciones en distintos países de Europa. ¿Qué valoración hace de esta oleada de movilizaciones?

"La movilización antirracista de Madrid de hace dos semanas fue impresionante"

- No es nuevo. Además, en Francia hay mucha más historia que en nuestro país de movilizaciones antirracistas. Aún así, la movilización antirracista de Madrid de hace dos semanas fue impresionante, con un grado de movilización muy importante donde la juventud racializada tenía mucho protagonismo. Creo que está muy bien condenar el racismo institucional norteamericano, pero es hipócrita institucionalizarlo en la UE. El pacto de migraciones del que hablábamos rezuma racismo institucional y va a ser apoyado, presumiblemente, por la mayoría de grupos políticos y países que están condenando lo de Estados Unidos.

Es normal, en Europa, condenar violaciones de derechos humanos fuera y permitirlas dentro. Es tan sintomático que la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo no aborda las violaciones en Europa, no puede abordarlas porque en Europa no se violan los derechos humanos. Es muy llamativa esta hipocresía.

En Francia, han habido estallidos sociales antirracistas grandes. Vemos racismo institucional y asesinatos por parte de nuestra policía, ¿qué es Tarajal? Hay que hacer una revisión completa, estos movimientos, que no son nuevos, tienen que tener un protagonismo necesario para un proceso de emancipación global donde estamos teniendo que enfrentarnos a una ola reaccionaria global. Que se recupere el brío de la creación de SOS Racismo en Francia, podemos mirar al pasado para aprender de lo que se hizo bien y de los errores.

- ¿En qué dos temas aprobaría al Gobierno de coalición y en qué dos le suspendería?

"El Ingreso Mínimo Vital es insuficiente pero abre un debate necesario"

- Aprobaría al Gobierno en propaganda. Ha demostrado una gran capacidad comunicativa durante la crisis que no era sencilla. Propaganda o comunicación, como se quiera ver. Han emergido figuras como Fernando Simón o Salvador Illa. Es cierto que es difícil valorar al Gobierno fuera de la crisis de la pandemia. Creo que otro de los elementos que destacaría es el Ingreso Mínimo Vital. Es verdad que es insuficiente pero abre un debate necesario.

Me gusta más "necesita mejorar" que suspender. Creo que para afrontar la crisis social y económica va a necesitar mejorar en muchas cosas y dar un giro importante en política económica y social. Desde luego, creo que, como padre, se necesita mejorar cómo se ha tratado a la infancia en esta crisis, la infancia ha estado desprotegida. Los perros podían salir a la calle y los niños no. No somos conscientes de lo que ha sufrido la infancia, han sido perjudicados por una adultocracia que no ha tenido en cuenta sus derechos en ningún momento. Ha pasado, prácticamente, en todos los países, salvo en algunos donde el confinamiento permitía ciertos elementos que se podrían haber explorado aquí.

Tiene que ver más con las comunidades autónomas a lo que me voy a referir ahora. ¿El Gobierno ha suspendido en sanidad? No, pero diez años de recortes del PSOE y el PP han hecho que nuestro sistema sanitario no pudiera tener los recursos para estar a la altura de la pandemia. Diez años de privatizaciones en residencias de ancianos han hecho que hayamos vivido un genocidio a los mayores en nuestro país. Es una gran tristeza.

El Gobierno ha pecado de imprudencia a la hora de tomar las medidas que, a mi juicio, se deberían haber tomado. En un momento excepcional, había que haber tomado decisiones excepcionales. Se tendría que haber nacionalizado el conjunto de la sanidad privada, haber hablado de nacionalizaciones de ciertos sectores de la economía para habernos enfrentado la crisis. Ahora se debería corregir y se debería hablar de nacionalización de esos sectores, es una vergüenza que haya ancianos a la privada y ancianos que no han podido ir a la pública. Eso es una verdadera vergüenza, es culpa de las comunidades autónomas, pero también del Gobierno cuando toma el control de la sanidad debería haber puesto todos los recursos del Estado para defender a su ciudadanía.

"El PSOE está encontrando un nuevo amor con Ciudadanos"

Eso se tiene que hacer ahora. Estamos viendo Nissan y Alcoa. Hay que hablar de nacionalización de ciertos sectores para hablar de un cambio de modelo productivo sin pérdidas de puestos de trabajo. Estamos viendo que se están dando miles de millones para comprar automóviles, cuando todo ese dinero, en vez de invertir en el consumo, es decir, darle dinero gratis a las multinacionales, se debería invertir en un cambio de modelo productivo y rescatar a trabajadores de Nissan y Alcoa dándoles una alternativa laboral y reconvirtiendo sectores. ¿De verdad creemos que incentivando la compra se puede hablar de un cambio de modelo productivo que responda a la emergencia actual? Es imposible, ahí hay un suspenso claro, volvemos a incidir sobre lo mismo: turismo de masas, ladrillo... Se necesita mejorar, esas posiciones más valientes se pueden tomar ahora. Y el peso hay que ponerlo sobre el PSOE, Unidas Podemos es el socio minoritario, pero podrían presionar más. El PSOE está encontrando un nuevo amor con Ciudadanos.

- Antes del confinamiento, de las últimas noticias políticas que conocíamos fue la ruptura de Anticapitalistas con Podemos. ¿En qué está Anticapitalistas ahora y a dónde va?

"Un grupo con iniciativa política puede marcar el debate público"

- Nos pilló la pandemia, teníamos una conferencia política para reorientar el nuevo periodo y no la hemos podido realizar todavía. Cuando tengamos tiempo para debatir, pues no es una cuestión de voto telemático, maduraremos una propuesta política. A pesar de las dificultades, hemos tenido una iniciativa política importante durante estos meses.

Hemos sacado la campaña #QuePaguenLosRicos, su propio título indica cuál es nuestro objetivo: o pagan las grandes fortunas o pagaremos las clases populares. Eso implica la necesidad de una Tasa Covid, hemos sido los primeros en pedirla a nivel del Estado y la hemos lanzado a nivel europeo. Seguimos recogiendo apoyos en diferentes países. Desde Adelante Andalucía hemos llevado la propuesta al Parlamento Andaluz. En el Ayuntamiento de Cádiz, este viernes se debatirá una propuesta para que el Ayuntamiento pida al Gobierno la Tasa Covid y que esta revierta en los ayuntamientos. Además, se pedirá que no se pueda contratar a empresas públicas, por parte de los ayuntamientos, que usen paraísos fiscales para evadir los impuestos. Ahora todo el mundo habla de una Tasa Covid, hasta Pedro Sánchez para decir que no la va a aplicar.

Hemos abierto una campaña a raíz de lo de Alcoa y Nissan por la nacionalización de las fábricas. No planteamos nacionalizar Nissan, sino las fábricas, que esas empresas que han recibido ayudas millonarias devuelvan las ayudas y se pueda plantear una reconversión del modelo productivo. Anticapitalistas Aragón está señalando a las empresas aragonesas que se lo están llevando crudo en esta crisis... Hemos puesto cosas encima de la mesa y hemos interactuado con otros agentes sociales para poder llevar a cabo estas propuestas. Al final, se demuestra cómo un grupo de izquierdas que no es el mayoritario pero puede marcar el debate. Esta es una de las lecciones del momento político en el que nos encontramos. Un grupo con iniciativa política puede marcar el debate público. Modestamente, lo estamos haciendo.


loading...

Leave A Reply

Your email address will not be published.