Posible pero improbable

1
Alberto Contador, el pasado domingo, durante la Challlenge de Mallorca. / Monserrat Díez (Efe)

En la mañana del 6 de Febrero de 2012, el TAS ha fallado en contra del ciclista madrileño del Saxo Bank. El fallo, de dos años de inhabilitación por dopaje y la retirada de todos los títulos conseguidos durante este tiempo han sido, a mi juicio, un castigo demasiado severo para los pocos argumentos que han salido a la luz. Mas teniendo en cuenta que, a día de hoy, no se ha podido probar nada con total claridad.

Todo comenzó el 21 de Julio de 2010, cuando en un control de dopaje rutinario a Contador se le tomaron muestras de orina para enviarlas a analizar. Prácticamente un mes mas tarde y con su tercer Tour ya conquistado, llegaba la impactante noticia de que se le había detectado clembuterol en la orina. En septiembre el contraanálisis confirmaba el positivo.

Tras un sinfín de cruces de declaraciones y reuniones para demostrar su inocencia, Contador rechazó una propuesta de sanción de la RFEC en una rueda de prensa en Mallorca en la que se le proponía una sanción de un año de inhabilitación y su consecuente descalificación del Tour. No aceptó.

Mientras Contador iniciaba sus pertinentes reclamaciones, decide seguir compitiendo y en muchos casos ganando las carreras: Vuelta a Murcia (2011), Volta a Catalunya (2011), 8 victorias de etapa y finalmente el Giro (2011). La UCI, por su parte, también inició los tramites para recurrir al TAS, esta vez pidiendo la pena de dos años de suspensión, desposesión de todos los títulos conseguidos durante este tiempo y una multa equivalente a sus ingresos netos de un año.

Finalmente, y tras mas de 17 meses de espera, en la mañana del 6 de Febrero y después de muchos aplazamientos en las vistas, el TAS ha tomado la decisión de dar un castigo ejemplar a Alberto Contador que, a mi juicio, es demasiado severo: 2 años de inhabilitación, desposesión de todos los títulos y además no podrá competir hasta el 5 de Agosto. No olvidemos que el dopping de Contador es posible pero ha sido improbable después de muchos exámenes.

Evidentemente todos estamos expuestos a que un juicio tenga un resultado que nos disguste o no se ajuste a lo sucedido y nadie dice que no haya que respetarlo. De no ser así,  la convivencia entre los individuos de una comunidad sería un caos. Ahora bien, la resolución del caso Contador genera dudas, además de ser demasiado severa para las pruebas que se han presentado y los hechos que se han demostrado. Esto sentará un precedente muy peligroso cara al futuro en el deporte y todo lo referente al dopaje. ¿Cual es el límite ahora que se ha dado este caso?

Me sorprende que inversamente a lo que se busca en el ideal de Justicia, que es la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario, se ha condenado a una persona por no poder probar dicha inocencia (cuando en teoría se le presupone). Es algo que no para de dar vueltas en mi cabeza.

Contador no volverá a competir hasta el 5 de Agosto. Se perderá Giro, Tour y JJ.OO. Se le despojará de su triunfo en el Tour 2010 -que pasará a manos de Andy Schleck-, de su triunfo en el Giro 2011 - que pasara a manos de Scarponi- y de todos los méritos que haya obtenido en este periodo. La sanción económica que podría ascender aproximadamente a 2.500.000 de euros de momento quedará en el aire a expensas de solucionarse.

Contador, uno de nuestros grandes deportistas, se encuentra destrozado e indignado por la noticia. Aunque estoy seguro que, con el apoyo que le está mostrando su equipo, familiares y amigos volverá a ser el mejor.

1 Comment
  1. alfonso says

    no aceptan que el deporte español es el mejor del mundo y el que da mas ejemplo de responsabilidad,lucha y fuerza

Leave A Reply

Your email address will not be published.