CUARTOPODER | Publicado: - Actualizado: 16/5/2017 01:26

Sato Díaz *

Fotograma del documental 'Yes, we fuck' en el que aparece Oriol, diagnosticado de paralisis cerebral.
Fotograma del documental ‘Yes, we fuck’ en el que aparece Oriol, diagnosticado de paralisis cerebral.

Un rompedor documental, Yes, we fuck! (“¡Sí, follamos!”, en inglés), se estrenará esta tarde de sábado, a las 17:30 horas en el Museo Reina Sofía de Madrid. La película, de una hora de duración, trata abierta y explícitamente sobre las sexualidades en personas con diversidad funcional: cómo las viven, a qué impedimentos sociales y culturales se enfrentan para desarrollarlas y qué alternativas están surgiendo desde diferentes colectivos y movimientos sociales para normalizar esta situación. Esta interesante iniciativa, dirigida por Antonio Centeno, activista del Movimiento de Vida Independiente, y por Raúl de la Morena ha sido financiada mediante una campaña de crowdfunding con los apoyos económicos de numerosos mecenas a título individual.

“La sexualidad no es algo abierto todavía, desde pequeños a todas las personas nos instauran el concepto de reproducción y no el de placer, en la línea de la moral cristiana”, relata a cuartopoder.es Raúl de la Morena. Por ello, el codirector del documental considera que este audiovisual “habla de las sexualidades en general, de todo el mundo, no sólo de personas con diversidad funcional, pues todos hemos tenido la presión de que lo correcto es hacer el amor, y no follar”. Sin embargo en Yes, we fuck! se cuentan seis historias centradas en las vivencias de diferentes personas con diversidad funcional en relación con sus sexualidades y con la manera de relacionarse con los demás. “A estas personas, además, se les ve incapacitadas para el sexo, se les ve desde una posición infantil o como enfermos, como si hubiera que cuidarles constantemente y no pudieran o debieran tener sexo”, profundiza De la Morena.

En el documental se muestran, poniendo en el lugar de los protagonistas al propio espectador, las historias de un taller de postporno realizado por el colectivo Post Op con personas con diversidad funcional; las vivencias de Oriol, diagnosticado con parálisis cerebral, quien requiere los servicios de una trabajadora sexual; la experiencia de Merche, una mujer invidente que participa en un taller de “eyaculación de coños” celebrado en Madrid; el debate entre un grupo de jóvenes con diversidad intelectual en el que hablan de sus experiencias con el sexo, contraponiéndolas a las visiones que tienen sus padres sobre la sexualidad de sus hijos; y la relación entre Sole y Teo, asistente sexual, por la cual la primera, que tiene una artrogriposis múltiple congénita desde nacimiento que le impide el movimiento voluntario de una gran parte de su cuerpo, puede tocarse y practicar la masturbación por primera vez.

Sole y Teo, asistente sexual que le facilita la posibilidad de practicar sexo.
Sole y Teo, asistente sexual que le facilita la posibilidad de practicar sexo.

Seis historias reales que no dejarán indiferente al espectador. Seis historias en las cuales sus protagonistas superan las trabas y restricciones sociales y culturales para ser dueñas de su propio cuerpo y sexualidad. “En la película mostramos que hay alternativa al cómo debes actuar en esta sociedad para ser una persona válida, en el documental se habla del “capacitismo”, es decir, de que si eres capaz de hacer algunas cosas concretas eres catalogado socialmente como mejor y si te sales de los márgenes de lo que la sociedad establece como que está bien, se te empieza a cuestionar”, añade Raúl de la Morena. “Esto se puede extrapolar a cualquier aspecto de la vida, como la inmigración o la lucha de clases, cuando sales de los márgenes que se consideran correctos, llega el problema, ese es el trasfondo político del asunto”, prosigue el cineasta.

Por ello, De la Morena reivindica para las personas con diversidad funcional algunas reformas políticas para que se lleven a cabo, como la legalización de la asistencia sexual. “La asistencia sexual es una figura que está abierta, a debate sobre las funciones que debe tomar, pero para nosotros es alguien que debe servir de apoyo para las personas con diversidad funcional que no pueden hacer una serie de cosas”, describe el codirector del filme. “Si no te puedes masturbar, esta persona te ayuda a masturbarte o te masturba, si hay una pareja o trío o lo que sea, les ayuda a nivel de posiciones para que la pareja o el grupo puedan mantener las relaciones que estimen oportunas”, continúa.

Otras medidas políticas que reclama De la Morena son “colegios inclusivos, estos cuerpos se ven raros porque desde pequeños hay segregación, no están en los espacios comunes de la gente y este es un factor muy importante”. “Que no se cuestione tu propio ser, que no haya barreras arquitectónicas, tenemos que cuestionarnos muchas cosas que de base ya están mal hechas”, añade. En lo relativo al sexo, solicita que “los prostíbulos sean accesibles, que se legalice la prostitución, la asistencia sexual… En definitiva, que todo el mundo podamos tener un mejor sexo y convivencia con el que tenemos al lado”.

Esta tarde se estrenará esta película, un momento muy esperado por la gente que ha participado en el proyecto, directa o mediante la financiación. “Proyectaremos Yes, we fuck! y haremos una presentación los directores, después habrá un coloquio entre los protagonistas del documental y el público”, comenta De la Morena, quien se muestra feliz porque ya están reservadas todas las localidades para el evento. “Teníamos compromisos con los mecenas que han hecho posible el proyecto”, dice.

‘Yes, we fuck!’ (YouTube)
(*) Sato Díaz es periodista.

Artículos Relacionados

  • Ramón

    Esa película es una declaración política patriarcal disfrazado de una empatía malentendida. La prostitución se renombra feminismo o ‘asistencia’. Se subestima el poder social y sexual de los actores. Cual manera de tratar un tema tan importante! Una desgracia del neoliberalismo.

- Publicidad -
icono cuartopoder  Lo más reciente
 
- Publicidad -
- Publicidad -

- Publicidad -
Volver Arriba

Send this to a friend